De amor y desamor en las relaciones de Trump con sus vecinos
María Pía Taracena Goût
94 opiniones • veces leído

La agenda trilateral se antoja complicada. Las relaciones entre Trump y Trudeau no son como las de Trump con AMLO.

Ilustración: Christina Animashaun.
Ilustración: Christina Animashaun.

Lectura: ( Palabras)

En un comunicado oficial, el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, contó que habló con Donald Trump el pasado 13 de Julio. Los temas que abordaron marcan una distancia importante con los temas tratados en la audiencia entre el presidente mexicano y el norteamericano.

Al parecer, el tema más importante para Trudeau era agradecer a Estados Unidos su apoyo por los canadienses detenidos “arbitrariamente” en China, Michael Spavor, hombre de negocios, y Michael Korving, diplomático, acusados de espionaje desde 2018. Su detención se dio inmediatamente después de que Canadá detuviera a Meng Whanzou, funcionaria de Huawei, a petición de Estados Unidos. Por cierto, Meng es la hija del fundador de la empresa y está acusada por Estados Unidos de no cumplir con el bloqueo a Irán. Whanzou se defiende en Canadá de una posible extradición a Estados Unidos.

Trudeau le puso sobre la mesa otros tres temas a Trump: que los impuestos sobre aluminio y el acero pueden ser perjudiciales para ambos países, que deben combatir juntos el racismo sistemático y de paso le recalcó que el T-MEC es un nuevo NAFTA.

trump vecinos candada
Ilustración: Peter Schrank.

El mensaje de Trudeau fue también para los canadienses, la foto que acompaña el comunicado en el Twitter muestra a un Primer Ministro en control de la conversación. Las razones por las que no fue a Washington al parecer fueron tres: la primera, el inicio de sesiones en el parlamento canadiense, la segunda, los aranceles al aluminio y al acero y la tercera, la pandemia. De acuerdo a las reglas de Canadá, si Trudeau hubiera ido a la Casa Blanca tendría que haber guardado cuarentena a su regreso.

Las tensiones entre Estados Unidos y Canadá son intensas en estos momentos. Trump quiere que Canadá aporte más dinero a la OTAN, la frontera entre ambos países estará cerrada hasta el 21 de agosto, afectando las relaciones fronterizas económicas y sociales. Las presiones sobre el aluminio y acero salen sobrando, nos podemos preguntar: ¿cómo es que un aliado en la seguridad internacional de Estados Unidos se convierte en enemigo a la seguridad nacional porque te vende acero y aluminio?

A juzgar por la conversación, es evidente que las relaciones entre Trump y Trudeau no son como las de Trump con AMLO. La agenda trilateral se antoja complicada ya que las presiones de Trump han provocado que AMLO haga verdaderos malabarismos para evitar una confrontación directa con el norteamericano.

El presidente mexicano, en su reciente visita a Washington, le puso el otro cachete a Trump, hasta el grado de agradecerle lo “respetuoso” que ha sido con México. A diferencia de Trudeau, AMLO no tocó los temas sensibles del momento como el de Black lives matter o la situación de los migrantes mexicanos y centroamericanos. Los discursos fueron todo miel, con simbolismos históricos y adulaciones mutuas. A diferencia de Trump, Canadá no ha cedido en la extradición de Whanzou, como tampoco en la de Zerón hacia México.

trump vecinos mexico
Ilustración: Nolan Pelletier.

Si para Canadá las presiones de Estados Unidos se dan entorno al aluminio y al acero, en el caso de México a pocos días de la audiencia, el presidente Trump retomó la extensión del muro ya que, aseguró, la pandemia llega por el sur. En el marco de la entrada de vigor del T-MEC, el regalo de la burocracia comercial norteamericana busca por razones de seguridad nacional imponer aranceles a transformadores eléctricos y reguladores de transformadores de los que México es su principal proveedor.

El unilateralismo con el que Trump responde a sus intereses es un fuerte mensaje para su electorado al demostrar poder frente a sus vecinos. Pero también demuestra que a pesar de lo que dice la corriente, América del Norte no está tan fortalecida. La estrategia de Trump es de bilateralizar la trilateralidad. Estados Unidos al centro entre los dos países, maneja, por un lado, a Canadá y, por el otro, a México. La estrategia demuestra una continuidad en las acciones de Estados Unidos en controlar a América del Norte y la incapacidad de México y Canadá para encontrar una alianza conjunta para “enfrentar” a Estados Unidos en los temas más importantes para la región.

Uno de ellos es el energético que en tiempos de Trump no se centra en las energías renovables sino en el gas natural y el petróleo.

En la famosa cena con el mandatario mexicano, resaltó una inversión importante de la empresa Sempra dedicada al gas natural. Pero a pesar de las promesas, el ejemplo de Canadá para México es significativo. Una de ellas no cumplidas por Donald Trump es reactivar la construcción del oleoducto Keystone XL, construído por la empresa TC Energy, para conectar las refinerías de Texas con el petróleo de Alberta en Canadá.

t-mec
Ilustración: Reporte Índigo.

Han pasado tres años y la empresa no se ha llevado a cabo. El pasado 6 de junio la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos detuvo el plan, ya que grupos ambientalistas y grupos originarios argumentaron que semejante construcción afectará el cambio climático.

El tema entrará de lleno en la campaña, ya que Joe Biden, el candidato demócrata, anunció que si gana la presidencia, rescindirá el permiso firmado por Trump para reactivar la construcción del dichoso oleoducto, dejando a Canadá con la mitad de la obra hecha.

Biden puede cambiar mucho de lo acordado en la audiencia en el tema energético con México también. De hecho, anunció un proyecto para energías limpias,de 2 billones de dólares,para él ése es el futuro del sector energético.

La percepción del gobierno mexicano que se apostaba porque la audiencia saliera mal, es errónea. Por propuestas como las de Biden, apostar por uno de los partidos o por una persona en tiempos electorales, no es buena idea. El pragmatismo en política exterior demostrado por el gobierno de la 4T y sus beneficios en la audiencia se pueden perder si Donald Trump no gana la reelección.


También te puede interesar: Las COVID-elecciones 2020 en Estados Unidos.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha