Geopolítica y Parlamentos: se dibuja el nuevo mundo multipolar
Nydia Egremy

Cristal Geopolítico

94 opiniones • veces leído

Rusia “siempre ha simpatizado con la determinación de los pueblos de América Central y del Sur, México y el Caribe, por alcanzar su verdadera libertad y soberanía”.

blank

Lectura: ( Palabras)

Preocupan y sorprenden las noticias que llegan de Washington, en tanto que son aleccionadoras las que provienen de Moscú. Ambos flujos informativos revelan una verdad incuestionable: el nuevo orden mundial es multipolar y los Parlamentos se perfilan como sus importantes protagonistas.

Esa realidad se da cuando el mundo atestigua la agresiva campaña de algunos Estados por dominar territorios, recursos y mercados estratégicos; lo hacen violando el derecho internacional, derechos humanos inalienables, Acuerdos y Tratados pactados entre Congresos.

Al fondo de tan deplorable escenario están las campañas de odio, desinformación y tremendas presiones sobre los legisladores, para diseñar leyes que entorpecen el desarrollo de sus pueblos y sólo sirven a quienes apuestan a la confrontación.

No obstante, existen congresistas comprometidos en promover la cooperación inter-parlamentaria en favor de asociaciones de mutuo beneficio con respeto a la soberanía, anti-colonialistas y de relaciones económicas verdaderamente libres, promueven el principio de parler (hablar) que originó la noción de parlamentarismo.

Así, cuando a fines de septiembre se celebraba en Moscú la Conferencia Internacional Parlamentaria “Rusia-América Latina”, el Congreso estadunidense exhibía las fuertes grietas al interior del Partido Republicano que defenestraba a su líder en la Cámara baja.

Ese contraste se evidenciaba, cuando la Organización del tratado del Atlántico Norte libra en Ucrania su guerra proxy contra Rusia, al mismo tiempo que legisladores de la Duma Estatal rusa (Parlamento) desplegaban su exquisita diplomacia para consolidar los intereses de su nación.

Esa capacidad de maniobra de la Duma se evidenció entre 1991 y 1999, al trascender exitosamente —tras la disolución de la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas hacia la actual Federación de Rusia—, y hoy el conjunto de sus miembros se empeña en posicionar al nuevo Estado como actor indispensable en la solución de los asuntos globales contemporáneos.

Así, a fines de septiembre e inicios de octubre, parlamentarios rusos se reunían con más de 200 de sus homólogos y expertos latinoamericanos. Debatían en torno a asuntos clave como la imposición de Occidente de miles de medidas coercitivas contra Rusia, el freno al libre comercio desde América Latina con ese país y las múltiples presiones multisectoriales para profundizar su dependencia.

rusia putin

De ahí la importante concepción de Rusia, por parte del presidente Vladimir Putin, quien sorpresivamente dio un mensaje en la inauguración de la Conferencia. Manifestó que su país está a favor de que los países latinoamericanos sean fuertes, independientes y exitosos.

Agregó que hoy esa región muestra una pauta de éxito en la progresiva formación de un sistema de relaciones internacionales basado en la igualdad, la justicia, el respeto al derecho internacional y los legítimos intereses de cada uno, declaraba el presidente ruso Vladimir Putin al aparecer como invitado central de la Duma en la inauguración de ese evento.

Concluyó que, en la nueva arquitectura policéntrica, los Estados Latinoamericanos —con su enorme potencial económico y recursos humanos— serán los que protagonicen el nuevo orden mundial.

El Ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, afirmaría que hoy se forma una estructura multipolar de relaciones internacionales más justa, proceso en el que Rusia y América Latina participan explícitamente. Una demostración es la decisión de los líderes del bloque BRICS, en su cumbre de agosto en Johannesburgo, de invitar a Argentina como miembro plenipotenciario.

Lavrov también recordaba que los vínculos de amistad entre Rusia y América Latina se tejieron cuando esta región luchaba por su independencia. Y concluía con esta sentencia: Rusia “siempre ha simpatizado con la determinación de los pueblos de América Central y del Sur, México y el Caribe, por alcanzar su verdadera libertad y soberanía”.

A su vez, el presidente de la Duma Estatal, Vyacheslav Volodin, subrayó la necesidad de que los parlamentos sean más activos y concreten posiciones internacionales con el resto del mundo; Además, atestiguó la inclusión de Rusia como observador del Parlamento Centroamericano y propuso celebrar este encuentro cada año.

Geopolítica y Parlamentos: se dibuja el nuevo mundo multipolar

Paradójicamente, esa reunión parlamentaria de Moscú sufrió el deliberado silencio mediático, en tanto que daba intensa cobertura al vergonzoso pleito entre republicanos en el Capitolio.

El 3 de octubre, por primera vez en la historia de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, era destituido su presidente, el republicano Kevin McCarthy en inédita votación de 216 votos a favor y 210 en contra. Días antes articuló con sus homólogos demócratas, un proyecto de ley sobre asignación presupuestal que evitara lo que en la superpotencia se conoce como parcial “cierre del gobierno”.

La moción, presentada por su colega Matt Gaetz, de Florida, logró la expulsión del representante, quien no volverá a postularse al cargo directivo de la Cámara que lideran los republicanos con mayoría de 221 sobre 212 de los demócratas.

Ese acto excepcional de un grupo de republicanos de ultraderecha, exhibe la falta de congruencia parlamentaria en la superpotencia bélica mundial. Hacía meses que los representantes conservadores intentaban desalojar del cargo a McCarthym inconformes por su gestión desde enero pasado.

Según la Constitución estadunidense, el líder de la Cámara de Representantes tiene entre sus funciones, la de establecer la agenda del órgano legislativo; controlar las asignaciones de los comités, establecer el calendario de votación. A la par, su responsabilidad es mantener la unión entre los legisladores de su bancada para ganar la votación en las iniciativas que les interesan.

Ello constata que no se trataba de conseguir los votos necesarios para mantener funcionando al gobierno federal, sino de eliminar a legisladores incómodos para la derecha radical.

También el Partido Demócrata ha protagonizado desatinos. En abril pasado, el Congreso de Tennessee expulsó a dos legisladores demócratas que participaron en movilizaciones ciudadanas que exigían mayor control en la venta de armas en ese estado. Justin Jones y Justin Pearson fueron expulsados en una votación donde los republicanos son mayoría.

Y aunque el Concejo Metropolitano de Nashville votó de forma unánime por reincorporar a ambos legisladores, quedó el antecedente de su expulsión por una causa tan sensible.

Los ciudadanos del mundo hoy están conscientes de que sólo legisladores con pericia política y capacidad científico-tecnológica contribuirán a construir un mundo multipolar con relaciones equitativas.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha