El efecto boomerang de las fake news
Alejandro Zúñiga Olmos
94 opiniones • veces leído

Vivimos un ejemplo del poderoso efecto manipulador de las llamadas fake news y su riesgo de convertirse en boomerang.

Imagen: Unbabel.
Imagen: Unbabel.

Lectura: ( Palabras)

Hace 10 días vivimos en la Ciudad de México, un ejemplo del poderoso efecto manipulador de las llamadas fake news y su riesgo de convertirse en boomerang. 

Además de desestabilizar gobiernos, generar confusión, movilizaciones, animadversiones y, en general, deforman la percepción de la realidad, pueden regresársele al emisor como dardos envenenados.   

El caso al que me refiero es la truculenta campaña negra desdoblada por grupos de ultraderecha para empujar, con fines estrictamente políticos, a sus favoritos para contender por la alcaldía Miguel Hidalgo en 2021, al tiempo de debilitar al gobierno de la capital.

Todo empezó la tarde noche del sábado, cuando se dio a conocer el hallazgo en el perímetro de la alcaldía Tlalpan, los cuerpos de los empresarios Baptiste Jacques Daniel Lormand y Luis Orozco

El primero, de origen franco mexicano, era vecino de Miguel Hidalgo y tenía restaurantes en la zona de Polanco, el segundo era su socio y vivía en el Estado de México.     

Dos horas después tras difundirse la cruenta noticia en los medios, como camino de pólvora, empezó a circular la fake new, primero vía WhatsApp, la más común de las redes. 

noticias falsas
Imagen: Integridad Ciudadana.

Los perpetradores del mensaje, para darle credibilidad a su producto, utilizaron un link del portal de noticias López-Dóriga que daba cuenta imparcial del suceso, condenable por tratarse de la pérdida de vidas humanas. 

Así, se inducía a la lectura del mensaje y empezó a circular en los smartphones de los vecinos de Polanco y las Lomas de Chapultepec, al filo de las 18 horas del sábado 28 de noviembre.   

Para magnificar sus efectos maquiavélicos, sobrescribieron este título: “Empresario restaurantero francés es secuestrado en Polanco…”, el dato inventado sembró la narrativa ideal para golpear a los opositores y generar confusión.

El texto pregonaba otros datos falsos para enardecer más a la audiencia: que el móvil del crimen fue “cobro de derecho de piso en Polanco”, y que “fueron secuestrados y asesinados en esa colonia los dos empresarios” y llevados a Tlalpan.

Con la trama a modo y la mecha encendida, se cumplió el objetivo de politizar, magnificar y usufructuar el crimen. 

Siguieron mensajes en Facebook y Twitter posteados con la narrativa de la fake new por influencers, empresarios, bots, políticos de derecha: todos manifestaban estar “hartos e “indignados por el “cobro de derecho de piso en Polanco” y el asesinato de ambos empresarios por esa causa.  

Transformada la ficción en realidad, los mensajes en redes sociales de las mismas cuentas de “los indignados”, convocaron a una marcha en calles de Polanco, para exigir “erradicar el derecho de piso” en esa colonia.  

A esa manifestación, convocada y realizada en menos de 48 horas, acudieron vecinos manipulados, pero también se vio a beneficiarios de la falsa noticia, las concejales de la alcaldía Miguel Hidalgo, del PRI y del PAN, junto al diputado local, Mauricio Tabe, obsesionado por contender en 2021 por esa demarcación. 

redes sociales, fakenews
Imagen: Confilegal.

Al mismo tiempo, un diario impreso de visión de “derecha política”, publicaba supuestas entrevistas a empresarios fantasma, pues en todas “omitieron el nombre del declarante y el de su negocio”, quienes “aseguraban haber recibido llamadas de intento de extorsión, nunca consumado”, reconocían en relación con el cobro de cuotas. El antiperiodismo convertido en noticia de portada.   

La investigación de la autoridad del gobierno de la ciudad, con evidencias de videos y declaraciones de la propia jefa de gobierno, desmoronaron la narrativa inventada de la extorsión, secuestro y asesinato en Polanco. 

Desnudada la trama, los detractores agacharon la cabeza y desaparecieron casi todas sus huellas rastreables en la Internet, aunque quedaron las imperdibles evidencias del medio impreso.   

Hoy, nadie se sorprende de las fake news deslizadas por políticos de todas las corrientes ideológicas con fines proselitistas. Pero cuando son tan deshonestas y lucran hasta con la vida humana, desnudan la inmoralidad de quienes las elucubran y socializan.

Sucedió lo esperado: las fake news actuaron como boomerang.  Devolvieron el golpe a los detractores.

Como promotor del bienestar me preocupo por esta situación. Nuestras redes sociales y su pulcritud en atender con honradez las necesidades de todos quienes participamos en ellas, es la esencia misma de su solidez y confiablidad. Las fake news incitan a ir perdiendo confiabilidad en las herramientas actuales más utilizadas a nivel global hacia lograr el futuro sano del contenido de nuestra comunicación digital.


También te puede interesar: Una historia que indigna.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de

Deja un comentario

Lo que opinan nuestros lectores a la fecha