Examen PISA y la Nueva Escuela Mexicana
Carlos Iván Moreno

El Apunte Global

94 opiniones • veces leído

El concepto de la Nueva Escuela Mexicana está erigiéndose en México y los resultados PISA tienen mucho que aportar.

Ilustración: @Tubik.

Lectura: ( Palabras)

El pasado 3 de diciembre de 2019, en la Universidad de Guadalajara y en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) dio a conocer los resultados de la prueba PISA 2018, aplicada a jóvenes de 15 años en 79 países. El llamado “PISA shock”.

Dicha prueba fue aplicada por primera vez en el año 2000 a 28 países miembros de la OCDE, y desde entonces México ha sido evaluado. Actualmente, son más de 80 países los que participan. 

Además de medir conocimientos, mide las habilidades que tienen los estudiantes para hacer uso y transferencia de sus conocimientos; e identificar si son capaces de analizar, razonar y comunicar sus ideas. Muestra la motivación por aprender, la concepción sobre sí mismos y sus estrategias de aprendizaje, entre otros elementos.

El desempeño de nuestro país en esta prueba no es nada alentador; estamos muy lejos de los primeros lugares ocupados por China, Singapur y Finlandia. Sin embargo, la evaluación a México no debe ser tan pesimista.

Resultados PISA

En los 18 años de aplicación de esta prueba el desempeño de México se ha mantenido prácticamente estable. En Lectura se obtuvieron 422 puntos en el año 2000 y 420 en 2018. En Matemáticas se observa leve mejoría al pasar de 385 (2003) a 409 (2018). Y en Ciencias los jóvenes mexicanos subieron nueve puntos en esta última prueba (419), respecto a los 410 de 2006. El puntaje máximo es de 600.

Para ser más justos en el análisis y sus implicaciones de política educativa, el aparente estancamiento de México debe compaginarse con el relevante incremento de matrícula que ha experimentado el país. Tan sólo en la educación media superior hemos pasado de 2.95 millones de estudiantes en el 2000, a 5.23 millones en 2019 (77% de incremento). Mantener el desempeño nacional en la prueba PISA ante este crecimiento, significa que el país ha podido llevar más estudiantes a las aulas sin afectar negativamente la calidad.

No obstante, los resultados PISA 2018 muestran también los impostergables retos del sistema educativo mexicano. En cuanto a la desigualdad, se observa que el grupo de estudiantes más privilegiado superó a los más desfavorecidos por 81 puntos. En cuanto a la “excelencia”, sólo 1% del total de los jóvenes se desempeñó en lo más alto (Nivel 5). Aún más, de los estudiantes con mayores ventajas sociales sólo 3% pudo situarse en un nivel alto de lectura (Nivel 4). Ningún estudiante mexicano en desventaja alcanzó ese nivel.

El concepto de la Nueva Escuela Mexicana está erigiéndose en México y los resultados PISA tienen mucho que aportar, si se analizan sin filias ni fobias. El éxito de toda política educativa descansa en dos factores: centrarse en el aprendizaje estudiantil y tomar decisiones con base en evidencia empírica.   

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 voto
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha