Alegría del futbol para mitigar tensión pandémica
Manfredo Martínez

Sociedades del Siglo XXI

94 opiniones • veces leído

Es importante que el futbol se reactive gradualmente por ser una fuente sustancial de ingresos para importantes núcleos y segmentos poblacionales.

Imagen: BBC.
Imagen: BBC.

Lectura: ( Palabras)

En distintas partes del planeta se han reiniciado competiciones futbolísticas con la continuación de distintas ligas domésticas, después del “parón” forzado por la pandemia de la COVID-19. México se une a la danza deportiva con la denominada “Copa por México”, con cuatro clubes –Tigres, Cruz Azul, América y Chivas del Guadalajara– que buscan a media semana llegar a la gran final que se disputará el domingo 19 de julio.

En un principio, es importante destacar que tanto las actividades religiosas intramuros y recintos religiosos se han realizado a través de circuitos de plataformas digitales, además del arte y las diversas manifestaciones culturales fueron observadas a través de millones de pantallas electrónicas-cibernéticas interconectadas. Estas prácticas han mitigado durante este 2020, el sufrimiento humano producto de la “furiosa tormenta” a la que sea visto expuesta la humanidad debido al coronavirus que ha sembrado zozobra, confusión e incertidumbre a escala global.

En segundo lugar, el hecho de que se retomen las actividades deportivas progresivamente en los distintos escenarios –aunque sin público y claramente con estrictas medidas de bioseguridad– es un indicativo de que el deporte del futbol funciona como una especie de analgésico que canaliza las sensaciones que inquietan a muchedumbres que ven en él un sano entretenimiento para afrontar agobiantes rutinas socio-laborales.

pandemia futbol
Ilustración: Nick Iluzada.

Ya lo patentizó el extinto escritor español José Luis Sampedro, al afirmar que “el culto hispánico religioso ha cedido paso a una nueva fe, en la que los sacerdotes emergen desde una cavidad subterránea y ofician con el pie”. En ese sentido, pienso que la sana distracción proporcionada por el futbol ha servido y puede ayudar a “desconfinar” viejas rivalidades tanto entre personas como entre países, así como todas aquellas nocivas prácticas de segregación y racismo (de ahí que en este tercer milenio haya recurrencia en los estadios de promoción y fomento antirracismo, etcétera).

Es loable ver que a través del movimiento e impulso de un balón y las distintas destrezas y habilidades demostradas en las canchas por futbolistas, ávidos por producir emociones, se puede regenerar de una u otra forma el entusiasmo de un pueblo –aficionado a este deporte– como el mexicano, que lastimosa y tristemente se ha visto en este en este mes de julio entre las naciones más afectadas por esta contingencia sanitaria, que ha “desnudado” sin lugar a dudas, la fragilidad y vulnerabilidad de nuestra raza humana.

Ya lo había reconocido en el reciente mayo Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el escenario del cónclave internacional de la salud al aceptar que “a pesar de todo el poder económico, militar y tecnológico de las naciones, hemos sido humillados por este pequeño microbio. Si #COVID19 nos está enseñando algo, es humildad”.

futbol pandemia
Ilustración: Ben Jennings.

Por otra parte, es importante que la labor deportiva futbolística se reactive gradualmente porque es una fuente sustancial de micro y macro ingresos para importantes núcleos y segmentos poblacionales en donde se practica este deporte (ya sea desde la mercadotecnia deportiva, hasta los trabajadores del sector informal que se ven “bendecidos” en tiempos de gestas futbolísticas).

En definitiva, pienso que el relajamiento producido por el futbol es una necesidad en nuestro momento histórico, en un mundo devastado por la soledad y ansiedades, pero que con base en la esperanza de un porvenir brillante, se mantiene y mantendrá en pie, a pesar de los nubarrones que han ensombrecido el horizonte.

Posdata: Para dimensionar el impacto socioeconómico del llamado “deporte rey”, de acuerdo al artículo “El futbol: una industria que mueve”, publicado en junio 2017 en el portal Identidad 21, América Latina representaba en ese entonces el 6% del mercado de eventos deportivos a nivel mundial, equivalentes a 4.5 billones USD, “de los cuales 4 billones USD se encuentran conectados con el futbol”.  


También te puede interesar: La violencia no entiende de cuarentenas.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
1 Comentario
Más viejo
Nuevo Más Votado
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Consuelo Torrez

Excelente comentario. Una manera diplomática de olvidar un poco la realidad, que nos acecha.

Lo que opinan nuestros lectores a la fecha