El crecimiento de México no debe tener género
Pedro Haces Barba
94 opiniones • veces leído

Cada vez es mayor la participación de las mujeres en la toma de decisiones de las empresas y en sus cargos directivos.

Imagen: ZonaDocs.
Imagen: ZonaDocs.

Lectura: ( Palabras)

Una vez más, el movimiento en favor de la Equidad de Género y los Derechos de las Mujeres ha demostrado contar con la suficiente organización y fuerza para redireccionar la conversación pública en nuestro país y el resto del mundo. Como ningún otro, el Día Internacional de la Mujer ha logrado hacer un poderoso llamado que ha resonado en todos los ámbitos sociales, el laboral por supuesto no ha quedado exento.

Si bien el 8M es una fecha emblemática para la lucha de las mujeres, éste es un recordatorio de lo que todos debemos poner en práctica el resto de los 364 días del año. Las mujeres ni siquiera deberían pedir lo que es su derecho propio: respeto a su integridad. Ellas deben vivir en un mundo que les permita realizarse como seres humanos, en igualdad de condiciones y oportunidades; para ello, es necesario seguir reflexionando sobre los grandes avances y, por supuesto, de las conquistas y reivindicaciones que aún están pendientes.

Igualdad salarial

La brecha salarial entre hombres y mujeres persiste. Según estimaciones de ONU Mujeres, a nivel global en 2020, en promedio, una mujer ganaba el 84% respecto del 100% percibido por un hombre, al desempeñar un trabajo de igual valor. Esta diferencia se acrecienta en grupos vulnerables como son las mujeres indígenas y migrantes. Hace tan sólo unos días, el Senado de la República dio un paso importantísimo en la dirección correcta, con la aprobación de una serie de Reformas Legales que buscan garantizar que tanto hombres como mujeres reciban salarios parejos, por llevar a cabo la misma tarea, “sin distinción de raza, de identidad de género, orientación sexual, edad, discapacidades, condición social, económicas, de salud o jurídica”.

equidad de genero mujeres
Imagen: Milenio.

Será fundamental la cooperación entre el sistema tripartita para poner en práctica dichas disposiciones. Por ello, en la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México seguiremos haciendo revisiones periódicas en los centros de trabajo, para garantizar que las compañeras mujeres estén a la par en salarios y prestaciones sociales que los hombres.

Liderazgo femenil

Cada vez es mayor la participación de las mujeres en la toma de decisiones de las empresas y en sus cargos directivos. Su voz se escucha con más fuerza; sin embargo, aún existe una diferencia muy importante entre el número de mujeres en estas posiciones, con respecto a los varones que las ocupan. Según cifras del Foro Económico Mundial, las mujeres representan menos de la mitad de los puestos de liderazgo en diferentes industrias, además de que –en sectores como el energético, minero y manufacturero– el porcentaje se reduce hasta 20%.

Ante este panorama, en CATEM hacemos lo propio. Sabemos que las mujeres impulsan a las mujeres; por ello ya el 40% de nuestra cartera del Comité Ejecutivo Nacional ya se encuentra ocupada por ellas, incluida la del sector Energía. El sindicalismo moderno es por esencia, feminista; debemos seguir poniendo el ejemplo.

Frente a un sistema laboral cada vez más cambiante y ante retos tan grandes como el del COVID-19, debemos redoblar esfuerzos –todas y todos por igual– para lograr la equidad misma que no es una concesión, es una condición clave para el desarrollo del país. A todos conviene construir una nación justa y equitativa para ellas y para cada uno de nosotros.


Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha