Reflexiones sobre las Reservas Internacionales
Manuel Guzmán

Contraste Económico

94 opiniones • veces leído

El contar con RI altas es importante en tanto que permite alcanzar los siguientes objetivos: a) financiar los desequilibrios de la BP, b) mantener la confianza…

Imagen: Forbes México.
Imagen: Forbes México.

Lectura: ( Palabras)

Recientemente, y en el marco del próximo relevo de quien dirigirá el Banco de México, se ha hablado mucho de las Reservas Internacionales (RI), su importancia desde el punto de vista económico y, sobre todo, de su relevancia como un concepto que sintetiza la autonomía del Instituto Central.

Hoy, las RI se ubican cerca de los 200 mil millones de dólares (mmd). Si a esta cantidad se le adiciona la Línea de Crédito Flexible del Fondo Monetario Internacional, se tiene que el Banco Central podría contar, en el caso de una eventualidad internacional, con 250 mmd para paliar con la incertidumbre y la volatilidad en el mercado cambiario.

Por la importancia que tiene el concepto de RI, vale la pena tener presente algunas de las características de las mismas. La actual crisis económica que vive el mundo, que surgió en 2020 cuando explotó la crisis de la pandemia, terminó por impactar dramáticamente el crecimiento de la economía mundial por el efecto del confinamiento y el cierre de la economía global, ocasionando una recesión como no se había visto en los últimos cien años. Fenómeno que puso en evidencia la gran interconexión que tiene el mundo, de manera tal que el problema del COVID-19 terminó por convertirse en una recesión generalizada.

reservas internacionales en Banco de México
Imagen: Momento Financiero.

De la misma forma, ahora empezamos a ver cómo el proceso de expansión de la economía mundial empieza a ser más evidente sobre todo en los países desarrollados, que son los que destinaron mayores recursos al establecimiento de programas de apoyo para combatir el efecto de la pandemia. La forma en la que se propaga el ciclo económico de un país a otro es a través de los flujos comerciales y financieros, lo cual termina influyendo sobre los tipos de cambio, la oferta monetaria y las tasas de interés.

Un claro ejemplo de esto último es Estados Unidos y su impacto en la economía mexicana. Aunque México no ha generado condiciones internas para la inversión, se ha visto beneficiado por los programas expansivos gubernamentales establecidos por la administración Trump y Biden a través de mayores exportaciones mexicanas, siendo el principal motor de crecimiento económico.

Estas relaciones comerciales y financieras, y en general las relaciones internacionales de un país con el resto del mundo, se cuantifican en la Balanza de Pagos (BP), y su saldo neto son las RI. Así, las reservas son activos financieros externos de disposición inmediata y bajo la administración del Banco Central de cada país (BC); son un flujo que, al acumularse, van generando un acervo o “stock” de divisas; es decir, representan el patrimonio en dólares de un país, razón por la cual al ser más y más robustas, generan una mayor certidumbre con respecto a la fortaleza externa de una economía ante posibles choques que vulneren los flujos de divisas contabilizados en la BP.

Reservas Internacionales
Imagen: Faro Informa.

Las RI tienen un objetivo particular estipulado explícitamente en la Ley de Banco de México. Conforme al artículo 18 de dicha Ley, las RI tienen como objetivo coadyuvar a la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional mediante la compensación de los desequilibrios entre los ingresos y egresos de divisas del país.

Además de permitir corregir los desequilibrios de la BP, las RI dan lugar a operaciones de mercado cambiario por lo que toca al proceso de esterilización monetaria, proveen moneda extranjera para el pago del servicio de la deuda externa y, en general, para apuntalar la confianza en la moneda y en el país. De hecho, esto último es uno de los argumentos que usan las compañías calificadoras para emitir la calificación de un país, de manera tal que a mayor cantidad de RI, más argumentos para que las agencias calificadoras de riesgo mejoren la calificación de la deuda soberana de un país.

Por otro lado, cuando se presentan movimientos especulativos a nivel internacional, los ataques suelen concentrarse en las monedas de países que se perciben como más riesgosos, por lo que contar con un nivel robusto de RI contribuye a reducir la volatilidad del tipo de cambio y las tasas de interés.

reserva monetaria
Imagen: Royal Magazine.

Contar con altas RI ha originado que surjan especulaciones sobre los posibles usos de estos recursos, y se ha llegado a proponer que sean usadas para diferentes propósitos: para pagar deuda externa o para inyectarlas a programas sociales. Se pierde de vista que las reservas son propiedad de Banco de México y, por lo tanto, si el Gobierno Federal quisiera utilizarlas, antes tendría que comprarlas al Instituto Central, y para esto necesita tener los pesos correspondientes.

De hecho, a lo largo de los últimos años, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ha comprado reservas del Banco Central en varias ocasiones para aprovechar los niveles de tipo de cambio y mejorar el perfil de la deuda externa. Claramente, en la medida en que sea más sólida la posición fiscal del país, mayor será la disponibilidad de recursos que el Gobierno Federal podría destinar a la adquisición de dólares, que a su vez podrían ser utilizados para amortizar deuda externa.

De esta forma, el contar con RI altas es importante en tanto que permite alcanzar los siguientes objetivos: a) financiar los desequilibrios de la BP, b) mantener la confianza en la moneda y, c) tener recursos disponibles en caso de que el Gobierno Federal requiera divisas para el pago de deuda externa.

Es decir, las RI fungen como un vehículo operativo en tanto su función para facilitar las operaciones de comercio exterior y de estabilización, ya sea para corregir desequilibrios entre la oferta y demanda de divisas o enfrentar movimientos especulativos coyunturales.

reservas internacionales en México
Imagen: El Economista.

Hay que recordar que en un esquema de libre flotación como el que actualmente rige en México, no existe necesidad de acumular RI toda vez que los dólares que entran al país se canalizan directamente al mercado cambiario. La razón por la que en nuestro país se acumulan reservas obedece a las compras de dólares que Banco de México hace directamente a Petróleos Mexicanos y al Gobierno Federal, y que al final del día tienen un sentido precautorio, ya que permite enfrentar la volatilidad del mercado cambiario o choques provenientes del exterior que pudieran impactar coyunturalmente la percepción de riesgo y, por lo tanto, la cotización de activos financieros, entre ellos la moneda.

Es cierto que la acumulación de RI implica un costo fiscal que proviene de la inversión de éstas en activos internacionales, que actualmente otorgan un rendimiento extremadamente bajo, mientras que el proceso de esterilización o regulación monetaria se hace a tasas más altas. A pesar de este costo, siempre será mucho mejor contar con RI robustas que permitan sortear la incertidumbre global, lo que será más evidente una vez que la Fed inicie el ciclo de alza en las tasas de interés.

El nuevo liderazgo de Banco de México deberá de velar por la autonomía de la institución, de manera tal que esto por sí sólo contribuya a un proceso de crecimiento económico y fortalecimiento del sistema financiero.


Manuel Guzmán M., es Socio Director en IDEA Asset Management, mguzman@ideaam.com.mx

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha