¡Gracias 2016!
José Elías Sahab

De todo y de nada

94 opiniones • veces leído

En tan sólo once días terminará un año más. Once días que nos pueden servir para reflexionar lo que fue nuestro comportamiento, nuestros miedos, nuestros amores, nuestras pasiones, nuestras alegrías y nuestras tristezas.

blank

Lectura: ( Palabras)


CATEGORÍA: De todo y de nada | Opinión


En tan sólo once días terminará un año más. Once días que nos pueden servir para reflexionar lo que fue nuestro comportamiento, nuestros miedos, nuestros amores, nuestras pasiones, nuestras alegrías y nuestras tristezas.

 

El año que termina debe dejar en nosotros un sentido de gratitud, no importa qué tan bien o tan mal la hayamos hecho, cómo nos haya ido o qué nos haya sucedido.

 

Yo estoy agradecido con Dios. Primero, por haberme permitido vivir cada día y haber llegado al final del 2016. Muchos se quedaron en el camino y ahora los recuerdo con cariño. A aquellos que nos dejaron, les mandamos todo nuestro amor, reconocimiento y respeto. Estoy seguro que, desde otros planos, estarán llenos de luz y nos llenarán de bendiciones.

 

Estoy agradecido con mis hijos por esos momentos compartidos, esos abrazos y besos que di y recibí con amor y cariño, así como por todas las discrepancias y pleitos que hayamos tenido. De esos pleitos siempre aprendemos algo. La familia es fortaleza y cualquier momento cerca de ellos nos ayuda a ser mejores seres humanos y a ser plenos. Ver las sonrisas de mis hijos ha sido uno de los mejores regalos que he podido recibir durante el año.

 

Estoy agradecido con nuestro país porque es aquí donde vivimos, trabajamos, amamos, pensamos y discutimos. México me ha dado lo más importante que tengo, y tener la oportunidad de haber vivido este año en este gran lugar me hace un hombre privilegiado.

 

Estoy agradecido con todos aquellos amigos con quienes compartí alguna buena charla, un viaje o una comida. Esos momentos se eternizan en el alma y la llenan de alegría. Nunca se debe dejar de procurar a los amigos y, este año que termina, guardaré grandes recuerdos de tiempos vividos.

 

Estoy agradecido con toda la gente con la que trabajé durante este año. Gracias a ellos logré grandes éxitos, satisfacción personal y profesional. El trabajo me hizo sentir útil para el país, para mi familia y para mí mismo. Es una bendición tener trabajo y, además, disfrutarlo. Yo estuve este 2016 doblemente bendecido.

 

Estoy agradecido con mi esposa quien en este año que termina me hizo convertirme en un mejor yo, gracias a su amor, gracias a su sabiduría (que generosamente siempre me comparte) y a tanto diálogo y reflexión sobre tan diversos temas y en tantísimas ocasiones. Aprendí más, valoré más y me enamoré más.

 

Gracias 2016 por mi salud. A pesar de lo desordenado que pude haber sido en cuanto a comer, dormir, hacer ejercicio, etc., cierro el año con saldo a favor en materia de salud. Lo valoro y aprecio y deseo a todos los que tengan problemas de salud que se sientan bien y se mejoren pronto.

 

Gracias 2016 por mis éxitos. Todos ellos, por pequeños o grandes que hayan sido, me llenaron de satisfacción. Sobre todo, en aquellos donde pude hacer por los demás y trascender de forma positiva en una persona, empresa o comunidad de mi país. Amo a México y mis éxitos también deben contribuir a construir un mejor futuro para nuestro gran país.

 

Gracias 2016 por mis fracasos. Se aprende mucho del fracaso y uno se vuelve más humano, más reflexivo y compasivo cuando ha fracasado. Los abrazo y aprovecho para mejorar en todos los aspectos de mi vida.

 

Gracias 2016 por haberme dado el tiempo y la oportunidad de escribir de todo y de nada. He gozado (y espero seguir haciéndolo) de escribir y compartirles lo que escribo. Sin duda este año, con esta nueva actividad, me ha llenado de satisfacciones. Al escuchar los comentarios de mis lectores, al provocar reflexión, al recibir críticas, me alimento para seguir escribiendo más, con pasión, de forma honesta y, sobre todo, con mucha alegría. Ser positivo es una decisión y yo claramente he optado por ella. Expresarlo de forma escrita me emociona y me compromete a ser mejor.

 

Gracias 2016. Al final tú te vas y nos dejas cosas increíbles. Todas esas experiencias vividas, esas palabras escuchadas, todo el conocimiento adquirido y los sentimientos expresados y recibidos han hecho de ti un año único e irrepetible. Está en nosotros seguir teniendo años que no sólo sean únicos e irrepetibles, sino que además –en lo que nos toque– los hagamos maravillosos.

 

Les deseo que la pasen muy bien en estas fiestas y todo lo mejor para el 2017. Ésta será mi última publicación del año 2016 y será el 10 de enero del 2017 cuando reinicie mis publicaciones. ¡Felicidades!

 

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha

Más de

Voces México