Ser es más importante que tener
Luis Wertman

Construcción Ciudadana

94 opiniones • veces leído

La mala información y datos falsos influyen en los grupos más vulnerables, provocando consecuencias fatales.

Ilustración: SCMP.
Ilustración: SCMP.

Lectura: ( Palabras)

Se nos han juntado varios problemas en unas cuantas semanas, que merecen nuestra reflexión y también una mejor organización ciudadana para que tengamos los resultados en salud, seguridad, respeto a las mujeres, a las niñas, niños y adolescentes, que exigimos y que merecemos. Hace unas semanas lanzamos junto con Twitter, la Línea Nacional para prevenir y atender casos de suicidio, 5511-8575-55, y el hashtag #HayAyuda, por medio del cual puedes conectarte desde esa red social, directamente a nuestro centro de atención. Los resultados han sido sorprendentes, aunque también de alarma.

Primero, porque tenemos ya casos de éxito muy importantes en los que hemos logrado salvar muchas vidas, pero que reflejan un deterioro de la unidad familiar, del tejido social y de nuestras relaciones más inmediatas que es indispensable restaurar.

Sobre todo, entre los más jóvenes, es necesario escuchar, atender las causas de muchos conflictos personales, escolares y económicos, que orillan a una joven, a un joven, a pensar en quitarse la vida.

Hay mucha mala información, mentiras y datos falsos que influyen mucho en los grupos más vulnerables de nuestra sociedad, provocando consecuencias fatales.

desinformacion
Ilustración: Dan Bejar.

Y esa desinformación, para no ir más lejos, la vemos con la contingencia por el COVID-19 y muchas situaciones de discriminación, violencia y hasta racismo, porque no analizamos bien todos los datos que compartimos y que nos llegan.

El próximo lunes 9 de marzo apoyaremos, con justicia, reconocimiento y responsabilidad, el paro de mujeres que se ha convocado como una sola sociedad que somos y debemos ser.

Estos tres aspectos sociales, de salud mental, de salud física y de salud emocional, tienen causas muy claras que deben atenderse desde las autoridades –que tienen la obligación–, y desde las y los ciudadanos que somos todos.

Ayudarnos no cuesta demasiado, e informarnos bien, menos todavía. Si queremos una sociedad equitativa, equilibrada, y en la que se respeten las normas, nosotros debemos empezar por apoyarnos, pedir ayuda cuando la necesitamos, asumir buenos hábitos de salud, y hacer del respeto y la educación, las leyes más respetadas en México. Por eso, atendamos las causas para que no sólo tengamos que estar reaccionando ante las consecuencias.


También te puede interesar: El coronavirus la epidemia. La desinformación la verdadera pandemia.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha