¿Podemos tener un buen balance de vida personal y profesional?
Octavio Aguilar

Hazlo sencillo

94 opiniones • veces leído

¿Quieres ser más productivo en tu trabajo? Convoca y asiste a menos juntas. La “juntitis” es una enfermedad crónico-degenerativa de muchas empresas.

Imagen: EUROPA.
Imagen: EUROPA.

Lectura: ( Palabras)

Hace algunos meses, por solicitud de mi buena amiga Carmen Álvarez Basso, preparé e impartí una conferencia a los miembros de la Asociación de empleados del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y esta semana facilité una serie de sesiones a gerentes de la principal aseguradora de México sobre el tema del equilibrio o balance entre vida personal y vida profesional.

En mayo del 2019 escribí para El Semanario, hoy Voces México, un artículo sobre el mismo tema, pero ahora quiero ofrecer herramientas para buscar este ansiado equilibrio.

¿Qué debemos entender por balance entre vida personal o vida profesional?

“Es el equilibrio significativo y confortable entre la esfera laboral y la esfera personal (familia, amigos, salud, diversión, etc.) en la vida de un individuo.”

“Encontrar el equilibrio adecuado entre el trabajo y la vida diaria.”

Según diversas encuestas y estudios, alrededor del 70% de los trabajadores y empleados alrededor del mundo dicen (consideran) que no tienen un buen balance entre estas “dos” vidas.

¿Por qué sucede esto? Aquí algunas de las respuestas: las nuevas tecnologías que permiten disponibilidad de los empleados las 24 horas del día, los siete días de la semana, el miedo a perder el empleo y una cultura nociva del trabajo, han convertido a las jornadas de trabajo en interminables (momentos de estrés), en las que se vuelve cada vez más difícil alcanzar un equilibrio laboral y personal.

concilio vida personal y laboral
Imagen: Cucorent.

Las largas jornadas de trabajo, adicionalmente, generan estrés laboral, que es la respuesta que puedes tener ante la sobrecarga de trabajo, conflictos con tu jefe, tus compañeros de trabajo, las pocas oportunidades de promoción o el no tener control sobre las decisiones en el trabajo.

Se ha podido comprobar que hasta cierto punto es buena la presión del estrés por el trabajo, lo que se denomina eustress, pero demasiado estrés durante mucho tiempo no es bueno para la salud.

No existe el equilibrio laboral y personal perfecto. Cuando hablamos de balance personal y profesional podemos imaginarnos teniendo un día de trabajo productivo y pasar el resto del día con la familia y los amigos, y dormir ocho horas… pero esto no es realista.

Desafortunadamente no siempre será posible el balance, el trabajo y tiempo personal podrán variar de un día a otro, por eso es importante que identifiques tus tiempos y te puedas adaptar a los cambios constantes para lograr tus metas. Habrá siempre que ser flexible ante los hechos que nos suceden diariamente.

estrés laboral
Imagen: El Cronista.

Es importante recordar que, aunque no siempre podremos tener equilibrio personal y profesional, al final del día somos nosotros los que tenemos la responsabilidad más grande: nuestras propias vidas.

Tú eres en buena medida accountable (responsable activa y personalmente) de tu buen o mal balance.

¿Cuántas horas trabajas a la semana? En los países más productivos del mundo, salvo la excepción de Japón, se trabajan menos de 48 horas, inclusive menos de 40 a la semana, Alemania, Holanda, y Noruega se encuentran a la cabeza con jornadas anuales de menos de 1,450 horas. Alemania trabaja alrededor de 1,370 horas, mientras que en México se trabajan alrededor de 2,250 horas… y los niveles de productividad son abismales obviamente a favor de los países europeos.

Es interesante ver el índice de vida mejor de la OCDE, donde México ocupa el penúltimo lugar, sólo “superado” por Colombia con puntuaciones de 1.1 y 0.9, respectivamente, contra las evaluaciones que superan los ocho puntos de los tres países antes mencionados, más Italia, Dinamarca, Francia y España, que tienen 9 de calificación.

Entonces, ¿qué hacer? Cambiar la cultura. En México y muchos otros países de América Latina y parecería que en otras latitudes también, como Turquía y algunos países asiáticos, se incentiva y reconoce a quienes más horas están en el trabajo, mientras que en los países productivos se incentiva y premia a quien hace las cosas, a quien da resultados.

La “hora nalga” está muy sobrevalorada y poco promovida la efectividad (suma de eficiencia y eficacia). 

administrar tiempo libre
Imagen: Revista Adventista.

Podríamos empezar por hacernos algunas preguntas si tenemos un nivel jerárquico gerencia o directivo:

*¿Qué puedes o debes delegar?

*¿A quién se lo vas a delegar?

*¿Qué tienes que hacer para delegarlo?

*¿Puedes empoderar a tu equipo o algunos miembros de tu equipo?

*¿Puedes dejar de micro administrar?

*¿Sabes poner límites?

Usar la famosa Matriz o Ventana de Eisenhower para clasificar lo importante y lo urgente, donde te debes dar cuenta cómo estás distribuyendo tus tareas entre los cuatro cuadrantes; si tienes muchas cosas por hacer en el primer cuadrante de lo importante y lo urgente está claro que estás gestionando mal tu tiempo y debes apurarte para delegar y empoderar a tu equipo, o bien, planificar tareas que son importantes, pero no urgentes.

Otro tema central es tener claro los objetivos que quieres alcanzar en el largo, mediano y corto plazos, usando la metodología que quieras, pero debes tenerlos bien descritos, claros y visibles. Por cierto, debes tener descritos objetivos personales y profesionales, y darles la misma importancia.

¿Quieres ser más productivo en tu trabajo? Convoca y asiste a menos juntas. La “juntitis” es una enfermedad crónico-degenerativa de muchas empresas. Aquí se pierden millones de horas al año innecesariamente.

¿Estás administrando bien tus correos, tus WhatsApp, tus llamadas, las interrupciones de terceros, tus visitas a las redes sociales? Una sugerencia sencilla y muy útil para administrar estos asuntos es hacer “batches” o lotes de un determinado tiempo al día para atender cada uno de ellos. Puedes hacer diez lotes al día de cinco o diez minutos para ver correos en uno, mensajes en otro, atender llamadas en otro y así sucesivamente. Además, este ejercicio te servirá para cambiar de ánimo y volverte a concentrar en otras actividades.

equilibrio vida laboral

Les comparto finalmente, una lista de ideas para poder encontrar un mejor equilibro entre nuestra vida laboral y la personal: promover e incentivar más flexibilidad laboral; apoyar a los colaboradores con más tecnología; establecer límites/poner límites; alentar al personal a tomar vacaciones e irse a la hora acordada de la oficina; apoyar los tiempos de la familia; ayudar al personal a cuidar su vida personal/cuidar su bienestar; dejar la puerta abierta: ser empático, tratar bien a los demás, hablar de sentimientos; hacer una lista de lo que se tiene y quiere hacer cada día; ser realista; saber priorizar, todos los días quedará trabajo para mañana; cuidar y planear los días libres de cada semana; respetar el derecho a la desconexión del celular y de la computadora.

Por años se nos dijo “los problemas de casa se quedan en casa y los problemas del trabajo se quedan en el trabajo”. Esto nunca fue cierto y hoy con el tema del teletrabajo es más falso que nunca. Sólo tenemos una cabeza, así que los problemas de casa irán al trabajo y viceversa; pero lo que sí podemos hacer es cambiar la gorra y decir “ahora entro a mi ‘modo papá’ o ‘modo amigo’ o en su momento ‘modo jefe’”, y así cambiar la gorra cuantas veces sea necesario.

El balance de vida personal y profesional y un buen dormir es necesario.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha