Las Paredes Gritan: Quintana Roo… ¡Un tiro… En el pie…!
Héctor Castillo Berthier

Zona Submetropolitana

94 opiniones • veces leído

Quintana Roo es una zona plagada de delincuencia… Tanto como lo podamos imaginar.

Lectura: ( Palabras)

“Señor Delincuente”

Quintana Roo es una zona plagada de delincuencia… Tanto como lo podamos imaginar.

Además, también es un “gran laboratorio” (como dice Roberto Zamarripa), en donde las alianzas, los rechazos, las escisiones, los acuerdos y todos los conflictos políticos que traen aparejados, se harán presentes en esta zona y en muchos otros estados de México.

Hace años publicamos la persecución de algunos restauranteros en esta zona.

Tenían su negocio y llegaba el crimen organizado. Metían a trabajar a una o dos personas. Se apropiaban de los baños, para vender droga. Luego del bar. Y si el negocio les funcionaba, terminaban por expulsar a los dueños… O matarlos, en el peor de los casos.

Dice Zamarripa: “Además de las fracturas políticas la entidad es, en el argot delincuencial o policial, una Plaza Caliente. Tulum, Playa del Carmen, Puerto Morelos y Cancún son los territorios en disputa” (Reforma, 31/I/2022).

Y sigue: “Los grupos criminales juegan un papel fundamental en la definición política local. Poseen territorios, controlan alcaldes, condicionan obras, y aprietan en las áreas de seguridad” (Ibid.).

Y más: “Barrios enteros son controlados por el crimen. El ejido Bonfil, convertido en una colonia urbana de Cancún, es un auténtico dormitorio de sicarios. Muchos de ellos provienen de los barrios pobres de Belice. Se les consigue casa, sustento e impunidad para actuar al servicio de los capos” (Ibid.).

Y el negocio central en esa zona es el Turismo… ¡Bendito Turismo!

En Cancún existen cerca de 3 mil bares y restaurantes, según la Cámara de Comercio.

Para todos ellos hay distintas cuotas: “Una discoteca paga como 100 mil pesos. Los delincuentes encuentran en la extorsión una ganancia que va de los 90 a los 150 millones al mes” (Reforma, 29/I/2022).

delincuencia en Quintana Roo

Los restoranes pagan entre 60 y 80 mil pesos mensuales y, además, en esos lugares se vende droga.

Los cárteles se dividen los negocios.

Y cuando no se cumplen los acuerdos, incendian, destrozan o asesinan a los dueños.

Y se agrega: “Cuando los criminales ‘charolean’ (es decir, que se hacen pasar por integrantes de un grupo criminal que no es) al enterarse el verdadero grupo criminal los caza y los ejecuta” (Ibid.).

Los taxistas (incluyendo a los de Uber o Didi) también pagan “derecho de piso”… Las taquerías también son extorsionadas.

¡Lindísimo el territorio de la Riviera Maya!

Y todo esto que surgió en Cancún, se extendió a las ciudades aledañas de Quintana Roo.

Por eso resulta interesante saber cómo terminará la siguiente jornada electoral.

Más allá de saber quién sustituirá al gobernador, Carlos Joaquín González, otros personajes han hecho su aparición.

Entre ellos está Roberto Palazuelos, un actorcillo de Televisa, quien decidió encontrarse en una entrevista con el exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid (El Chueco) preso por narcotráfico en los Estados Unidos que actualmente purga una prisión domiciliaria en ese estado.

Y no conforme con esa exhibición, en otra entrevista habló muy elogiosamente del Chapo Guzmán: “Sí, es un delincuente… Pero un Señor Delincuente”, o algo así.

Pensemos que el tal Palazuelos se registró como candidato a gobernador por Movimiento Ciudadano (MC) el 21 de enero de 2022.

O sea, será parte del Movimiento Naranja.

El MC ya tuvo un enorme tropezón en Nuevo León, cuando su gobernador Samuel García, apareció con su esposa, Mariana Rodríguez, utilizando un bebé de 5 meses para hacer propaganda política.

Y ahora, con ese mismo esquema, proponen al actorcillo Palazuelos en Quintana Roo, sin ninguna estrategia ideológica.

La oposición en México está en crisis.

¿O ahora tendremos que votar por los Narcos Mirreyes?

El Movimiento Naranja está perdido…  Igual que toda la oposición.

Roberto Palazuelos
Roberto Palazuelos Badeaux ,actor, empresario y personalidad de televisión mexicano.

Los chuecos de antes

Don Ramón Beteta (RB) —Secretario de Hacienda en la época de Miguel Alemán—, que fue señalado en la historia por vivir en una de las épocas más corruptas de México, señaló:

“No sé cómo creen la gente que el ministro (sic) de Hacienda o el Presidente de la República, o cualquier otro ministro pueda un día decir: ‘Bueno de esas partidas del presupuesto mándenme a mi casa la mitad’. ¡Hay quién lo cree!”.

Y dice: “Hay muchas formas como un funcionario puede hacerse rico sin que necesariamente sean ilegítimas, aunque tampoco sean éticas. Por ejemplo, un funcionario que sabe que se va a abrir una nueva carretera, o el constructor que la va a hacer, o el que la va a ordenar; estos pueden, ya sea directamente o por trasmano, comprar terrenos que van a quedar afectados por esa carretera y así obtener un provecho.

Esto éticamente no es correcto; pero legalmente tampoco es un delito. Y estas cosas existen en un número mucho mayor del que la gente cree.

El funcionario público tiene innumerables maneras de obtener ventajas de su posición, sin que sea necesariamente una corrupción en el sentido de que se coluda para recibir dinero, como pasa en los niveles muy inferiores, digamos en las aduanas, o en parte de los inspectores fiscales, o de los inspectores que si reciben lo que en México se llama ‘mordida’, o sea un bribe (inglés: sic), o una gratificación por hacer o no hacer determinada cosa” (James Wilkie, The Making of Modern Mexico, 1969: p. 67).

Siempre han existido los que pagan para obtener un beneficio… O los que pagan para hacer cosas a las que no tienen derecho.

Y 80 años después: ¿Seguimos en lo mismo?

Lo dejo a su criterio.

Perdimos la elección

Alejandro Encinas prometió escribir un libro sobre las elecciones en 2006 que nunca terminó.

Quería comentar los éxitos y desatinos de AMLO y sus seguidores en esa campaña política.

Y nos heredó una frase histórica: “No nos ganaron (la elección), nosotros la perdimos” (Reforma, 9/IV/2008).

AMLO ganó en 2018.

La pregunta es: ¿Sobrevivirá su proyecto?

La Cueva Del Delfín

El “gremio duro” de Morena impide los avances… El “gremio moderado” quiere hacer cambios… ¿Cuándo sabremos sus propuestas?… Ojalá antes que el país “se vaya a la goma”.

¡Vientos huracanados!, si no me piden sustituir a Palazuelos, nos veremos por acá la próxima.


Comentarios, quejas y lamentaciones:
Facebook Héctor Castillo Berthier
berthier@unam.mx
www.circovolador.org

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de

Deja un comentario

Lo que opinan nuestros lectores a la fecha