Vivir en el presente, un paso a la vez
Luis Wertman

Construcción Ciudadana

94 opiniones • veces leído

Aun cuando podamos volver a las calles para finales de mayo o principios de junio, regresaremos a un país completamente distinto al que conocimos.

Ilustración: Daniele Andreotti.
Ilustración: Daniele Andreotti.

Lectura: ( Palabras)

Cualquier especialista en psicología, en cuidados emocionales, recomienda que en episodios de mucha ansiedad, como los que estamos viviendo ahora, debemos concentrarnos en el presente y en fijarnos metas a corto plazo, es decir: nada de planes.

Ya vemos en muchas redes sociales que muchos de nosotros estamos pensando en qué haremos después de junio, a dónde viajaremos, cuántas fiestas y reuniones vamos a tener.

Sin embargo, en cada ocasión en que la humanidad ha tenido que detenerse en seco por una pandemia o enfocarse en una terrible guerra, al final se han hecho grandes celebraciones que lo único que logran es hacernos olvidar muy pronto la angustia, el miedo y la ansiedad previas.

vivir en el presente
Ilustración: Adrien Kulig.

Cualquier sobreviviente, de una enfermedad, de una epidemia, de un conflicto armado, lo primero que te comparte es que debemos hacer un uso inteligente del tiempo, ir de momento en momento, un día a la vez como decimos, para ilustrar que superar problemas sociales y crisis sanitarias es una carrera de resistencia, mezclada con obstáculos, nunca una competencia de velocidad.

El pico de la pandemia que nos afecta empezará apenas la próxima semana y durará unas cinco más probablemente.

Aun cuando podamos volver a las calles para finales de mayo o principios de junio, regresaremos a un país completamente distinto al que conocimos, porque las medidas de sana distancia y la higiene deberán ser permanentes, es decir, acostumbrémonos a vivir con las previsiones indispensables para no infectarnos de coronavirus, porque no se va a ir pronto de nuestras vidas.

Y justo cuando pensemos que hemos librado lo peor, debemos prepararnos para un nuevo brote en diciembre que se una al estacional de la influenza.

Así que vayamos con calma, ocupemos el tiempo, la energía, la voluntad personal y la higiene física y mental para vivir un día a la vez.

vivir en el presente
Ilustración: Karim Abdelmageed.

El futuro es y seguirá siendo incierto, así que lo mejor que podemos hacer es trazarnos metas alcanzables, que nos permitan resolver problemas inmediatos y urgentes, y concentrarnos en nuestras familias, en nuestro trabajo a distancia y en todo aquello que nos permita ayudar a otros en estas condiciones.

Las recomendaciones son: 1) Metas alcanzables que nos permitan resolver problemas inmediatos; 2) Tu salud física y bienestar emocional es lo primero; 3) Cuida a tu familia inmediata; 4) Cuida a tu círculo cercano –vecinos, compañeros, colaboradores, empleados–, a tu comunidad 5) No pierdas el sentido del humor; 6) Expresa tus sentimientos y emociones. ¡Háblalo!, ¡háblalo!

Viktor Frankl dice: Si la situación es buena, ¡disfrútala! Si la situación es mala, ¡transfórmala! Si la situación no la puedes transformar, ¡transfórmate!


También te puede interesar: Encontremos nuestro propósito.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha