Cierre de año
Jutta Battenberg

Espiritualidad Sin Fronteras

94 opiniones • veces leído

Las distintas tradiciones humanas, si bien no coinciden necesariamente en la fecha del Año Nuevo, todas han implementado una serie de costumbres…

Imagen: Clarín.
Imagen: Clarín.

Lectura: ( Palabras)

La existencia es movimiento, un fluir constante que además presenta un cierto ritmo que es identificable tanto en el macrocosmos como en el microcosmos. Así cada 24 horas se cumple un ciclo de luz/obscuridad que llamamos día, cada 28 días la Luna le da la vuelta a la Tierra, cada 365 crepúsculos la Tierra circula alrededor del Sol. En el microcosmos esto también sucede aun cuando sea más complicado medirlo por la velocidad y la complejidad del comportamiento de los átomos.

Entre estos dos universos se encuentra la vida cotidiana de todas las especies que mantienen también períodos que rigen su subsistencia. Aunque en algunos casos estos tiempos son menos exactos, o están expuestos a variables que modifican el flujo ideal, siempre permiten predecir el comportamiento y esto es lo que facilita la interrelación con ellas, muchas de las veces empleadas para la supervivencia humana como el ciclo agrícola o la reproducción animal.

Esta posibilidad de predecir dada la regularidad de la existencia contrarresta la angustia existencial que produce la incertidumbre de la vida misma, expuesta siempre a imprevistos, algunos no vistos con anticipación y otros imposibles de calcular.

adios 2021 y bienvenido año 2022
Imagen: Vecteezy.

De todos los ciclos relacionados con los astros, los seres humanos le damos especial importancia al relacionado con la vuelta al Sol, de manera individual al festejar los cumpleaños y comunitariamente con la celebración del Año Nuevo.

Desde la antigüedad la humanidad reconoció la periodicidad que hay entre la relación de la Tierra con el Sol y en ella descubrió un comportamiento climático que le permitió asegurar la subsistencia alimentaria. Cada año era una nueva oportunidad abierta a la fortuna, si el clima era propicio y las cosechas fecundas, o desventurada si el comportamiento meteorológico de la región era desfavorable o aparecían plagas que afectaban las siegas.

Siguiendo esta relación agrícola, la vida de los seres humanos quedó impregnada de este ciclo, el cual se entiende como una nueva oportunidad para enfrentar la vida, llena de posibilidades y retos; que se mira con esperanza e ilusión y a veces con cierta incertidumbre y temor.

nuevo año celebración

Las distintas tradiciones humanas, si bien no coinciden necesariamente en la fecha del Año Nuevo,[1] todas han implementado una serie de costumbres y ritos para evitar la desgracia y, sobre todo, para atraer tanto la buena suerte como todo aquello que se desea: prosperidad, amor, trabajo, viajes, etcétera. En el mundo cristiano occidental, el cambio de año se da el 31 de diciembre, fecha próxima en la que nos deseamos fortuna y bendiciones de acuerdo con las necesidades de cada quien.

Cualquiera que sea el rito regional, familiar o personal que se siga. El Año Nuevo es la oportunidad para dejar atrás el pasado conscientemente y abrirse intencionalmente al nuevo ciclo con esperanza y decisión.

¡Venturoso y próspero 2022! 


[1] Entre otros, tomando como base el calendario gregoriano que actualmente se usa de manera oficial en Occidente:

En el calendario chino 1 de febrero 2022.

Calendario judío 25-27 de septiembre 2022.

Calendario musulmán 29-30 de julio 2022.

Calendario mexica 12 de marzo 2022.

Calendario maya 26 de julio de 2022.

Calendario aymara 21 de junio.

Calendario celta 31 de octubre.

Calendario mapuche 24 de junio 2022.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha