A la vida nosotros le ponemos el adjetivo
Héctor Mendoza

La pluma ecléctica

94 opiniones • veces leído

La vida es una aventura que sólo nosotros podemos adjetivar. Buena, mala, regular. O, excelente, suprema y excepcional. En la vida en realidad el adjetivo…

Imagen: iStock.

Lectura: ( Palabras)

La vida es una aventura que sólo nosotros podemos adjetivar. Buena, mala, regular. O, excelente, suprema y excepcional. En la vida en realidad el adjetivo lo decidimos nosotros, y además considero que es nuestra responsabilidad hacerlo. Podemos pasar la vida en blanco, (por cierto un adjetivo) sin emociones, sin aventuras, sin recuerdos que contar. O bien, podemos adjetivarla y cargarla de amor, adrenalina, aventuras y color.

El sustantivo (en este caso la vida) nos es dado por el azar, el adjetivo por el contrario, depende de nosotros, de nadie más.

Ciertamente que la vida te provee de tragos amargos, (adjetivo) de sinsabores, (también adjetivo) sin embargo, como todo en la vida, hay adjetivos negativos y positivos,  nuestra responsabilidad, única y exclusiva es asirnos de los adjetivos con los que queremos colorear nuestras vidas. Respecto de aquellas características con las que nacemos, es decir, aquellas que nos son dadas, nada podemos hacer, por ejemplo, ser feo (como el que esto escribe) o ser calvo (también como el que esto escribe), salvo contrarrestarlos con sus equivalentes positivos. Soy feo pero agradable (adjetivo) o soy calvo pero, tengo una pelona bonita (adjetivo).

pinturas surrealistas, Christian Schloe
Ilustración: Christian Schloe, ilustrador austríaco.

Analicémoslo, la vida está llena de sustantivos, como precisamente la palabra “vida”, que así sola, así a secas, no dice nada o dice muy poco, el color, el sabor, el adjetivo (insisto) es algo que sólo nosotros podemos decidir.

Es por eso que no podemos darnos el lujo de vivir en el mundo de los sustantivos, que son incoloros, insípidos, ñoños e inexpresivos. La vida entonces, debemos cargarla de adjetivos (de preferencia positivos) ya que como es evidente, sólo éstos tienen el color, la fuerza o la vitalidad necesaria para hacer de nuestras vidas; vidas buenas.

El adjetivo representa todo, lo bueno y lo malo, el amor y el desamor, la valentía o la cobardía, la felicidad o la tristeza. De ahí la necesidad de elegir bien en cuál mundo de los adjetivos queremos vivir.

proposito, significado de la vida
Imagen: Oprah.com.

Por todo lo dicho y en mi caso particular, estoy convencido que debemos vivir en el mundo del adjetivo y no en el del sustantivo.

La frase “mi amigo” o “mi amiga” no dice nada, es inexpresiva, insulsa, anodina, hasta que la adjetivamos. Por ejemplo, mi amigo entrañable, mi amiga admirable, sólo así, esas frases adquieren color, textura y significado.

Hagamos de nuestro mundo uno de adjetivos positivos, pro-activos, admirables, no dejemos que el sustantivo nos gane. Esto lo aprendí de la frase de una amiga, mi editora, mi estimada Mariana Ruiz que un día me dijo: “A la vida nosotros le ponemos el adjetivo”.

Vivamos pues, atrevámonos a colorear nuestras vidas, a adjetivarlas y, por ende, a hacerlas interesantes, atrevidas e inolvidables.


También puede interesarte: Laicidad y oscurantismo.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 voto
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
3 Comentarios
Más viejo
Nuevo Más Votado
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Jose Antonio Trejo

Excelente, totalmente de acuerdo, los adjetivos nosotros lo creamos o algunas veces nos los imponen; si me dicen que soy feo, que soy inepto, que soy un ser sin imaginación, sin creatividad y me la creo; eso me apabulla, me hunde y esos adjetivos se convierten en un lastre para gran parte de mi vida, me dominan, me aprisionan, me limitan y me llenan de inseguridades que no me permiten avanzar.
E aquí la importancia de como dirigirnos a nuestros hijos, a nuestros alumnos, como tener mucho cuidado cuando los estamos impulsando o etiquetando; un adjetivo mal indicado a alguien que apenas esta en formación, lo puede afectar mucho tiempo en su vida.
Por fortuna existen los espíritus rebeldes que se imponen a los malos adjetivos y no se detienen hasta que sus sueños, ideas y anhelos los vuelven realidad.

yo les digo……

CREE EN TI…..
 
Cree en ti, cree en tus anhelos,
en tus ilusiones, en tus sueños;
los que han logrado grandes cosas,
una vez las soñaron…..
 
Eres la combinación única de genes,
irrepetible en la humanidad y
tienes tu propia fuerza vital,
ten fe en ella…..
 
Tu mente es tu universo,
y entre mas grande sea
tu entendimiento, mas
grande será tu libertad…..
 
Los que triunfan no cometen
errores, en sus intentos fallidos,
solo encuentran formas de no
hacer las cosas, pero no desisten…..
 
Cuando la adversidad acose
tus anhelos, cuando sientas que
todo se vuelve contra ti, concédete
un descanso, espera el nuevo
amanecer, pero no desistas…..
 
La vida no es una carrera,
no quieras ahorrar tiempo
gastándolo mas de prisa,
ten paciencia, los grandes
logros llevan tiempo…..
 
En nuestro caminar por la vida,
somos lo que hacemos, no lo que
decimos, al final, todo es algo
mas que palabras, es cuestión
de actitud…..
 
Con fe, valor y esperanza,
 
Cree en ti y has tu
 
Propia historia…..
 
José Antonio Trejo Cruz

Hector Mendoza

Muchas gracias José Antonio por tu comentario, me disculpo de haber tardado tanto en responder, pero (echemos culpas) la plataforma no me avisó. Saludos afectuosos: Héctor Mendoza

Hector Mendoza

Muchas gracias José Antonio por tu comentario, me disculpo de haber tardado tanto en responder, pero (echemos culpas) la plataforma no me avisó. Saludos afectuosos: Héctor Mendoza

Lo que opinan nuestros lectores a la fecha