La muerte de la verdad
Laura Trujillo Liñán

Dilemas, medios y tecnología

94 opiniones • veces leído

“La idea de que la verdad ha muerto recientemente es una de las más recurrentes de nuestra época” (Lanier, 2018), los asesinos, a los que se les suele acusar del crimen son…

Imagen: El País.

Lectura: ( Palabras)

“La idea de que la verdad ha muerto recientemente es una de las más recurrentes de nuestra época” (Lanier, 2018), los asesinos, a los que se les suele acusar del crimen son las redes sociales y la razón es la facilidad con la que cualquier frase, imagen, video, puede ser difundido a través de éstas. Asimismo, la posibilidad de que cualquier persona publique en las redes hace que los contenidos no sean revisados por expertos o que la información sea verificada. Es incluso posible, editar fotos, videos, frases al gusto de la persona.

Recientemente, descubrí una aplicación en la que podía insertar mi imagen en un video corto de Elizabeth Taylor y, me pareció increíble, fácil de hacer y con la posibilidad de enviarse a todos mis contactos, sin que se dieran cuenta de la edición que esta plataforma había realizado, ¿lo has hecho tú?, ¿has jugado con tus contactos de esta manera?, ¿qué tal te ha resultado?, seguro muy divertido. Ahora bien, una cosa es “jugar” con las imágenes, las fotos, etc., por diversión, otra muy distinta es tener la intención de editar noticias, imágenes, videos, para manipular a la gente, para ocultar la verdad y aniquilarla, y de esta manera que surja lo que muchos comunicólogos llaman la “posverdad” o una verdad falsa, que es construida a través de los medios y que, para muchos, es la verdad real.

verdad, mentira, celular
Imagen: Eulixe.

Las redes sociales tienen como uno de sus fines principales, espiar nuestra vida y ¿cómo lo hacen?, a través de los contenidos que nosotros les damos de manera gratuita y por diversión, ¿has contestado un quiz para saber qué personaje de Disney eres?, o ¿un quiz para saber qué princesa o príncipe eres?, bueno, es bien sabido que este tipo de juegos ¡son para robar tus datos!, ¿te has dado cuenta de la información que te piden?, todo ello sirve para que las redes te conozcan mejor y te puedan ofrecer productos adecuados a tus necesidades y gustos precisos, si saben que te gusta el rojo o que eres muy emotivo, etc., esos datos son muy valiosos y se venden al mejor postor. Es así que, “las empresas tecnológicas buitrean en nuestras vidas” (Lanier, 2018) y una vez que saben nuestros gustos, dirigen nuestra vida mediante la modificación generalizada de la conducta llenándonos de contenido falso de manera tan persistente que llegamos a creer que esto es la verdad, es de esta manera que la verdad real muere para que surja la verdad creída o posverdad.

En ese sentido, es importante señalar que las redes sociales, a través de las personas que generan el contenido, que se mueve en las mismas, no tienen motivos para decir la verdad pues, de hecho, para la mayoría esto sería un acto suicida ya que, eliminaría la posibilidad de la manipulación controlada. Y, si te pones a pensar, en realidad decidimos comprar algo porque tenía muchas reseñas positivas, lo que no sabíamos es que muchas de estas reseñas fueron escritas por personas artificiales, falsas. Incluso, cuando realizamos búsquedas en internet y encontramos a un médico, por ejemplo, la realidad no es que sea el mejor, sino que, muchas personas falsas lo buscan con la finalidad de que aparezca en los primeros lugares en el buscador y que nosotros confiemos en ello. Vemos videos o leemos historias, porque mucha gente lo ha hecho, pero, la mayoría de esas personas eran falsas y nosotros, fuimos manipulados.

control en redes sociales
Imagen: El Viejo Topo.

Finalmente, vemos tuits o posts en Facebook, Instagram o cualquier otra red social, porque tienen muchos retuits o likes y la verdad es que fueron retuiteados por ejércitos de bots (robots), recuerda que, cualquier cosa que nosotros podamos hacer, los bots son capaces de hacerlo miles de veces más rápido, las personas falsas son un ataque cultural y contra la verdad. Según información reciente del New York Times, en el 2018 el precio de las personas falsas en Twitter era de 225 dólares por los primeros 25,000 seguidores falsos, imagina cuántas empresas, asociaciones, medios, pagan para que la gente crea en que sus productos son importantes, son necesarios. El hecho es, que las actividades falsas y masivas en las redes sociales influyen en las personas reales, crean realidades sociales que permiten la manipulación masiva y con ello, ganar dinero.

La próxima vez que te llegue un cuestionario y que quieras saber qué personaje de Star Wars eres o de Disney, piensa muy bien que esos datos que estás dando de manera gratuita, están convirtiendo tus redes en armas de destrucción a tu personalidad, a tu privacidad y, además, expones a las personas que están en tus redes pues, tú eres un ejemplo para ellos, una vez que el resultado del quiz te llega, ¡lo quieres compartir!, y esto hace que muchas otras personas confíen en este tipo de recursos.

Tenemos que luchar por la verdad, debemos ser reflexivos y críticos ante aquello que leemos, que vemos, que compartimos, esto hará de nuestras redes, de nuestra sociedad, un mundo más cercano a la realidad, a la preciada verdad a la que debemos asirnos.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 voto
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha