La evolución de la insensatez (primera parte)
Héctor Mendoza

La pluma ecléctica

94 opiniones • veces leído

La pandemia provocada por el SARS-CoV-2, nos ha exhibido como sociedad, no sólo a la nuestra, a todas las sociedades del mundo.

Imagen: Henry Wong.

Lectura: ( Palabras)

La pandemia provocada por el SARS-CoV-2, nos ha exhibido como sociedad, no sólo a la nuestra, a todas las sociedades del mundo. Cada sociedad en lo particular ha reaccionado de manera diferente, pero hablemos de México.

Allá por febrero del 2020 iniciamos el tema de la pandemia con el rumor de que el SARS-CoV-2 se desarrolló y liberó intencionadamente en un laboratorio en Wuhan (China), como una estrategia para suprimir las libertades civiles y establecer un nuevo orden mundial.

En abril del año pasado en diferentes partes de la República algunas personas amenazaron con quemar hospitales si recibían pacientes COVID. De hecho, al menos en Sabinas Hidalgo, Nuevo León, sí hubo un intento real de quemar un hospital.

No podemos omitir en este listado los hechos relacionados con médicos y personal de enfermerías quienes fueron atacados en la vía pública, a algunos los golpearon, a otros más incluso les aventaron ácido.

evolucion insensatez
Imagen: OHCHR.

Otro de los rumores que aparecieron por mayo del año pasado, fue que al ser internado en los hospitales, les robaban a los pacientes el líquido de las rodillas, mismo para el cual había un mercado negro en donde valía sumas exorbitantes. Debo confesar que al principio creí que era una broma, pero tal parece que sí había gente preocupada porque fuera real.

También allá por mayo del año pasado, la gente internaba a sus familiares muy enfermos y al morir, gritaban y despotricaban en contra del personal médico, el rumor que corrió como reguero de pólvora, fue que en los hospitales estaban matando a la gente.

En Sinaloa, tras un mes de Ley seca, cuando la medida se levantó, la gente se volcó a comprar bebidas alcohólicas, pasamos de los ataques al personal sanitario, a considerar como casi héroes a los repartidores de cerveza, la gente incluso y a riesgo de su propia salud, estaba presta para ayudar a descargar los camiones con tan valioso producto.

Ya para junio cambiaron y se sofisticaron los rumores, ahora se decía que las antenas de 5G trasmitían una señal que debilitaba el sistema inmune. Según el rumor, esto era para que más rápido las personas se enfermaran, pues había un acuerdo entre las naciones para bajar súbitamente el número de la población.

evolucion insensatez
Imagen: Cuartoscuro.

Luego se rumoró que la Marina esparciría un desinfectante para frenar los contagios, rumor que se transformó después en otro que sugería que México, junto con el resto de países del mundo, habían acordado esparcir por aire el virus, nuevamente, con la intención de que muriera mucha gente para bajar el índice poblacional.

Otro rumor absurdo, que corrió por las redes sociales, fue que “estaba científicamente comprobado” que los termómetros infrarrojos quemaban las neuronas del cerebro. Igual pasó con los oxímetros, en este caso el rumor fue que en realidad, los médicos escaneaban tu huella digital y así te dejaban en la ruina, pues robaban tu dinero.

Todos estos rumores me hicieron preguntarme por qué sucedían, qué característica de nuestra sociedad hacia que este tipo de afirmaciones sin sentido se esparcieran rápidamente. Teniendo eso en mente y queriendo encontrar alguna respuesta, me topé con la Encuesta sobre la Percepción Pública de la Ciencia y la Tecnología, elaborada desde hace años (al menos desde el 2009) por el INEGI, y precisamente ahí encontré la respuesta.

Por razones de espacio, será hasta la siguiente entrega en la que comente qué fue lo que encontré.


También te puede interesar: Justicia “pronta y expedita”.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 voto
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha