Envuelve compra de votos triunfo de Morena en Tláhuac

Tras la elección del pasado domingo, en redes sociales circularon videos donde ciudadanas y ciudadanos reclamaban el pago por la compra de sus votos en la alcaldía Tláhuac.

Fotografía: Cuartoscuro

Michael González

Lectura: ( Palabras)


CATEGORÍA: Noticias


De acuerdo con los cómputos del PREP de Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM), la candidata a alcaldesa de Tláhuac por la coalición Juntos Haremos Historia conformada por Morena y el Partido del Trabajo (PT), Araceli Berenice Hernández es virtual ganadora de la elección. 

Con el 99.40% de las actas capturadas y un último corte realizado el pasado 7 de junio, el IECM indicó que Berenice obtuvo el 42.77% de la preferencia del electorado que se traduce en 58 mil 130 votos. 

Su más cercano competidor, Alejandro Durán, de la alianza PRI – PRD-PAN consiguió el 31.92% de los votos que representan 43 mil 393 sufragios en su favor

Pocos días después de la elección empezaron a circular videos en donde residentes de la alcaldía reclamaban a brigadistas de Morena el pago por la compra del voto. 

Algo similar ocurrió en la alcaldía Gustavo A. Madero, donde personas que se les compró el voto fueron a un domicilio del partido Morena bajo el reclamo: ¨No quieren pagar el voto¨

En un primer video, que puede consultar en este enlace, se observa a algunas personas a las afueras de un domicilio del partido Movimiento de Regeneración Nacional reclamando el pago.  

En un segundo video se escucha: ¨Alejandro no contesta el celular, yo le metí más de 200 votos¨.

Se aprecia la disconformidad de las personas que rodean a una mujer quien asegura se pondrá en contacto con Alejandro para facilitar la expedición de los pagos y entrega unas tarjetas de presentación en las que aparece como ¨promotora de la 4T¨. 

En esencia, a las personas se les prometió una recompensa monetaria o en despensas a cambio de su voto en favor de de Morena y PT, pero este sería entregado posterior a la elección.  

Intimidaciones y compras previo a la elección 

De acuerdo con fuentes consultadas por Voces México, en la semana de la elección algunos brigadistas de Morena se acercaron a casa de vecinas y vecinos de la colonia La Nopalera en Tláhuac con la intención de comprar sus votos.

Estos brigadistas le entregaban en un pequeño papelito un número de folio con un sello de identificación con el que se presentarían en un lugar específico junto con su identificación original y captura de voto para que se les entregara el pago.

Los brigadistas también designaron a unas personas líderes, quienes les conseguirían 15 o más gentes de una calle o comunidad para que también votaran en favor de Morena para la elección. 

El día de la elección los brigadistas (sin llevar identificadores que los asociaran con Morena) movilizaron a las personas que les compraron su voto a las casillas de votación con ayuda de motorizados, taxistas y otros medios de transporte

A las personas que ejercían su voto se les iba marcando en una lista previamente armada con los datos que se les pidió cuando se les ofreció el pago por el voto. Posteriormente, fueron regresados a sus domicilios exigiéndoles quedarse allí hasta el fin de la jornada electoral. 

También se observó el día de la elección a funcionarios de casillas que portaban cubrebocas del PT, pese a que esta acción está prohibida por ser considerada una propaganda en favor de un partido. 

Las personas que se quedaron sin pago se les puso como excusa que las fotografías, que comprobaban su voto en favor de Morena, estaban borrosas o poco claras. 

¨Primero dijeron que nos darían 500, luego 300 y ahora y que 200¨, comentaron. 

Discrecionalidad y largas en entregas 

El miércoles, reporteros de Voces México fueron a uno de los puntos donde se presumía que se entregaba el pago de los votos y entrevistó a dos mujeres que salieron de dicho lugar.

¨Están pidiendo que te registres de nuevo¨, dijeron ¨Tienes que llevar a tu INE original, te anotan en una lista y dicen que luego te llaman¨, decían mientras se quejaban por no haber recibido el pago después de días de espera. 

La persona que abrió la puerta, para que las dos mujeres pudieran salir del lugar, se quedó observando detenidamente la calle y sus alrededores, par de minutos después ingresó nuevamente y cerró raudamente la entrada.

Se logró ver, a una cuadra de distancia, que adentro de la casa había cerca de cinco personas reunidas alrededor de una mesa. 

Algunas de las personas que todavía no reciben sus pagos, y les dan largas para que no los reciban, se cohíben a denunciar el delito por miedo a represalias que atente contras sus vidas. 

Temas de interés:
Todas las columnas Otras noticias de
0 0 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha