Añoranza del ayer (2 de 3)
José Elías Sahab

De todo y de nada

94 opiniones • veces leído

¡Vive la France! Grito emblemático de los franceses que nació en la Revolución francesa desde 1789 y que ha permanecido a lo largo de los años como su principal frase de celebración de ese país que, en los últimos años del s. XVIII, crecía en poder…

Lectura: ( Palabras)


CATEGORÍA: De todo y de nada | Opinión


#Añoranza

¡Vive la France! Grito emblemático de los franceses que nació en la Revolución francesa desde 1789 y que ha permanecido a lo largo de los años como su principal frase de celebración de ese país que, en los últimos años del siglo XVIII, crecía en poder y fortaleza gracias a un militar de baja estatura, pero de gran capacidad como estratega y líder: Napoleón Bonaparte.

Carlos IV de España, que se había convertido en rey un año antes del estallamiento de la Revolución francesa, prácticamente no reinaba ya que le había dado poderes plenipotenciarios a Manuel Godoy, su ministro más poderoso –quien realmente gobernaba–. La fuerza de Carlos IV se vio mermada, sobre todo después de la desastrosa guerra en la que se enfrascó España con Francia por querer defender a Luis XVI, último monarca galo, quien fuera ejecutado en 1793 con la famosa guillotina. Godoy firmó un acuerdo de paz con los franceses, aliándose así contra la otra gran amenaza europea: Inglaterra.

Franceses y españoles pelearon juntos contra los ingleses, pero fueron derrotados por la Armada Británica en la famosa batalla de Trafalgar. En Londres hay una plaza muy famosa llamada “Trafalgar Square” que celebra dicho acontecimiento y, en su centro, se puede observar una figura del almirante Nelson, quien fuera herido de muerte en esa victoria inglesa.

En España había un descontento por la alianza con los franceses y el propio hijo de Carlos IV, Fernando, era uno de los más molestos, sobre todo porque cada vez había una mayor presencia de franceses en territorio español. Sin embargo, el creciente desplazamiento de tropas galas al territorio español, tomando como pretexto la defensa continental ante la amenaza británica, dejó en claro que los franceses iban por algo más que una alianza. Lo que querían era una ocupación de España.

En marzo de 1808, Godoy recomendó a los Reyes trasladarse al Palacio de Aranjuez para, de ahí, partir hacia el sur y embarcarse a las Américas en caso de que los franceses ocuparan el país. Y así lo hicieron. Sin embargo, un grupo de personas que seguían al Príncipe de Asturias, es decir, a Fernando, ante estos acontecimientos y el repudio que ya le tenían a Godoy por su forma de gobernar, se rebelaron en lo que se conoció como “el motín de Aranjuez” en el cual los seguidores de Fernando irrumpieron en los palacios y casi linchan a Godoy. Sólo Fernando pudo intervenir para que no lo hicieran. El rey Carlos IV abdicó en favor de su hijo y así asume el trono Fernando Vll. Pero su reinado duró únicamente tres meses, ya que fue detenido por Napoleón Bonaparte y puesto preso.

¿Y todo eso cómo afecta a la Nueva España? En este mes patrio festejamos la Independencia de México. Es un mes para recordar a los próceres que nos dieron patria. El 15 de septiembre “damos el grito” recordando al cura Hidalgo, quien hizo lo propio en 1810. ¿Para hacer una nueva nación? ¿Para establecer un nuevo país? ¿Para independizarnos de España o de Francia?

Las anteriores parecen preguntas absurdas, pero créanme, tienen su razón de ser. Ya tenemos tantos años de haber salido de la escuela, de haber leído nuestros libros de historia, que no revisamos lo que pasó por el mundo en esos tiempos, por lo que me resulta divertido escribir en este mes sobre lo que acontecía en Europa y la Nueva España por esos revolucionados días de finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX.

Lo que creemos que fue un grito de independencia… probablemente no fue así.

La motivación sobre el movimiento insurgente puede ser distinta al de la creación de un nuevo Estado soberano.

Los padres de la independencia a los que festejamos este mes, ¿eran partidarios de una soberanía mexicana?

Nos leemos la semana entrante, después del grito, para revisar la última entrega de esta triada de artículos. Buen grito y… ¡Que viva Méjico! (Sí, así con “J”, por lo pronto).

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
2 Comentarios
Más viejo
Nuevo Más Votado
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
ENRIQUE MORODO

Pepe Elias.

Felicidades por este historico reportaje

Ma. Guadalupe Chéquer M.

¡Que interesante y ameno relato de nuestras “Fiestas Patrias”!
Un abrazo afectuoso.

Lo que opinan nuestros lectores a la fecha

Más de

Voces México