Dolores Padierna, su afición por el chavismo y por replicarlo como modelo “democrático”

Dolores Padierna anunció que formará parte del proceso electoral de este 2021 contendiendo por la alcaldía Cuauhtémoc por el partido Morena, y nuevamente se recuerdan sus palabras en 2013 a favor de Chávez y Maduro en Venezuela.

Fotografía: Cuartoscuro

Michael González

Lectura: ( Palabras)

La semana pasada la vicepresidenta de la mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Dolores Padierna informó que dejaba su puesto como diputada de Morena para contender por la alcaldía Cuauhtémoc.

La carrera de Dolores Padierna, además de ser una de las fundadoras del PRD, se concentró principalmente a instancias legislativas, justo el poder que acaba de abandonar para participar del próximo proceso electoral del 6 de junio.

Padierna prometió que, de ser elegida alcalde de la Cuauhtémoc, su administración acabará con la corrupción y las verificaciones corruptas que le quitan dinero – refiriéndose a los comerciantes – a los que tienen muy poco.

Asimismo, sostuvo que en ella encontrarán apoyo, compresión y solidaridad, además, sostuvo que a nadie se le cohibirá expresarse libremente siempre cuando sea con respeto.

Sólo hizo una exigencia y esa es orden, con el objetivo de contar con una alcaldía ordenada, bonita, con una buena imagen donde también los comerciantes tengan orden y limpieza. 

Las críticas que siempre rodean a Dolores Padierna, especialmente los últimos 5 años, siempre que contiende por un cargo público, son las palabras que expresó en el Foro de Sao Paulo de 2013 en favor de Nicolás Maduro y del proyecto de Hugo Chávez – quien falleció ese mismo año –, en Venezuela.

En aquella oportunidad, la candidata a la alcaldía Cuauhtémoc extendió su apoyo a Maduro, quien contendía por la presidencia de Venezuela tras la repentina muerte de Chávez, a cinco meses de ganar sus últimas elecciones contra el opositor Henrique Capriles.

¿Cuál es la definición de ¨éxito¨ para Padierna?

https://www.observatoriodeconflictos.org.ve/sin-categoria/venezuela-6-729-protestas-y-157-fallecidos-desde-el-1-de-abril-de-2017
Fotografía: Getty Images

En aquel evento que reunió a los distintos partidos de izquierda de Latinoamérica en Caracas, Padierna aseguró que el proyecto chavista había traído “mucho éxito” para Venezuela.

Habría que preguntarle a Dolores Padierna cuál es su definición de éxito, porque si algo podemos estar de acuerdo es que el proyecto chavista en Venezuela no es sinónimo de esa palabra, y mucho menos lo fue para el momento en que visitó al país sudamericano.

En ese momento iniciaba en Venezuela el profundo desabastecimiento de alimentos que hoy padecen los venezolanos y comenzó la precariedad del suministro de servicios básicos como agua, luz y gas que estaba a cargo del Estado.

Lo único exitoso del proyecto de Chávez fue el ¨boom petrolero¨, llegando a percibir por encima de los US$ 50 mil millones anualmente de esa renta, pero aún así no supieron administrar esa riqueza.

Venezuela se endeudó con China y Rusia para poder financiar programas sociales que terminarían convirtiéndose en programas clientelares a la larga, y hoy esas deudas se pagan con el suministro de petróleo a dichas naciones.

Si el caso hubiese sido contrario y sería Venezuela suministrando petróleo a Estados Unidos, producto de una deuda contraída, todo sería un escándalo, pero como es China y Rusia, parece no haber tanta indignación.

Además, tampoco supieron crear otro enfoque de la economía venezolana – como el turismo o manufactureras – en el caso que bajaran dramáticamente los precios del petróleo como terminó ocurriendo. 

Sólo se aprovecharon de un contexto económico favorable para presumir logros como si fuesen inalcanzables y luego de la caída no pudieron aceptar su responsabilidad y se la trasfirieron a factores externos.

Venezuela sumida en una profunda crisis 

Dolores Padierna chavismo
Fotografía: Reuters

Sorprendentemente hay muchos que apuntan que la crisis en Venezuela es provocada por Estados Unidos e intereses económicos que buscan boicotear al proyecto que dejó Chávez.

Yo hago una pregunta sobre esa premisa ¿si es así, por qué los políticos en Venezuela y militares de alto rango no padecen de esa crisis?, porque hay una diferencia muy marcada entre la Venezuela que vive el pueblo en general y la clase política.

Si uno analiza los privilegios en los que se mueven los políticos en Venezuela y cómo hay venezolanos que llegan a pasar días comiendo sólo una vez al día, notarán que se caen los discursos de ¨es Estados Unidos que nos está dañando¨ o ¨no puede haber gobierno rico con pueblo pobre¨

La clase política venezolana es la que menos padece de la crisis y no parece preocuparle tanto la gente que la sufre – como tanto dicen – , porque tampoco aportan de su dinero o sus privilegios para que el pueblo viva tan solo un poco mejor de cómo vive ahora. 

Chávez, cuando lideró el fallido Golpe de Estado en 1992, criticó duramente que los políticos se encerraban en sus palacios, no escuchaban al pueblo y respondían enviando a los militares a arremeter contra ellos.

En 2017 pasó exactamente lo mismo, un pueblo sumido en la pobreza por la ineptitud en materia económica de un gobierno el cual respondió con violencia, matando a más de 160 personas en las protestas que mantuvo al país en vilo durante la mitad de 2017.

Una crisis democrática sin derecho a contrapesos

Dolores Padierna chavismo
Fotografía: demoamlat.com

Más allá de la crisis económica – que es la que más nos debería de indignar porque es la que genera que millones de venezolanos se vayan a la cama con una sola comida en el estómago –, existe una crisis democrática.

Regresando al tema de Dolores Padierna, quien critica duramente que el PRI gobernó durante 70 años, el chavismo ya lleva 21 años instalados en Venezuela sin ningún cambio político. Sólo domina la dictadura de Nicolás Maduro.

Así como acusa al PRI del desastre en el presente por el tiempo que gobernó, esa lógica aplica perfectamente para el chavismo en Venezuela, ya que ningún partido ha gobernado más que ellos.

Las únicas dos elecciones que perdió el chavismo – referéndum 2007 y Asamblea 2015 – las revirtió por otras vías que no fueron las del voto popular de las personas. 

Cuando Chávez perdió en referéndum la oportunidad de ser reelegido indefinidamente. Enfurecido, envió la iniciativa a de reforma a la Asamblea – donde contaba con la mayoría – y se le aprobó el capricho que le permitió participar del proceso electoral de 2012, sin importarle que el pueblo le dijo que no.

En 2017, Maduro exigió al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que declarara en desacato a la Asamblea Nacional ganada por la oposición en 2015 vía elección popular, porque ¨supuestamente existieron irregularidades en la elección de tres diputados¨.

Lo anterior ocurrió pese a que el instituto electoral venezolano nunca llamó a repetir esas elecciones en más de un año de haberse celebrado las originales.

Si toda esa serie de abusos e injusticias contra el pueblo venezolano que tanto defiende Dolores Padierna y desea traer para México – sumado al oscuro pasado de corrupción de su marido, René Bejarano  – no debería sorprenderle que siempre surjan críticas en su contra cada vez que su nombre aparece en la boleta electoral. 

Además, Padierna cuando gobernó la entonces Delegación Cuauhtémoc (2000-2003), creció el comercio informal, proliferó la apertura de giros negros, y hasta estuvo involucrada en los trágicos sucesos de la discoteca Lobohombo -que había sido clausurada en 11 ocasiones—, la cual se incendió el 20 de octubre de 2000 (provocando la muerte de 22 personas y dejando heridas a 40). En fotos que se difundieron cuando cerró su campaña para la jefatura Delegacional en la plancha del Zócalo apareció un contingente de ese bar portando mantas que decían: “Discoteque Lobohombo con Dolores Padierna”. El PAN denunció ante la entonces Asamblea Legislativa del DF, que Padierna recibió dinero de los dueños de la discoteca para su campaña.

Temas de interés:
Todas las columnas Otras noticias de
0 0 voto
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha