Por qué México no crece
Manuel Guzmán

Contraste Económico

94 opiniones • veces leído

Lo cierto es que México no ha encontrado la fórmula que le permita crecer a tasas altas de manera sostenida.

blank

Lectura: ( Palabras)

A lo largo de los últimos cien años México ha tenido periodos en los que ha crecido a tasas altas, para después registrar profundas crisis económicas derivadas de desequilibrios macroeconómicos o por condiciones externas adversas, como fue la crisis subprime surgida en Estados Unidos en 2008 o; más recientemente, el cierre económico con motivo de la emergencia sanitaria por Covid.

Lo cierto es que México no ha encontrado la fórmula que le permita crecer a tasas altas de manera sostenida. Desafortunadamente, éste será, nuevamente, un sexenio perdido en materia de crecimiento económico. Hay un texto muy rico en ideas que puede servir como marco para entender esta situación anémica de la economía mexicana titulado “Por qué fracasan las naciones” de los economistas Daron Acemoglu y James A. Robinson, profesores del MIT y Harvard, respectivamente.

Antes de iniciar con las reflexiones sobre el texto señalado, me gustaría hacer una breve referencia histórica que nos ayudará a entender el contexto del libro de Acemoglu y Robinson (AR). A lo largo del siglo XIX, el territorio mexicano sufrió una profunda trasformación debido a movimientos independentistas que proclamaron el surgimiento de múltiples países independientes de México como Texas, la República de Yucatán, la Republica de Baja California, la República de Rio Grande que comprendía los actuales estados de Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila, y al sur el surgimiento de países centroamericanos que también formaron parte de la República Mexicana, como Guatemala, Honduras, el Salvador, etc.

El ultimo cambio geográfico ocurrió en 1854, cuando se materializa la venta de La Mesilla, también conocida como la Compra de Gadsden, y que se refiere a un acuerdo entre el presidente estadounidense Franklin Pierce y el presidente de México, Antonio López de Santa Ana para vender una porción de tierra ubicada entre lo que hoy es Arizona, Nuevo México y Sonora.

Aunque la propuesta original por parte del gobierno de Estados Unidos era comprar en 50 millones de dólares los estados de Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Sinaloa, Durango y toda la península de Baja California, el Congreso mexicano se negó a vender todo ese territorio y solo avaló la venta de La Mesilla en diez millones de dólares.

Este recuento viene a colación ya que es el punto de partida precisamente del análisis de Acemoglu y Robinson en su libro “Por qué fracasan los países” y es que, con la venta de La Mesilla y el establecimiento de una nueva frontera entre México y Estados Unidos, la Ciudad de Nogales quedó dividida en dos: Nogales Arizona y Nogales Sonora.

Con el paso del tiempo se han hecho más y más notorias las diferencias económicas entre las dos ciudades, por lo que AR iniciaron su estudio sobre la pobreza de las naciones considerando el caso de las dos Nogales. En Nogales Arizona, el Pib per cápita es de 30 mil dólares, la mayoría de los adolescentes asiste al colegio, la población es sana y tiene una esperanza de vida elevada de acuerdo con criterios mundialmente aceptados, además de tener acceso a un sistema de salud de primer mundo.

La población de nogales Arizona, cercana a los 20,000 habitantes, cuenta con electricidad, teléfono, alcantarillado y una red de carreteras que los une con otras ciudades vecinas y con el resto de Estados Unidos. Quizá más importante que todos los servicios públicos, es el hecho de que en Nogales Arizona existe la ley, el orden y la seguridad. Los habitantes de Nogales Arizona, de acuerdo con AR, pueden realizar sus actividades diarias sin temor por sus vidas y no tienen miedo constante al robo, la expropiación u otras medidas que pudieran poner en riesgo sus inversiones, sus negocios o casas.

crecimiento nogales arizona

En Nogales Sonora, las cosas son muy diferentes. Con 200,000 habitantes, el Pib per cápita es de 10 mil dólares. Es decir, Nogales Arizona, con la décima parte de la población de Nogales Sonora, genera tres veces más riqueza. Las carreteras están en mal estado y la ley, la seguridad y el orden están peor aún. En Nogales Sonora se vive diariamente con la corrupción y la ineptitud de los políticos, de acuerdo con AR.

En este punto AR se preguntan cómo pueden ser tan distintas las dos mitades de lo que es, esencialmente, la misma ciudad. Si fueran dos países distantes geográficamente se podría pensar que la dotación de recursos naturales hace más rico y próspero a un país con respecto a otro, es decir, que uno tuviera más agua, más bosques, más minerales o más petróleo, expandiendo las posibilidades de un mayor crecimiento económico.

Lo cierto es que se trata del mismo territorio y de la misma gente, la población de ambos Nogales tiene los mismos antepasados, disfrutan de la misma comida y música, comparten la misma religión y tienen la misma cultura. Estamos hablando esencialmente de la misma gente. Entonces, qué es lo que explica tal diferencia económica, política y social.

La respuesta que dan AR a la pregunta sobre lo que explica la diferencia entre los dos Nogales es sencilla: las instituciones. Las instituciones económicas en Estados Unidos favorecen la inversión, el emprendurismo y el estado de derecho. Gente como Jeff Bezos, Bill Gates, Elon Musk, Mark Zuckerberg, etc. encontraron en Estados Unidos el ambiente propicio para desarrollar sus proyectos innovadores, sabiendo que tenían garantizados su propiedad intelectual, sus beneficios y el crecimiento de sus negocios.

Los empresarios estadounidenses confían en sus instituciones de seguridad para el transporte de sus mercancías, porque el estado de sus carreteras es excelente y porque existe seguridad en el transporte. Las instituciones educativas proporcionan educación y cultura de calidad que les permitirá a sus egresados construir sus propios negocios o conseguir empleos bien remunerados, las instituciones políticas permiten y garantizan participar en procesos democráticos transparentes, y las instituciones de seguridad permiten a los ciudadanos estar tranquilos sabiendo que dichas instituciones harán su trabajo, es decir, que les garantizarán el principio básico del derecho a la vida.

Si reflexionamos sobre lo que pasa en nuestro país, se puede entender precisamente como es que el desprecio a las instituciones desincentiva el proceso productivo y, por lo tanto, la expansión de la economía. Cuantas veces hemos escuchado de camiones de cerveza, refrescos, etc., que son robados en diferentes partes del país sin que se haga nada.

Qué decir del atropello al estado de derecho, cuando fuertes inversiones se cancelan por una consulta popular. El caso del aeropuerto de Texcoco es el más emblemático, pero existen otros más, como el de la planta de Constellation Brands en Mexicali, que fue detenida en marzo de 2020 con un avance de 70% y después de una inversión de 1,400 millones de dólares.

Ni hablar de los secuestros, las extorciones, el cobro de derecho de piso, etc. que han derivado en que miles de empresas hayan decidido cerrar. Lograr el objetivo de mayores tasas de crecimiento de manera sostenida implica, sin duda alguna, el fortalecimiento de las instituciones, para que esto genere un mejor clima para los negocios. Hay que entender que no se puede crecer sin inversión, y esta se detonará cuando las instituciones den lugar a una mayor seguridad y confianza.

“Si a las personas les gustas, te escucharán, pero si confían en ti, harán negocios contigo”. Zug Ziglar


Manuel Guzmán M., Socio Director en IDEA Asset Management, mguzman@ideaam.com.mx

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
4 1 voto
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha