El Premio Cervantes 2020
Manuel Ramiro Hernández

Visión Integral

94 opiniones • veces leído

Una de las críticas que recibe con frecuencia es que sólo lo han recibido cinco mujeres, la más recientemente premiada fue la uruguaya Ida Vitale (2018), y en 2013 lo había recibido Elena Poniatowska. Otras críticas se le han hecho al premio es que nunca…

Premios Cervantes.
Premios Cervantes.

Lectura: ( Palabras)

El Premio Cervantes o Premio Miguel de Cervantes fue instituido en en 1976 y está considerado como el galardón literario más importante de la lengua española, no por el monto (170,000 dólares), sino por su prestigio. Lo concede el Ministerio de Cultura y Deporte del gobierno español a propuesta de la Asociación de Academias de la Lengua Española. Se concede a un autor cuya obra esté escrita, o primordialmente escrita, en español; no puede ser concedido a título póstumo, ni declarado desierto; desde que se concedió en 1979 ex aequo a Gerardo Diego y Jorge Luis Borges no puede ser dividido.

El premio reúne varias características que le han hecho consolidar cada vez un mayor prestigio. Se conocen con antelación tanto los miembros del jurado como los candidatos a recibirlo.

El jurado está conformado por lo menos con dos de los anteriores ganadores del premio, un representante de la Real Academia Española de la Lengua, un miembro de una de las Academias de la Lengua en otros países, un miembro de la Conferencia de Rectores de las universidades españolas, otro de la Unión de Universidades de América Latina, el Director del Instituto Cervantes, el Ministro de Cultura español, un miembro de las Asociaciones de Periodistas de España y otro de Latinoamérica, y un hispanista de cualquier nacionalidad que no sea española ni latinoamericana. Para este 2020 como ganadores del premio participaron Ida Vitales, ganadora en 2018, Eduardo Mendoza, ganador en 2016, y Joan Margarit, ganador en 2019 y que falleció poco después.

Los candidatos pueden ser propuestos por las diversas Academias de la Lengua y Universidades y otras agrupaciones con ligas a la creación literaria. Generalmente se reciben un buen número de aspirantes, los que después de una primera selección se reducen a tres o cuatro cada año. Para 2020 quedaron como finalistas Ángeles Mastretta, Enrique Vila-Matas y Francisco Brines. El premio intenta ser otorgado tanto a escritores como latinoamericanos y hasta ahora prácticamente se ha dividido de esa manera a partes iguales; lo han recibido seis mexicanos, y él que más recientemente lo obtuvo fue Fernando del Paso en 2015. Una de las críticas que recibe con frecuencia es que sólo lo han recibido cinco mujeres, la más recientemente premiada fue la uruguaya Ida Vitale (2018), y en 2013 lo había recibido Elena Poniatowska. Otras críticas se le han hecho al premio es que nunca se le otorgó a Gabriel García Márquez, pero al parecer, por razones desconocidas, precisamente él amenazó que no lo recibiría. También se objeta que los ganadores en general son autores muy mayores, pero siendo el reconocimiento a toda la trayectoria del escritor, parece natural que sea así. Otra crítica es que se ha venido otorgando a novelistas y poetas, dejando a un lado otras facetas de la literatura.

Ángeles Mastretta
La escritora mexicana Ángeles Mastretta (Fotografía: Infobae).

El caso es que este año, los poco profesionales, hicimos nuestras quinielas entre los candidatos y las características del jurado. Dado que el ganador de 2019 (Margarit) era español, hombre y poeta, pensamos que Ángeles Mastreta tenía muchas posibilidades por ser prosista, mujer y latinoamericana. Nos preocupaba que algunos jurados (Vitale y Mendoza) han expresado su gran admiración por Vila-Matas en diversas ocasiones. La deliberación llevo más tiempo del acostumbrado, al parecer por dificultades de la telecomunicación y lo reñido del debate. Finalmente, se le otorgó a Francisco Brines, poeta valenciano de gran prestigio.

Francisco Brines es un autor multipremiado, ya en 1999 recibió el Premio Nacional de las Letras Españolas, además del Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca en 2007 y el Premio Reina Sofia de Poesía Latinoamericana en 2010, Doctor Honoris Causa de la Universidad Politécnica de Valencia, donde ejerció una prolífica y larga carrera docente. Además fue profesor visitante en varias universidades inglesas, entre ellas Cambridge y Oxford, es miembro de la Real Academia de la Lengua Española, nació en una población muy cercana a Valencia en 1932 y forma parte de la generación de los niños de la guerra junto con, entre otros, Sánchez Ferlosio, Ana María Matute y Luis Goytisolo. Su poesía se caracteriza por un tono hondamente elegíaco, siendo siempre optimista, aunque toque temas siempre trascendentales, como el paso del tiempo, la decadencia de lo vivo, y a veces la degradada condición del ser humano.

Su obra se encuentra reunida en muchos libros: Las brasas (1959), El santo inocente (1965), Palabras a la oscuridad (1966), Aún no (1971), Insistencias en Luzbel (1977), El otoño de las rosas (1986), La última costa (1995),  y La antología Jardín nublado (2016) reúne buena parte de su obra; Escritos sobre poesía española contemporánea (1994) conjunta erudición, buen gusto y profundidad. El premio a Brines fue muy bien recibido, es un hombre, además de gran poeta, cordial y sencillo. De los primeros grupos en felicitarlo fueron sus compañeros de tendido en la plaza de toros de Valencia, quienes destacan su bonhomía, su conocimiento de la fiesta y su gran charla. Brines en público y por escrito ha hecho una defensa lúcida de la fiesta de los toros, su valor cultural y ecológico. Como no todo ha de ser coincidencia, destaco que una de sus figuras favoritas es Rafael de Paula, torero irregular y hombre complicado.

Francisco Brines
El poeta Francisco Brines (Fotografía: RTVE.es).

Así, nos equivocamos en las quinielas porque no puede haber crítica de que el premiado haya sido Brines, sin embargo, nos hubiera gustado que hubiera ganado Ángeles Mastretta no sólo por ser una escritora mexicana, sino porque creo que es una gran escritora, tiene muchas obras, pero me parece que tres son fundamentales: Arrancame la vida, una novela extraordinaria, de vida, amor, muerte, poder, eccenificada en el México de los 50 (la versión cinematográfica no fue afortunada), Mujeres de ojos grandes, colección de cuentos maravillosamente escritos y Mal de amores que conforma con La Regenta de Clarin, Madame Bovary de Flaubert y Ana Karenina de Tolstoi, ya no la trilogía de las novelas de la infidelidad femenina, más bien la serie del mismo tema, con la gran diferencia que en Mal de Amores la mujer no acaba infeliz o muerta, todo lo contrario.

Otra de las cosas que lamentamos por no haber ganado Mastretta el Premio Cervantes es que, de haberlo conseguido, AMLO la hubiera tenido que recibir y felicitar, y un acercamiento con una gran escritora que además es miembro de Nexos y Cal y Arena y simpatizante de la FIL, hubiera servido a nuestro presidente de acercamiento con un grupo de intelectuales que mucho le podrían ayudar.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
4.7 3 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha