Clinton y Trump. Día de definir al menos malo
José Elías Sahab

De todo y de nada

94 opiniones • veces leído

Cuando veo a los dos candidatos para Presidente de Estados Unidos me acuerdo de ese
dicho popular: “Una es mala y el otro peor”.

blank

Lectura: ( Palabras)


CATEGORÍA: De todo y de nada | Opinión


#ClintonYTrump

Cuando veo a los dos candidatos para Presidente de Estados Unidos me acuerdo de ese dicho popular: “Una es mala y el otro peor”. Pero ¿qué se le va a hacer? ¡Es lo que hay! Y, desde mi punto de vista, me parece que los americanos están por entender aquel otro dicho popular, muy mexicano, por cierto, que dice: “con esos bueyes hay que arar”.

La estructura política y económica de Estados Unidos hará que los estadounidenses, efectivamente, “aren” con el Presidente que quede. La situación del país más rico del mundo no cambiará mucho porque llegue una o el otro a la Presidencia. La realidad es que Estados Unidos, como todas las economías ricas del planeta, dependen poco de sus gobiernos; por lo que estos pueden ser buenos, regulares o malos ya que realmente no afectan de forma trascendente ni el desarrollo, ni su crecimiento. Basta con ver cómo en países como Italia o Japón cambian de ministros todo el tiempo y sus economías no lo resienten. Cuando dichos países entran en crisis económicas, éstas no necesariamente se relacionan con el comportamiento de sus gobiernos. Por otro lado, en los países menos desarrollados, la dependencia de las economías en sus gobiernos es mucho mayor. Así que podemos estar tranquilos de que el día de hoy no se define el futuro económico de Estados Unidos.

La semana pasada tuve la oportunidad de estar en nuestro vecino país del norte, específicamente en el estado de Florida –que por cierto es uno de los estados clave para definir la elección que se lleva a cabo el día de hoy–. Mientras estuve por allá desfilaron Hillary, Trump, Obama y hasta el roquero Jon Bon Jovi dando un concierto en favor de Clinton. El cierre de campañas ha sido intenso y ambos candidatos han estado en Ohio, Michigan y Pennsylvania (supuestamente estados que normalmente han sido demócratas pero que ahora podrían ir hacia cualquier lado) y Florida (donde siendo normalmente republicano, parece que ahora podría terminar en manos de Clinton). Todo apunta a que puede ser una elección cerrada, aunque el fiel de la balanza parece inclinarse ligeramente a favor de Clinton. Al final, en unas horas sabremos quién resulta ganador, pero lo que

quiero destacar es el hartazgo que encontré en el ciudadano común sobre la clase política estadounidense. Un hartazgo que también se ve en México y otros países. Los políticos ya nos son bien vistos en ninguna parte, nadie confía en ellos y, lo peor, han perdido el respeto y la credibilidad ante los ciudadanos. Entonces, ¿qué queda? Ciudadanos confundidos, molestos y decepcionados que buscan soluciones en ciudadanos que no estén vinculados a los sistemas políticos convencionales. Así entendemos el fenómeno Trump.

La clase política, en el mundo que conocíamos, se está muriendo y la nueva clase política que prevalezca será la que haga las cosas de una forma distinta, de cara al ciudadano y con absoluta transparencia. El mundo ya cambió. Las comunicaciones revolucionaron todo, por lo que a través de las redes sociales nos enteramos casi de forma inmediata –y de forma simultánea– de lo que sucede en un lugar y momento particular. Ese simple desarrollo tecnológico –las redes sociales– hace que el comportamiento de los individuos deba de cambiar (aunque tengan o no la convicción de hacerlo). La gente ya no se engaña y, afortunadamente, los acuerdos en lo oscurito serán cosa del pasado.

Creo que todo lo que viene es muy positivo para el ciudadano. A la larga, tendremos gobiernos más transparentes, donde haya más participación de todos y donde de forma legítima se busquen llevar las mejores políticas para que los países salgan adelante. Se contratará a la mejor gente; con currículum intachable e integridad a prueba de balas. Los temas se discutirán en una sola agenda y no habrá espacio para el deshonesto y el corrupto. Pero esa nueva clase política, que en muchos de los países ya son actores importantes en sus gobiernos, se enfrenta hoy a la resistencia de esa vieja clase política que se rehúsa a morir, por lo que tenemos asientos privilegiados para observar, comentar, aprender y participar en esa transición. Veremos si esa nueva clase política llega a las instituciones   establecidas   o   si   crearán   nuevas.   También   veremos   si   los   partidos

sobrevivirán o no (hoy es muy pronto para saberlo). Lo que sí creo es que las reglas serán reescritas en todo lo que tenga que ver con la forma de hacer política en el mundo. La crisis política es mundial, pero el lado positivo de eso es que el nuevo desarrollo político también será a escala mundial.

No es que Clinton y Trump hoy definan si sigue la vieja clase política o llega la nueva. Los dos son parte de la vieja clase política –aunque uno de ellos nunca hubiera estado involucrado en política–. El empresario y la política siempre han jugado con las reglas del viejo sistema político, por lo que uno de ellos querrá gobernar con esas formas porque son las que conocen. El problema para ellos es que la realidad ya los alcanzó y no podrán gobernar de esa manera. Si no lo entienden estarán destinados al fracaso.

Los ciudadanos están ya por encima de sus gobiernos (así debió haber sido siempre).

Hoy, en el país más poderoso del mundo, la vieja clase política llegará una vez más a la Presidencia, pero el ciudadano ya la superó. En el mundo está pasando esa misma transformación. Estemos listos para recibir a esa nueva clase política con los brazos abiertos y con absoluta confianza. Ya están más cerca. Mientras, veamos quién de la vieja guardia gana en Estados Unidos. Me parece que ésta será de las últimas elecciones que veremos en el mundo donde siga sobreviviendo esa vieja clase política que sigue pataleando, negándose a morir, cuando ya se le acabó todo el aire que tenía. Espero no equivocarme.

Que tengan una buena semana.

 

 

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha

Más de

Voces México