Trump se equivocó de adversario comercial
José Elías Sahab

De todo y de nada

94 opiniones • veces leído

La semana pasada hubo acontecimientos que marcaron lo que parece ser, por lo pronto, una nueva y tensa relación entre los Gobiernos de México y Estados Unidos.

blank

Lectura: ( Palabras)


CATEGORÍA: De todo y de nada | Opinión


#TrumpSeEquivoco

La semana pasada hubo acontecimientos que marcaron lo que parece ser, por lo pronto, una nueva y tensa relación entre los Gobiernos de México y Estados Unidos.

 

Donald Trump firmó una Orden Ejecutiva y le instruyó al nuevo Titular de Seguridad Nacional, John Kelly, la inmediata construcción de un muro fronterizo. Cumplió su promesa de campaña y, además, remató volviendo a sacar el tema de que los mexicanos pagaríamos por ese muro. La reacción del Presidente de México, Enrique Peña Nieto, no se hizo esperar y no sólo enfáticamente dejó claro que México no pagaría por el muro, sino que además canceló su visita a Washington que se llevaría a cabo precisamente el día de hoy. Esta decisión, derivada de un tweet en donde Trump dice, palabras más palabras menos, que si México no tiene en su agenda pagar por el muro, que lo mejor sería que se cancelara la reunión programada. Hasta aquí los hechos.

 

Lo que llama la atención de todo lo anterior es la torpeza con la que Trump pretende resolver el tema del pago. En principio quiere cobrar un impuesto (se dice que de un 20 por ciento) a todo producto que venga desde México. En esa guerra comercial el que más pierde, y por mucho, es el consumidor de Estados Unidos. ¿O a poco nos vamos a creer que los precios se quedarán iguales si hay necesidad de pagar un impuesto adicional? México es un socio comercial que le exportó a Estados Unidos, en el 2016, casi 300 mil millones de dólares (según census.gov).

 

Ahora bien, si Trump le cobra un impuesto a los productos que Estados Unidos importe de México, además de afectar a los consumidores norteamericanos, estará afectando a muchas compañías norteamericanas establecidas en México y que producen productos para dicho mercado. Muchas de las inversiones estadounidenses más importantes y estratégicas que tienen en nuestro país son para producir productos que consumirá el mercado estadounidense. Así que lo del muro lo acabarán pagando los norteamericanos de dos maneras: a través del pago de precios más altos por productos que importen de México y se consuman allá; o bien, porque el arancel que se cobre a las exportaciones de México a Estados Unidos gravará por igual a las empresas norteamericanas que exporten a Estados Unidos. En cualquiera de los dos casos, el Presidente Trump afectaría los intereses de los ciudadanos estadounidenses de una forma considerable, o como dicen los norteamericanos, “Big time”. Esto que estoy diciendo pasaría sin que en México hubiera algún tipo de reacción, es decir, simplemente con la decisión unilateral de Estados Unidos de cobrar un impuesto.

 

Si a lo anterior le agregáramos una acción de reciprocidad de parte de México, por la conducta de Estados Unidos, y les cobráramos un arancel similar al que están pensando cobrarnos, la cosa todavía se pone más complicada para los norteamericanos. Resulta que Estados Unidos, después de Canadá, al país que más le exportó productos y servicios en todo el mundo durante 2016, fue nada menos que a México. Según census.gov, aproximadamente 230 mil millones. Para que tengan una referencia, ¡fue más del doble de lo que le exportó a China en el mismo periodo! y, por supuesto, todos los demás países están por debajo de China.

 

¿Somos entonces un socio comercial importante para Estados Unidos? La respuesta es sí, muy importante, sobre todo en lo que ellos nos exportan. Imagínense que les ponemos un impuesto. Les aseguro que los empresarios norteamericanos ya no estarían tan contentos con su Presidente Trump por haberle cargado la mano al comercio de México con Estados Unidos.

 

Trump se equivoca de adversario. Mientras que el déficit comercial con nosotros anda sobre unos 65 mil millones, comparable en monto con el que tiene nuestro vecino del norte con los alemanes o los japoneses, con China tiene un déficit de casi 350 mil millones. ¡5 veces más que con México! El adversario, claramente, está en otra parte.

 

Pero mientras el nuevo Presidente de Estados Unidos se entera (o no) de que no está sentado con un país pequeño con el que puede hacer lo que le venga en gana, aquí en México los ciudadanos debemos ver esto como una gran oportunidad para mejorar en lo que hacemos y fortalecer el mercado interno consumiendo productos y servicios mexicanos. Hagámonos siempre la siguiente pregunta: ¿Esto que hoy compro, me lo podría estar ofreciendo un paisano mío? Si la respuesta es sí, hagamos un esfuerzo adicional, salgámonos de nuestra zona de confort y busquemos las formas de consumir productos e insumos de nuestro México. Eso es lo que nos toca hacer a los ciudadanos. Las instituciones y los funcionarios públicos debemos estar dispuestos a redoblar esfuerzos para darle más oportunidades a las empresas mexicanas para fortalecer el mercado interno y ser facilitadores para que cada vez haya más empresas mexicanas globales y exitosas.

 

México tiene en su gente su mayor atributo. Es ahí donde debemos enfocar nuestras baterías a largo plazo. Educación, salud y empleo deben ser las prioridades y todo lo demás se debe dar por añadidura. Si tenemos ciudadanos sanos, bien educados y productivos (con empleo o auto empleo) sacaremos adelante a México, sin importar lo que pase allende nuestras fronteras.

 

Feliz semana. Busquemos estar sanos, sigamos educándonos (nunca se termina en ese tema) y seamos muy productivos en lo que hagamos. Más que nunca, el país nos necesita.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
1 Comentario
Más viejo
Nuevo Más Votado
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
alejandra U.

Jose Elías,
Me gusto bastante este articulo, oportuno, claro y con una tendencia a actuar con responsabilidad.

La frase que me llevo es, México tiene en su gente su mayor atributo. Por que siempre estamos en aquello que vemos. Felicidades!

Lo que opinan nuestros lectores a la fecha

Más de

Voces México