Bitcoin; una opción de inversión que brilla en tiempos de pandemia

La fiebre del Bitcoin ha llevado a la criptomoneda a un precio cercano a los 50 mil dólares con ganancias diarias de hasta 10 mil pesos.

Imagen: El Español

Alejandro Ramos Magaña

Hábitat

Lectura: ( Palabras)


CATEGORÍA: Noticias


La fiebre del Bitcoin ha llevado a la criptomoneda a un precio cercano a los 50 mil dólares con ganancias diarias de hasta 10 mil pesos.

En entrevista con Javier Molina, vocero de eToro y experto en Bitcoin, para conocer los riesgos y atractivos de invertir en este activo en tiempos de pandemia.

“El Bitcoin con sus 11 años de vida es el activo más rentable de toda la historia, pero es un activo con la mayor volatilidad de todo lo que hay cotizando.”

El Bitcoin es un activo monetario que nace en 2008-2009 en un momento en el que las instituciones financieras y bancos centrales carecían de credibilidad por la crisis que enfrentaban y se presenta como una opción que permite eliminar esos intermediarios y ofrece la posibilidad de hacer transacciones de valor persona a persona con seguridad que frece la criptografía mejorada en la nueva tecnología de la blockchain.

Once años tuvieron que pasar para que el Bitcoin se convirtiera en un activo atractivo para los grandes inversionistas. La inyección de confianza que empresas como PayPal y Tesla hicieron a favor del Bitcoin permitió que esta criptomoneda con valor inicial de ocho dólares en 2008 roce los 50 mil dólares en febrero de 2021 y maneje volúmenes de operación por hasta 84,162 millones.

“(El Bitcoin es) un activo que puede tener o no tener futuro, que tiene mucha volatilidad al ser un sistema monetario en el que no hay control de cambios y lo que importa es que la moneda no sea inflacionaria y no se pueda emitir las cantidades que se deseen, sino que está limitada por el mismo modelo,” da a conocer el especialista a El Semanario. 

Javier Molina, califica este momento como un nuevo panorama económico que da origen a la criptoeconomía, una forma de intercambiar valor con los incentivos que maneja el modelo de Bitcoin al que otros proyectos como etherum se han sumado.

“A medida que se va viendo el potencial de esa tecnología subyacente, aparecen nuevos proyectos que tienen la idea de ser una nueva forma de pago con otras finalidades que conformar la criptoeconomía,” criptomonedas que permanecieron después de que se reventara la burbuja del 2017 cuando el Bitcoin pasó de los 700 a los 20 mil dólares para después caer hasta los 3 mil dólares.

A diferencia del 2017 cuando el Bitcoin era manejado solo por fieles creyentes y respondía a las olas de los traders minoristas, en 2020 la fuerza de la criptomoneda se basa en la confianza depositada por grandes inversionistas en tiempos de pandemia y “muchos agentes que, al abrigo de este ruido, quieren participar de la fiesta,” considera Molina, lo que ha derivado en un incremento exponencial del precio que responde a la ley del mercado de oferta y demanda.

“El precio se determina solo por oferta y demanda. Si nadie cree que Bitcoin puede triunfar, Bitcoin vale cero. A mayor adopción, mayor precio,” explica el experto.

Pero otra característica particular del Bitcoin hace que este activo de internet se asemeje al fenómeno que representó el oro en la crisis del 2008. También es un bien escaso, su modelo limita su emisión a cierto número de Bitcoins en el mundo, lo que ayuda a contrarrestar los efectos inflacionarios que presiona las divisas emitidas por Bancos Centrales.

Lo que grandes inversionistas como Elon Musk vieron en el Bitcoin fue la posibilidad de contrarrestar los efectos que la pandemia está teniendo sobre sus activos financieros.

La llegada del virus SARS CoV-2 orilló a la mayoría de los Gobiernos a emitir deuda para salir de la crisis sanitaria y económica, lo que generó presión sobre las divisas y, aunado a la inflación y tasas de interés cero, las monedas y las inversiones perdieron su valor.

Lo que el Bitcoin presentó fue una criptomoneda que representa un nuevo modelo económico, “que no sabemos si le puede ir bien o mal, pero que por el momento lleva once años de vida y que produce una oferta monetaria limitada con lo cual no se tiene una pérdida de valor por el incremento de deuda (el incremento de la maquinilla de sacar pesos).”

En los primeros meses de pandemia las medidas sanitarias paralizaron las economías y los sectores de la producción, derivando en un incremento de deuda para salir de la crisis. Al generarse más billetes la presión inflacionaria es inevitable y con la economía sin posibilidades de ofrecer cambios en las tasas de interés para fomentar la inversión, el modelo del Bitcoin se convierte en un oasis en tiempos de pandemia para los inversionistas. “Esa es la gran diferencia en 2020.”

“Resulta que tener dinero en la tesorería, en las reservas no es circulante. Cuando Tesla compra 1,500 millones de bitcoin es con sus reservas para protegerse de las pérdidas que está sufriendo sus activos en dólares por el incremento de deuda de los Gobiernos. Tengo mis bonos en negativos y encima con expectativa de inflación y un banco central que dice que no va a tocar los tipos de tasas porque la economía no está para garantizar nada.”

Descubren que Bitcoin no es sólo una moneda que permite intercambiar valor, sino se reconoce a la criptomoneda como reserva de valor, que es otra de las funciones que tiene el dinero, e invertir en ella empieza a tener sentido.

“Si tenemos una oferta que está limitada y una demanda que no deja de crecer ¿cómo impacta esto el precio? Al alza”.

Si bien el Bitcoin es considerado el activo más rentable al ofrecer ganancias de hasta 10 mil pesos diarios, para Javier Molina invertir en criptomonedas también tiene sus riesgos.

“El Bitcoin es el activo más rentable de toda la historia, pero es el activo con la mayor volatilidad de todo lo que hay cotizando.”

El especialista de eToro reconoce que el Bitcoin es y debería de ser parte de los portafolios de inversión, pero le da al activo criptográfico un valor de uno y cero por su volatilidad.

“Se debe de invertir el 5% de su portafolio porque sigue siendo un riesgo que salga alguien que diga ‘me equivoqué, esto no vale nada’, el tema es que esta oferta a diferencia de los dólares es limitada por el mismo modelo.”

El Bitcoin es entonces una opción para invertir, pero no para cualquier inversionista. Javier Molina recomienda que para ver ganancias reales y enfrentar las especulaciones se debe hacer una inversión a diez o siete años, como medio de protección de una crisis emitida por el incremento de deuda, bajas tasas de interés y presión inflacionaria, “un sistema con el que la Covid no se ha metido.”

“Bitcoin triunfa por el contexto tecnológico, la creación de una tecnología que es la blockchain que te permite hacer la transacción sin intermediarios y la falta de confianza en las instituciones.

La gran diferencia de invertir en Bitcoin y en acciones del mercado bursátil es que todavía se desconoce cómo es la regulación de la criptomoneda, además, una acción te da derecho a algo, a una participación de la compañía titular, el Bitcoin no te da derecho a nada, sólo un archivo digital que tiene valor porque hay muchos que creen en él, como el oro. 

Al martes 16 de febrero el Bitcoin se cotizaba en 48,450 dólares, con ganancias del 0.75%. “Burbuja (especulativa) hay de todo en todas las bolsas. (Con Bitcoin) el entorno es distinto, no tenemos una deuda como la que tenemos en el mercado y hay una aceptación cada vez mayor como reserva de valor,” considera el especialista y añade que otro punto a favor de la criptomoneda es la confianza que inyecta la adopción de Japón para su uso, la inclusión de la moneda virtual en los fondos de inversión de BlackRock y la cotización del mercado de futuros de Estados Unidos en el mismo activo.

“Invertir un 5% te justifica porque te mejora tu rentabilidad de riesgo, pero si metes un 50% de tu cartera es una locura. Tienes que ajustarlo de esa forma,” recomienda Javier Molina de eToro. 

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 voto
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha