La lección de Tula
Alejandro Ramos Magaña
94 opiniones • veces leído

Las autoridades del IMSS deben replantear si el hospital debe seguir en esa zona, pues se encuentra a 100 metros del cauce del río Tula (que transporta las aguas negras de la Ciudad de México…

Foto: Al Momento.
Foto: Al Momento.

Lectura: ( Palabras)

El desastre y la tragedia ocurridas este lunes 6 de septiembre en Tula, Hidalgo, obligan a replantear cómo operan los sistemas de Protección Civil a nivel nacional y regional, y también qué tipo de tecnologías se poseen para anticipar las tormentas y poder prevenir y movilizar con oportunidad a la población.

No hay duda de que el Coordinación Nacional de Protección Civil, que encabeza desde agosto de 2020, Laura Velázquez Alzúa, falló en transmitir la información a las autoridades del municipio de Tula. Aunque ella dice que sí informó.

El propio Zoé Robledo, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), aseguró que nadie les informó ni oficial ni informalmente que se avecinaba una tormenta de grandes dimensiones en dicha región, y la consecuencia fue la inundación en el Hospital General de Zona No. 5, donde se atendían a pacientes con COVID-19, que al colapsar el sistema de energía eléctrica (pues hasta la planta de emergencia colapsó) se quedaron sin ventilación asistida y murieron 14, otros dos fallecieron previo al siniestro. 

Laura Velázquez Alzúa
Laura Velázquez Alzúa (Foto: RBenLinea).

¿Quién miente sobre este desastre en Tula, Hidalgo?

Laura Velázquez dijo este jueves en conferencia en Palacio Nacional que sí alertaron sobre el riesgo de inundación en el municipio de Tula debido a la tormenta que se aproximaba a la región, pero que “no se pudieron comunicar” con el Hospital General del IMSS.

¿No hubo otra forma de comunicarse? ¿A quién o quiénes sí les informó? ¿Qué protocolos tiene la Coordinación cuando se cortan las comunicaciones convencionales? ¿Fallaron los radares meteorológicos y sus sistemas de transmisión de datos? ¿Cómo se coordinan autoridades de Protección Civil Nacional con las sedes regionales o estatales? ¿Quién falló y quién se debe de ir por incompetente o ser castigado?

También las autoridades del IMSS deben replantear si el hospital debe seguir en esa zona, pues se encuentra a 100 metros del cauce del río Tula (que transporta las aguas negras de la Ciudad de México y municipios del Estados de México).

pacientes hospital IMSS Tula
Imagen: El Sol de México.
Hospital IMSS Tula, inundaciones
Imagen: Reporte Índigo.

De igual forma la Comisión Nacional del Agua (Conagua) falló al no anticipar el riesgo de este río y su cercanía con la zona urbana, pues este organismo ya tiene información sobre el fenómeno del cambio climático y de la fuerza de las lluvias que colapsan presas y desbordan ríos como hora ocurrió con el río Tula.

Es hora también de que el gobierno federal revise a fondo su sistema de radares atmosféricos en el país, pues hasta hace dos años sólo contaba con 17 con tipo de Banda C, que escanean los fenómenos pluviales en un rango de alcance de 200 a 300 kilómetros. ¿Cuántos funcionan al 100%? ¿Su tecnología es obsoleta? ¿Cuántos más se deben instalar?

En el caso de la Ciudad de México, el 25 de junio de 2018, se puso en operación un radar meteorológico de Banda X; se instaló en una torre de 18 metros de altura y en plena cima del Cerro de la Estrella, en Iztapalapa –a 2,400 metros sobre el nivel del mar–, lo que le permite observar por arriba de los edificios más altos y al mismo tiempo suficientemente cerca del suelo para medir fidedignamente la intensidad de la lluvia.

inundaciones Tula, Hidalgo, panorámica
Foto: Criterio Hidalgo.
desbordamiento río, inundaciones, Tula, Hidalgo, lancha
Foto: El Universal.

Es el primer radar meteorológico de la ciudad y el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) lo opera y es el encargado de transmitir su información a los tres niveles de gobiernos –federal, local y alcaldías–.

Se trata de una herramienta de última generación (tuvo un costo de 25 millones de pesos) que permite observar y medir las lluvias en tiempo real –y de acuerdo con los especialistas–, este radar es idóneo para aplicaciones de hidrología urbana que permite a las autoridades reaccionar rápidamente ante la presencia de tormentas y coordinar tareas en las zonas vulnerables a las inundaciones de la ciudad.

Gracias a este escaneo en tiempo real de la atmósfera metropolitana, hoy podemos informarnos hasta en teléfonos inteligentes en qué alcaldías habrá afectaciones por granizadas, vientos y lluvias fuertes o tormentas.

desbordamiento río, inundaciones, Tula, Hidalgo
Foto: GettyImages.

Este radar Banda X EWR E750 puede detectar la aproximación de tormentas hasta una distancia de 120 kilómetros, que en este caso cubre perfectamente la cuenca del Valle de México.

¿Por qué no todos los estados tienen este tipo de radares meteorológicos? Con el cambio climático es urgente reforzar los planes de protección civil y actualizar y extender la tecnología que ayude a anticipar los fenómenos meteorológicos.

También necesitamos funcionarios competentes, no rolleros ni mentirosos.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha