Litigio estratégico vs. productores y distribuidores de armas que promueve el gobierno de México
Gerardo Gil Valdivia

Pensar el futuro

94 opiniones • veces leído

Es claro que los fabricantes de armas y los distribuidores se han negado deliberadamente a implementar las reformas que ellos saben que son necesarias y facilitan…

Imagen: The Texas Tribune.
Imagen: The Texas Tribune.

Lectura: ( Palabras)

El nivel de violencia que vive el país, desde hace varias décadas, está directamente relacionado con el narcotráfico, el crimen organizado y el comercio ilegal de armas que ingresan a México.

La solución de esta compleja problemática que compromete al presente y al futuro del país es de carácter multifactorial y exige un enfoque transdisciplinario. Uno de los aspectos a atender es el tráfico ilegal de armas hacia México. Con el fin de resolver ese problema, el gobierno de México presentó el 4 de agosto de 2021, una demanda ante la Corte de Distrito para el Distrito de Massachusetts.

A través de esta acción judicial, se demanda a Smith & Wesson Brands Inc; Barret Firearms Manufacturing, Inc.; Beretta USA Corp.; Beretta Holding S.P.A.; Century International Arms Inc.; Colt’s Manufacturing Company LLC; Glock Inc.; Glock, Ges. Mbh; Sturm Ruger & CO, INC.; Witmer Public Safety Group INC. D/B/A Interstate Arms.

Con el objeto de analizar este litigio estratégico, el Dr. Raúl Contreras Bustamante, Director de la Facultad de Derecho de la UNAM, organizó un Seminario los días 22 y 23 de septiembre de 2021. Tuve la distinción de participar como expositor en la primera de las mesas redondas, junto con Alejandro Celorio, Consultor Jurídico de la SRE, así como con las profesoras María de Haas y Marleck Ríos Nava. Esta mesa fue coordinada por Alfonso Muñoz de Cote.

seminario fabricantes de armas
Foto: Diario Marca.

En mi presentación efectúe un análisis sintético de la demanda presentada por los abogados Steve D. Shadowen, Jonathan E. Lowy y Richard M. Brunell, a nombre del gobierno de México.

En la introducción de la demanda se efectúa el planteamiento general de la misma; se justifica la jurisdicción en la Corte del Distrito de Massachusetts, en Boston y se determinan los demandados. Varios de ellos tienen sus domicilios en el Estado de Massachusetts, otros son empresas de diferentes países con filiales en Estados Unidos y efectúan operaciones en el mencionado Estado de la Unión Americana. Después, el texto de la demanda se divide en distintos capítulos, algunos de los mas relevantes son los siguientes: los demandados tienen la obligación jurídica de distribuir sus armas de manera segura y evitar armar a los criminales en México; los demandados conocen plenamente las consecuencias del tráfico ilegal de armas a México; los demandados facilitan y asisten activamente el tráfico de armas a los cárteles de la droga en México; efectúan estas conductas con plena conciencia de lo que hacen porque este tráfico ilícito optimiza sus ventas y sus ganancias; conocen plenamente el profundo y masivo daño que ocasionan a México. Cada uno de estos apartados está ampliamente desarrollado con la referencia a la legislación que se transgrede, resoluciones judiciales aplicables e información profusa de fuentes oficiales estadounidenses e internacionales, así como con variados testimonios.

El propósito del gobierno de México es someter a juicio a un grupo de empresas fabricantes y distribuidores de armas en los Estados Unidos de América por las violaciones que efectúan del derecho a nivel federal y estatal en ese país y en México. Sin embargo, la demanda no pretende acusar, ni cuestionar al gobierno de Estados Unidos, ni criticar a sus instituciones. Así, no se trata de señalar a la Segunda Enmienda de la Constitución Federal de los Estados Unidos, ni de cuestionar las diversas interpretaciones a la misma.

Up arms, tráfico ilegal de armas
Imagen: Tufts Now.

Algunas de las ideas que se desarrollan en la demanda, son las siguientes: durante décadas el gobierno de México y sus ciudadanos han sido víctimas del mortal flujo ilegal de armas proveniente, principalmente, de Estados Unidos. Éste es el resultado de acciones deliberadas por parte de los demandados y de sus prácticas de negocios.

Se estima que los demandados son responsables de vender más de 340 mil armas de sus plantas, en Massachusetts y en otros lugares de Estados Unidos, a México. A pesar de que la responsabilidad de los Demandados está ampliamente demostrada, no han implementado, como es su obligación, una política de seguridad vinculada con el monitoreo y el control de sus sistemas de distribución.

Se señala que los demandados pueden producir un rifle como el Barret, calibre .50, para francotiradores militares y comercializarlo al público en general. También se cita a otra empresa que importa a Estados Unidos de Rumania una versión del rifle de asalto AK-47, que modifica para pasar los controles estadounidenses, para después convertirlos en armas automáticas y ametralladoras que llegan al mercado civil. Durante el período de 1999-2004 que se prohibió la venta de armas de asalto en Estados Unidos, los homicidios en México declinaron, pero volvieron a subir a partir de 2004.

Se demuestra que los demandados han actuado con ceguera voluntaria para realizar su ilegal conducta. Los demandados tienen una participación deliberada para incrementar sus beneficios en el mercado criminal y conocen perfectamente bien las consecuencias de sus acciones.

distribución y fabricantes de armas
Imagen: Rolling Stone.

Diversas determinaciones del gobierno de Estados Unidos, así como numerosas resoluciones judiciales de ese país, han determinado que los fabricantes de armas deben tomar medidas para controlar el destino de sus productos, lo que con frecuencia incumplen los fabricantes y distribuidores de armas con el propósito de maximizar sus beneficios.

Es también de particular interés el desarrollo del concepto de la responsabilidad civil extracontractual, así como la resolución de la Suprema Corte de los Estados Unidos en el sentido de que cuando una conducta de un Estado nacional causa daño en otro, la responsabilidad civil se rige por la legislación del Estado afectado.

En una parte del texto de la demanda se sostiene que el flujo de armas de los demandados de las fábricas y tiendas de armas de Estados Unidos no es un fenómeno natural como la migración de la mariposa monarca. Tampoco es una consecuencia de la legislación de Estados Unidos para la venta de armas. El flujo de armas a México es el previsible resultado de acciones deliberadas que los demandados saben muy bien que llegarán a manos criminales en México.

Los demandados saben que tienen la obligación de cumplir con las leyes aplicables, pero continúan violando la normatividad jurídica con plena conciencia para generar ganancias del mercado criminal con absoluto conocimiento de sus consecuencias.

Massachusetts trafico de armas
Imagen: Vox.

Es necesario precisar que los demandados asumen deberes para cumplir con la legislación con el más alto nivel de cuidado. De igual forma, los demandados deben acatar la legislación mexicana para importación de armas, así como con la normatividad de la responsabilidad civil extracontractual. Ellos tienen la obligación de monitorear cuidadosamente y de supervisar a sus distribuidores y vendedores.

Se cita el testimonio de un distribuidor de armas quien, al recibir un premio anual, declaró que “si no sabes dónde y cómo tus productos son finalmente vendidos, escoges la ceguera voluntaria, porque anticipas que serán vendidas ilegalmente y usadas incorrectamente”.

En marzo de 2000 Smith & Wesson llegó a un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos y con varios gobiernos locales en el que asumió la obligación de vender únicamente a distribuidores y comerciantes autorizados, pero más tarde se retractó del mismo, probablemente como presión del sector.

Es claro que los fabricantes de armas y los distribuidores se han negado deliberadamente a implementar las reformas que ellos saben que son necesarias y facilitan con todo propósito al mercado criminal.

La demanda presentada por los abogados estadounidenses concluye con una cita del Papa Francisco: “¿Por qué estas armas letales se venden a aquéllos que planean causar un daño indecible a las personas y a la sociedad? Tristemente, la respuesta la sabemos todos, es por dinero, dinero manchado de sangre, con frecuencia sangre inocente, de cara a esta vergüenza y silencio culpable, es nuestro deber confrontar el problema y detener el comercio de armas.”

trafico de armas
Imagen: Nexos.

En suma, el fundamento de las reclamaciones es que los demandados conocen la situación y escogieron la ceguera voluntaria, a pesar de estar conscientes del daño que causan, con el objeto de optimizar sus ventas y utilidades. Las peticiones concretas de la demanda van desde instrumentar medidas para abatir y remediar la alteración del orden público que han causado en México, implementar mecanismos suficientes y razonables para monitorear los sistemas de distribución, y ordenar el pago a México de la cantidad que se determine en juicio.

Este litigio estratégico es de enorme trascendencia jurídica y política. Está sólidamente armado, pero sin duda será un proceso difícil y complejo. Se enfrenta a un poderoso sector de la industria con fuertes apoyos políticos, empresariales y, sobre todo ideológicos, que puede afectar no sólo enormes intereses hacia el interior de Estados Unidos, sino al lucrativo comercio de armas a nivel global. Trágicamente la industria de la muerte es muy productiva.

Sin embargo, los destinos de México y de Estados Unidos están profundamente ligados. El TLCAN primero y el T-MEC después dan las bases para el desarrollo de una de las regiones más competitivas comercial, tecnológica, financiera y en otros ámbitos económicos y sociales en el mundo. La estabilidad y la seguridad de México, Estados Unidos y Canadá es una condición necesaria para lograr ese propósito.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
5 1 voto
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha