El Día Mundial del Suelo y la COP13
José Elías Sahab

De todo y de nada

94 opiniones • veces leído

Ayer (diciembre 05) se celebró el Día Mundial del Suelo. Puede sonar como otro día más que se nos ocurre celebrar, pero resulta profundamente importante y de una relevancia trascendental.

blank

Lectura: ( Palabras)


CATEGORÍA: De todo y de nada | Opinión


#COP13

Ayer (diciembre 05) se celebró el Día Mundial del Suelo. Puede sonar como otro día más que se nos ocurre celebrar, pero resulta profundamente importante y de una relevancia trascendental. Lo increíble es que haya sido hasta el siglo XXI que se decretó un día específico para celebrar a nuestro suelo y apenas en 2015 se declarara el Año Internacional de los Suelos.

 

Los días del calendario que vemos que celebran algo nos dan la oportunidad –aunque sea por un día– de darle nuestra atención por unos momentos, así como cierta importancia, al tema celebrado. Sin duda hay celebraciones que pasan desapercibidas, otras que pueden ser un tanto absurdas y otras, como el Día Mundial del Suelo, que dan para reflexionar sobre la importancia del mismo y lo que éste nos da.

 

Celebrar a nuestro suelo (The soil, sería en inglés) es celebrar nuestra tierra. Es celebrar la vida misma y crear conciencia de que si no lo cuidamos, perderemos lo más valioso para el ser humano: nuestros alimentos y nuestra agua. Gracias a las tierras, se cultivan todos las frutas y verduras que comemos, se cultivan los alimentos que se les dan de comer a los animales y recibimos el agua con la que cultivamos, nos aseamos y bebemos. Si nuestros suelos se erosionan y se secan perdemos toda vida que ahí se hubiera encontrado.

 

Las fuentes de energía más utilizadas por el ser humano también vienen de nuestros suelos, así como los insumos fundamentales para crear medicinas. Nunca nos ponemos a pensar lo importante que es nuestra tierra y en la calidad de la misma radica la posibilidad de que se desarrolle vida.

 

Todas las grandes civilizaciones, sin excepción, se asentaron en lugares donde sus suelos eran ricos –ya fuera en agua, en tierras fértiles y adecuadas para el cultivo y donde hubiera suficientes recursos naturales para producir energía–.

 

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la FAO (por sus siglas en inglés), aproximadamente 33% de los suelos del planeta están degradados, es decir, una tercera parte de los suelos de nuestro planeta ha perdido su riqueza y estado óptimo para proveer los alimentos, el agua y la energía necesarios para sostener a más de 7 mil millones de seres humanos (y creciendo día a día). Esto ha hecho que en la mayoría de los países se estén diseñando y aplicando nuevas políticas públicas para lograr un desarrollo más sustentable con base a nuestros ecosistemas.

 

El fin de semana pasado, en Cancún, Quintana Roo, dio inicio la COP13 que nace precisamente del Convenio sobre la Diversidad Biológica. Desde los años 80, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP por sus siglas en inglés) convocó a un grupo de expertos sobre diversidad biológica, comprometidos con el cuidado del medio ambiente, pero sobre todo buscando frenar el acelerado deterioro de nuestros suelos que habían llevado a muchas especies a la extinción. A partir de ese momento, el ser humano ha comprendido la importancia de cuidar el medio ambiente, porque también se logró contar con información más clara sobre las actividades del propio ser humano que deterioran o conservan el medio ambiente. Aquella fue la primera reunión (o Conferencia) en que los países participaron con dichos objetivos y, donde por primera vez, en Nairobi, Kenia, se alcanzó una Declaración formal, consensuada y elaborada por expertos, que ha servido de base para generar las políticas públicas globales para, nada menos que, preservar la vida en nuestro planeta.

 

Dicha Declaración establece tres objetivos principales: la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la distribución justa y equitativa de los beneficios obtenidos del uso de los recursos genéticos. Que el máximo Órgano de Gobierno de este convenio se reúna ahora en México es motivo para regocijarnos, ya que deja clara la preocupación que hay en nuestro país por el cuidado del medio ambiente y de que México sea un líder indiscutible en las iniciativas que se lleven en la materia este año.

 

Esto dice la propia información de la página de la COP13: “…cerca de diez mil participantes, entre representantes de los países parte, países observadores, organizaciones internacionales y otros interesados se reunirán en Cancún para negociar acuerdos y compromisos que den impulso a la conservación y uso sustentable de la biodiversidad…”. Además, por realizarse en México, dentro del programa del evento se tocarán temas específicos de la diversidad biológica de nuestro país.

 

No cabe duda que ya hay más consciencia acerca de los temas del cuidado al medio ambiente. En el plano doméstico yo veo que mis hijos, de forma natural, reciclan, se preocupan por separar la basura, tienen materias sobre ecología y cuidado del medio ambiente en su escuela, y así como el uso de la tecnología lo traen en su ADN, igual pasa con la consciencia ecológica. Esa clase de educación yo no la tuve, ni creo que muchos de los que pasamos por la primaria hace 25 o 30 años la hayamos tenido. Estos foros, como el de la COP13, nos ayudan a entender lo que está pasando en temas como el cuidado del medio ambiente y nos mantiene actualizados en cuanto a lo que se está haciendo en todo el mundo para frenar el deterioro de nuestras tierras y nuestro entorno. Por eso los invito a que revisen sus contenidos. Todo lo que se estará revisando podrá conocerse casi de forma instantánea a través de las páginas http://cop13.mx/ y http://www.cbd.int. Créanme, vale la pena. Seguro cada uno de nosotros encontraremos nuestras formas de aliviar a nuestro planeta en el pedacito de terreno que nos toca. Partir del conocimiento de ¿qué es eso de cuidar el medio ambiente? así como lo que significa, puede ser un buen comienzo.

 

Que tengan una “verde” semana y respiremos buenos aires.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha

Más de

Voces México