Adiós Presidente. No lo vamos a extrañar
José Elías Sahab

De todo y de nada

94 opiniones • veces leído

Usted ha gobernado a través de sus declaraciones, no ha habido logros gubernamentales importantes, pura verborrea.

blank

Lectura: ( Palabras)

 #AdiosPresidente

“Querido Presidente:

Ha sido usted un mentiroso durante todo su mandato. No ha pensado más que en usted mismo y no tiene la capacidad de escuchar a los demás. Cada vez que ha tenido oportunidad de hablar en público (cosa que le encanta) se encarga de denostar a políticos adversarios, a medios de comunicación e incluso a otros países, para ponerse en posición de víctima y denunciar que hay una campaña en su contra.

Usted, señor Presidente, vive en otra realidad. En esa del soberbio, del que cree siempre tener la razón y en donde no hay posibilidad de diálogo. Es un populista que ha degradado la imagen de nuestra nación en todo el planeta.

La polarización en nuestro país nunca había alcanzado los niveles que hoy vemos. El encono y el rencor se han alimentado todo este tiempo por sus discursos que no construyen nada, sólo destruyen e inquietan a propios y extraños.

Usted ha gobernado a través de sus declaraciones, no ha habido logros gubernamentales importantes, pura verborrea. No dejará ningún legado, pasará a la historia como el peor Presidente.

Siempre alega que la democracia sólo ha beneficiado a una minoría poderosa y abusiva. Critica a un sistema que, aunque paradójico, le ha dado todo lo que tiene.

Usted llegó y se hizo del poder público por capricho. Aprovechó que la sociedad creía que no se podría estar peor; harta del establishment que había prevalecido durante tantas décadas. ¡Qué equivocados estábamos! Con sus cosas buenas y malas, por lo menos ese establishment había construido en este país tantas cosas que usted quiso destruir en tan poco tiempo.

Un grupo minoritario se ha cegado con lo que usted dice y su discurso los ha vuelto fanáticos. A tal grado que tomaron las calles y el Congreso. Sus gritos de odio provienen del engaño mayúsculo del que han sido víctimas. Porque usted, señor Presidente, no tiene escrúpulos. Puede mentirle al de enfrente, en su cara y sin el menor pudor, y decir lo que quiera; porque usted, por el simple hecho de ser Presidente, cree que tiene el derecho de hacer lo que le venga en gana. No entiende que este país luchó por crear instituciones que precisamente le crearan contrapesos a su figura y que eso se hizo con el fin de que ningún Presidente volviera siquiera a contemplar cualquier conducta autoritaria y represiva, como usted seguro visualizó.

Sobre el coronavirus, ¿qué le digo? La torpeza con la que se atacó la pandemia es sólo proporcional al número de contagiados y de muertos que hay en nuestro país. ¡Un desastre colosal! Esperemos que con el plan de vacunación se remedie.

La democracia es la columna vertebral en este país y el que usted hable de fraude en las elecciones, una y otra vez, deja claro que usted no cree en ella. Lo bueno es que el voto cuenta y es en el sufragio efectivo donde se empodera al ciudadano. Es el ciudadano quien manda y quien define a sus gobernantes. No se le olvide que usted llegó ahí por nosotros. Los mismos que lo pusimos en el cargo somos ahora su verdugo.

¿Pensaba de verdad que gobernando así iba usted a prevalecer? La gente quiere estar bien, y con usted no ha sido el caso. Se vive en tensión todo el tiempo pensando:

– “¿Con qué nueva ocurrencia nos saldrá ahora el Presidente?”

y ya nos quedó claro que, precisamente en esas ocurrencias es donde quería que el pueblo descansara y se distrajera. Quería que no nos diéramos cuenta que realmente no sabía ser Presidente y que el puesto le quedó enorme; ¿pero sabe qué, señor Presidente? Nos menospreció. Nos dimos cuenta de su engaño, nos dimos cuenta que en su gobierno no mejoramos, sólo nos enfrentamos. No somos más productivos, ni más ricos, ni más libres. No vivimos mejor y por eso se va.

Adiós, Presidente Trump, tenga la seguridad de que no lo vamos a extrañar.”

Así me imagino una carta que cualquier ciudadano norteamericano le puede estar escribiendo a Donald Trump ahora que deja el cargo.

¿Ustedes, qué se imaginan?

Buen inicio de año y mis mejores deseos para el 2021.


También te puede interesar: Mis reflexiones del año 2020 (Segunda parte).

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Luis Garzón Sánchez

Guarda una copia para el venturoso día en que AMLO se vaya.
Tu artículo se aplica casi en su totalidad al PEJE.

Luis Garzón Sánchez

Tu artículo podrá aplicarse, casi totalmente, al PEJE, en el
venturoso día en que entregue la presidencia (ojalá no nos
dé una desagradable sorpresa).
Con ligero cambio de nombre, podrás volverlo a aplicar,
ahorrándote el trabajo de repetirlo.

Paulina Trueba

Al ser un ciudadano mexicano, resulta imposible no pensar en López al leer este artículo. El mandatario de México y Trump son tan similares, casi como dos gotas de agua. Solo espero que en estas próximas elecciones 2021 recapaciten sus seguidores y recapacitemos todos sobre lo importante que es apoyar al país y a sus instituciones, y más aún si el presidente en turno pretende dañarlas o desaparecerlas. Ojalá y tomen conciencia, porque para salir adelante y prosperar o salimos todos o no sale ninguno, que no se nos olvide que México somos todos!

Jerry

Que buen articulo Pepe !

Me gusto la palabra establishment, como anillo al dedo. A ver q dice la Beba Galvan y Mauricio Rodea…

Manuel Menchaca Diaz del Guante

QUE LE QUEDA “COMO ANILLO AL DEDO” A YA SABES QUIEN.

Héctor Guajardo

Estimadísimo Pepe, como siempre un gusto saludarte, muchas gracias por tus envíos, quiero que sepas que los colecciono.

en este caso, empecé a leer y la verdad creí que se trataba de otro Presidente que conozco bien, pero luego me di cuenta de que se trataba de otro sujeto en el extranjero.

lo curioso del asunto, es que aplica para muchos presidentes casi para la mayoría. solo falta cambiar el nombre.

es increíble que todo el mundo, salvo raras excepciones, se encuentren administrados por el ego y no por su entrega al bienestar de una nación, yo creo que la culpa es del sistema…esta marchito e inoperante. pero sigue siendo buen negocio para los de dentro y desde luego no quieren cambiar las cosas.

deberíamos despedir (como en las empresas) a aquellos que solo hacen daño y no mejoran las cosas. creo que el sistema debe permitir quitar ineptos tan pronto sean detectados ¿no te parece? sería una maravilla que las cosas funcionaran bien.

Ricardo

La misma carta que la mayoría de los Mexicanos le escribiremos a López Obrador en las elecciones de 2021 y cuando deje el cargo.
López Obrador y Morena: Una desgracia y una vergüenza para México

Lo que opinan nuestros lectores a la fecha