Banksy sin Banksy
Avelina Lésper

Arte y Dinero

94 opiniones • veces leído

Lo van a pagar porque así es el consumismo, no discrimina, mientras se identifique con los fines, no pone límites.

Lectura: ( Palabras)

Hacer una exposición sobre Banksy, ese seudónimo de un artista o colectivo VIP que no hace arte, es un evento comercial, no es un evento artístico. Caro y vacuo, según las redes de este personaje, él no tiene nada qué ver, pero eso es irrelevante, no sería la primera vez que niegue su intervención en sus propios negocios y acciones mediáticas, como su millonaria subasta de falsa “rebeldía”, con cómplices y trituradora incluida.

La Ciudad de México, como muchas ciudades, está grafiteada hasta lo imposible, para qué invertir en traer estos grafitis niñatos que, gracias a la especulación económica y a la flojera de los académicos VIP, llaman arte. Podemos imaginar las colas de ignorantes, formados para ver algo que podrían ver en internet, y que si lo quieren tener en su casa lo pueden imprimir y pegar, porque en todo esto no hay ninguna ciencia, son imágenes fáciles de pensar y de hacer, con estética de tarjetas de cumpleaños de supermercado.

Lo que ya se deberían estar fabricando es todo el merchandising pirata que venderán nuestros folclóricos compatriotas, desde camisetas, posters, etcétera, etcétera. Lo más increíble es el malinchismo, aquí están borrando murales urbanos con mucha más calidad y se traen a este tipo o colectivo, y le hacen una exposición, y la verdad que no hay nada qué aprender de Banksy, es decir, hacer un esténcil cursi no es arte, y si estas obras infantiloides representan a la “juventud”, es porque hay una tanda de gente “joven” sin convicciones estéticas.

Con gran despilfarro, dicen que “hace crítica social” ¿de verdad esas imágenes son críticas?, por eso la sociedad no cambia con esa crítica blandengue, políticamente correcta y nice, pues todo tranquilo, ni el establishment, ni la sociedad se preocupan.

Los boletos de entrada van a costar más que cualquier museo, para ver nada, porque en esa exposición y ese tipo de “obras” nada es original o auténtico, es imposible que en ese tipo de cosas exista la autenticidad, o la originalidad. Los “murales” son reproducciones a menos que hayan roto una pared y la tragan acá, lo cual es imposible, los han de haber hecho los museógrafos o un rotulista, es lo de menos. Los “grabados” son copias digitales, Banksy no hace grabado. Lo van a pagar porque así es el consumismo, no discrimina, mientras se identifique con los fines, no pone límites.

La exhibición ya está, es un misterio si es una apuesta particular o el Estado tiene algo que ver, pero al margen de eso, hacer esta exhibición significa una parte de nuestra sociedad que vive en la superficialidad y la falsa vanguardia, tendrá un lugar a dónde ir e identificarse con las revoluciones baratas y sin riesgo, sin cambios verdaderos, revoluciones apoltronadas en el sofá de la mediocridad consumista. Enjoy, llegó su héroe, y se lo merecen.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de

Deja un comentario

Lo que opinan nuestros lectores a la fecha