La Luna Llena en Sagitario y el Eclipse Lunar (26 de mayo)
Sammy Waldman Kaler

Panorama astrológico

94 opiniones • veces leído

La Luna Llena habla de dejar ir. Entender cómo soltar, pues es la única forma de recibir lo nuevo. Identificar qué me traen los nuevos, una vez que me deshago de los viejos.

Imagen: Shutterstock.
Imagen: Shutterstock.

Lectura: ( Palabras)

Atentos todos. ¡Una maravillosa, emocional y enigmática Luna Llena recibimos hoy, para renunciar a los viejos apegos y viejas creencias, y entregar! ¡Una Luna conocida como Luna Roja o Luna de Sangre!

A las 6:14 am de este 26 de mayo hora CDMX y Lima, y durante un proceso de menos de tres horas, presenciamos un Eclipse Lunar que parte de la Luna Llena en Sagitario y que conectará plenamente con nuestras emociones y creencias arraigadas. Una profunda energía, recogiendo la siembra de la pasada Luna Nueva del 15 de diciembre de 2020. Este fenómeno Lunar se encontró posicionado a los 05º 26’ de Sagitario, en la acostumbrada oposición con el Sol, a los mismos 05º 26’ desde el Signo de Géminis. Esta posición se complementa con la T Cuadrada con Júpiter, a 01º 11’ de Piscis, que avanzará en este signo hasta el 19 de junio, para luego retrogradar hasta los a 22º 19’ de Acuario. Por último, en conjunción con el Eje Nodal en tránsito, a los 11º y 09’ del eje Géminis/Sagitario.

Aparte de ello, los otros planetas complementan la danza. Mercurio (a 24º 15’ de Géminis), en conjunción a Venus (a 21º 20’ de Géminis), y ambos en cuadratura con Neptuno (a 22º 57’ de Piscis). Marte (a 20º 07’ de Cáncer), en oposición a Plutón (a 26º 37’ de Capricornio), y Saturno (a 13º 31’ de Acuario), que estará retrogradando entre el 23 de mayo y 10 de octubre, en cuadratura con Urano (a 12º 08’ de Tauro), los protagonistas de la serie. Mucho que conversar.

El Eclipse trae la sensación de miedo cuando se va la luz. Quedamos expuestos. Es la ocasión de conectar consigo mismo, encontrando la propia luz interior. Tiempo de introspección profunda para preguntarnos: ¿quién soy yo?, ¿qué siento? o ¿qué necesito? Mucha energía mutable se respira en el ambiente (planetas en Géminis, Sagitario y Piscis). Todo está cambiando, y debemos ser capaces de cambiar todo lo innecesario en nuestra vida, para un nuevo comienzo, iluminando nuestro Ser. Saturno en cuadratura con Urano nos muestra en escena a los principios de autoridad con abuso del poder y control, expuesto en el escenario del pueblo. Aflora la verdad de nuestro sentido de existencia, creencias, lo que deseamos como justo o equitativo, y cómo nos cambia la vida, afectando nuestras emociones, las cuales se reúnen con los movimientos de masas con visiones místicas y llamados de síntesis hacia la conciencia de la nueva humanidad.

Esta manifestación energética afecta en nuestra Carta Natal, al identificar si tenemos posiciones con planetas y cúspides de casas de signos mutables (Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis) entre los 0 a 10 grados. Debemos revisar claramente dónde se encuentran estas posiciones, para identificar así cuál es nuestro trabajo interior.

Soltar. Hay que dejar pasar. Dejar ir. Iluminar la polaridad que nos genera división. Ya lo estamos sintiendo. Revisar nuestras conexiones con el pasado, nuestros ancestros, hacer un proceso de síntesis y soltar las viejas creencias. Se abre el portal para identificar a nuestra sombra y poder iluminar los apegos y traumas para soltar este equipaje. Verlo a conciencia al iluminar nuestro inconsciente. Saldrán muchas emociones de familia, en desbordante ansiedad. Podríamos pensar en escapar de este momento, o negarlo. Da igual. Se dará igual la conexión con las memorias internas. Saturno, en cuadratura a Urano, los protagonistas del año nos ofrecen la oportunidad de revisar y construir una estructura nueva. El Sol, en conjunción con el Nodo Norte, nos conecta con el sentido de existir desde este aquí y ahora. Todos los sentimientos atascados pueden aflorar, aun aquellos a los que considerábamos no podíamos ver o no teníamos acceso. Venus, en conjunción a Mercurio, buscan entender lo que valoro de mí. Es momento de entender mi proceso de evolución, entregando viejas creencias y tomar la herramienta del amor para llenar mi vasija de luz y bendiciones. Estos dos, en Géminis y en cuadratura con Júpiter en Piscis, le suman la posibilidad de tener fe al proceso de entendimiento.

Entender cómo soltar, pues es la única forma de recibir lo nuevo. Identificar qué me traen los nuevos, una vez que me deshago de los viejos. La Luna Llena habla de dejar ir. Para ello sugiero algún ritual como la revisión de mis memorias internas, anotarlas, perdonar, soltar y entregar al fuego sanador de Sagitario. Escribir y quemar para transmutar. Muere un Ser y nace un Nuevo Ser, con el cierre final del ciclo, que, con el próximo eclipse del 10 de junio, y una semana después, nos dará tiempo suficiente para hacer nuestro trabajo de sanación. Debemos confiar en nuestra magia. Aparecerán muchos sueños e imágenes. Recuerda que esta realidad es un juego mental. Acude a las terapias holísticas, y busca el consejo de Guías y Maestros desde niveles más elevados, y evolucionados. Atiende tu voz interior. Deja sanar a tu niño interior. Todo estará bien.

¿Cómo se manifiestan y nos afectan estos aspectos particularmente en tu Carta Natal? ¿En qué Casa Astrológica se manifiestan estos acontecimientos de hoy? ¿Los has revisado? Recuerda que el universo funciona a la perfección en su propia dinámica, y no nos necesita para su existencia. Somos nosotros los que verdaderamente necesitamos entender nuestra composición, y cómo nuestro reloj astrológico encaja en esta maravillosa maquinaria cósmica de entendimiento.

Nos vemos el próximo 10 de junio de 2021, con la próxima Luna Nueva en Géminis.

Es un placer servir. Con enorme cariño.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de

Deja un comentario

Lo que opinan nuestros lectores a la fecha