¿Qué representa la cifra 166,731?
José Elías Sahab

De todo y de nada

94 opiniones • veces leído

166,731 historias de muerte, de desolación, de tristeza y de dolor, hacen de ese número, uno muy grande.

blank

Lectura: ( Palabras)

#166731

Este número, que ahora funge como título de mi artículo de esta semana, si lo vemos así, solo y sin explicación, no deja de ser sólo eso, un número. ¿Es mucho, es poco o qué representa? Es muy difícil de saber si sólo lo vemos así, aislado.

166,731 pesos pueden ser una cantidad muy significativa para una familia promedio mexicana, una cifra inalcanzable para la población más pobre de nuestro país, un mes de salario para un alto ejecutivo o hasta una propina para algún ricachón que se hospedó algunos días en un hotel de super lujo. Al final, ese número, en términos monetarios, es relativo y percibido de forma diametralmente opuesta por alguien que tiene poco o mucho dinero.

166,731 personas pueden ser muchas o pocas, otra vez, dependiendo en qué contexto los pongas. Una ciudad de 166,731 personas puede considerase un pueblo grande o una ciudad pequeña. Con 166,731 personas llenas el Estadio Azteca y te sobran personas, pero no podrías llenarlo una segunda vez porque te quedarían lugares vacíos. En la CDMX, 166,731 personas apenas rebasan el número de habitantes de la alcaldía menos poblada, Milpa Alta; cada una de las demás alcaldías tienen, por sí solas, muchos más pobladores.

Todos los días amanecemos con un número para todo, desde el horario, la fecha, el tipo de cambio, el IPC, el precio de la tortilla y ahora, a partir del 2020, los muertos por Covid. Lo triste es que ya también, a ese número, lo vemos con la misma frialdad y, aunque suene paradójico, naturalidad. 166,731 son los muertos de Covid que hay en México hasta el día de hoy, por lo menos oficiales.

166,731 historias de muerte, de desolación, de tristeza y de dolor, hacen de ese número, uno muy grande.

Cada una de estas 166,731 personas eran hijos, padres, hermanos, amigos o colegas. Había parejas amorosas, trabajadores incansables, cantantes, artistas y padres responsables. Había abuelos respetados, madres cariñosas y hermanos entrañables. Para alguien, eso representaba la persona que murió.

Los que mueren, hayan sido buenas o malas personas, siempre dejan deudos, gente triste, personas que los amaban y que los llorarán. Si bien 166,731 personas muertas son muchas, créanme, el número de personas heridas es muchísimo mayor. Familias enteras se han quebrado por una sola muerte.

No podemos decir que en México vamos bien cuando hay cientos de miles de deudos, por cientos de miles de muertos. No vamos bien. Para seguir hablando de números, no puedo entender que vayamos bien si somos el país número 10 en población y somos el 3 en defunciones. Ni India o China, con más de mil millones de personas cada uno, tienen tantas defunciones como nosotros. Así de fácil, esos numeritos nos dicen que no vamos bien.

Me encantan los números porque son objetivos (mientras no se manipulen). Estos son difíciles de politizar; y hoy, exigir al gobierno que ponga todas sus baterías para controlar esta pandemia, no es politiquería, es una obligación de cada mexicano. No podemos permitir que se siga llevando una política de “salud” como la que estamos viendo, en la que los gobernantes nos dicen que “vamos bien” mientras que los números muestran otra cosa.

En el programa de vacunación que viene para Covid, veremos si el gobierno mejora. Hoy ya empezó mal. No estamos viendo ningún resultado y cada día que pase sin ver claridad sobre el programa, este número –166,731– se irá incrementando.

¿Dónde están las vacunas? ¿Por qué no se están aplicando? ¿Por qué reservan información sobre la adquisición de las mismas, en vez de transparentar el proceso? ¿Por qué usar a siervos de la nación para aplicarlas, cuando los programas de vacunación en México siempre habían sido ejemplo para otros países? ¿Por qué no hay resultados? Ya ha habido 166,731 víctimas, ¿cuántas más tendrán que haber para que se haga algo? Es momento de despertar y de exigir.

Los números son los que dicen la verdad, no los discursos.


También te puede interesar: Mis reflexiones del año 2020 (Segunda parte).

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
4.5 2 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
3 Comentarios
Más viejo
Nuevo Más Votado
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Edgar vallado

Excelente artículo felicidades por el tema lleno de dolor y tocado con delicadeza y respeto a nuestros muertos

Jorge FC

muy duro lo que esta pasando en México pero debemos de saber que cada pueblo tiene el gobierno que se merece,,,,,,,,, esperamos que el 2021 la población y todos nosotros salgamos a expresar nuestra inconformidad y desilusión……… México ocupaba los primeros lugares en vacunación y control de enfermedades y el IMSS era un ejemplo a nivel mundial ahora somos el primer lugar pero en muertes por COVID
que pena

Lo que opinan nuestros lectores a la fecha