México y el efecto del “Factor Combi”
Alejandro Zertuche

Observador Auto-Referente

94 opiniones • veces leído

Tras los estragos que nos dejó la pandemia, aparece el “Factor Combi”, mostrándonos realmente lo que se ha estado tejiendo en el inconsciente colectivo.

Ilustración: Patricio Betteo.
Ilustración: Patricio Betteo.

Lectura: ( Palabras)

Después de que la pandemia encerró en su casa a una mayoría de mexicanos creando una incertidumbre colectiva, aparece el “Factor Combi”, mostrándonos realmente lo que se ha estado tejiendo en el inconsciente colectivo.

Me refiero al video en donde unas personas deciden tomar la justicia con sus propias manos –y pies– frente a un intento de robo dentro de una combi de transporte público. La paliza que le propinan al extorsionador es tal, que cualquiera que lo ve puede pensar que perderá su vida.

Este video, que se volvió viral muy rápidamente, empezó a mostrar el descontento, enojo y desesperación del colectivo mexicano que lo reflejaba en sus comentarios. Los mensajes de apoyo a los defensores eran sin duda de la mayoría, sumados a los que decían “ojalá que se muera esa rata”. Por supuesto los “memes” no pararon, se hizo un corrido y una poesía para comunicar el suceso, dejándolo como un posible parteaguas en el tiempo de la pandemia.

corrupcion en transporte publico
Ilustración: Iván Vargas.

En las siguientes 24 horas, se presentaron varios casos en comercios y taquerías, donde los presentes decidían aplicar la ley ante los asaltantes asombrados. Estos incidentes muestran lo que estamos viviendo hoy como sociedad ante la multicrisis que no parece tener fin. Estamos ante un México desesperado y es momento de actuar para que no termine en una depresión colectiva, la cual crece día a día en silencio.

¿Qué es lo que estamos reflejando como sociedad ante estas reacciones? Parece que estamos en un punto de no retorno donde vamos encaminados al precipicio sin darnos cuenta. Ante una justicia ausente en nuestras autoridades, esto se puede convertir en la bola de nieve que desentierre todas las emociones que se tienen contenidas en los mexicanos. Hay una frase de Aristóteles que refiere a esto claramente: Así como el ser humano, cuando alcanza su perfección es el mejor de los animales, así también, fuera de la ley y la justicia es el peor de todos.

La práctica de justicia por mano propia está vinculada a una reacción de indignación por parte de un grupo. Si bien puede contar con un primer personaje que propicia el acto de “justicia”, es una reacción inconsciente que normalmente responde a la indignación, que se detona cuando una comunidad ha estado expuesta a la violencia y que sobrepasa de alguna manera su capacidad de tolerancia.

Podemos observar que hay una mayoría de personas que están hasta la madre de la inseguridad y de la injusticia en México. Gente que sí trabaja, sí estudia y sí da su mejor esfuerzo para salir adelante. Una parte de nuestro país, más que justicieros, quisieran vivir en paz. Al final la reacción ocurrida en este evento es natural del ser humano cuando se tiene que entrar en defensa propia por la supervivencia. El enojo colectivo es el que hay que observar, porque es lo que se encuentra detrás de nuestra realidad.

asalto en la combi
Ilustración: @monerorictus.

Llevemos el Factor Combi a nuestras vidas. ¿Qué o quién estamos dejando que nos haga enojar? ¿Hasta dónde nos convertimos en malhechores o justicieros de aquello que nos rodea? ¿Estamos viviendo en coherencia con lo que enjuiciamos del exterior? Lo que estamos viviendo y observando es un reflejo de lo que hemos creado en lo individual y colectivo.

Es duro porque no nos gusta observarnos en lo individual y ver que uno se siente bien cuando alguien se defiende y le hace daño al “malo”. Al final, desde el lado humano, todo hubiera estado mejor si lo contienen y no le ponen tal golpiza. Sin embargo, fue diferente porque todos teníamos algo que aprender. Incluyendo nuestras autoridades que han perdido la credibilidad de su función.

Esto ya ha sucedido antes en México, pero hoy se vuelve relevante por todo lo que estamos viviendo a gran escala. Es momento de hacer consciencia de que podemos crear un mejor futuro dejando de ser malhechores y justicieros de nuestros propios actos y de los demás. Está claro que se requieren también nuevos y mejores liderazgos que permitan conducir a México en medio de este trayecto y la mejor posibilidad para todos es que no lo caminemos en piloto automático.

 ¿Ya te viste dentro de la combi?


También te puede interesar: ¿Qué papel jugamos en la Sombra Colectiva?

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha