Las Paredes Gritan: El SAT funciona… Sólo si el pedo… Es viral…
Héctor Castillo Berthier

Zona Submetropolitana

94 opiniones • veces leído

Lo que el SAT hace con los pequeños contribuyentes es una estupidez.

blank

Lectura: ( Palabras)

SAT contradictorio

Un joven jalisciense, Daniel Robles Haro, que tiene discapacidad cerebral, fue rechazado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para poder tramitar su Firma Electrónica (FIEL).

Esto ocurrió los últimos días de junio pasado.

Daniel Robles, que es un activista a favor de las políticas de inclusión, acudió al SAT a tramitar su Firma Electrónica… Y el SAT no se lo permitió.

Él se mueve en una silla de ruedas, con un asistente, quien comentó: “El coordinador de la oficina del SAT le explicó que no puede saber a simple vista si es una personas capaz de asumir una responsabilidad como contribuyente”, (Reforma, 29/VI/2022).

Daniel Robles se enojó y publicó en su cuenta de Twitter: “Mi certificado de #discapacidad dice que mi lesión es motora. Y que me comunico con tableros. Y que requiero, por supuesto, un cuidador”.

Y agregó: “Sé que es un hecho que siempre requeriré ayuda física… Pero me gustaría ser reconocido legalmente como una persona capaz de tomar decisiones y adquirir responsabilidades. Y ahora no sé qué hacer”.

En el SAT, le dieron dos opciones: la primera, presentar un dictamen médico que lo faculte como capaz; la segunda, que su madre consiga un dictamen de incapacidad y ella firme como tutora.

Lo mismo le sucedió a él en el INE. En el Seguro Social. En los restaurantes… Toda la gente se dirige a su mamá, o a su cuidador, pero nunca a él.

Pese a ello, el 6 de junio de 2021, acudió a votar como ciudadano mexicano en plenitud de sus derechos… ¿Por quién habrá votado?

El diario Reforma publicó esta noticia (en primera plana) y muy pronto se transformó en un reportaje que siguieron y difundieron muchos otros medios de comunicación.

El caso se hizo viral.

De inmediato, el SAT enfrentó este problema. Lo contactó José Miguel Ricaño Hernández, Coordinador Nacional de Administraciones Desconcentradas de Servicios al Contribuyente.

Una semana después y gracias a la presión de la prensa, Daniel Robles, consiguió su FIEL con el SAT.

Nuevamente escribió en su cuenta de Twitter: “La verdad, lo que pasó en el SAT me afectó mucho en lo personal. Llegué a mi casa. Escribí el hilo para desahogarme y compartirlo con alguien y después me acosté a dormir tratando de olvidarme del asunto”.

“Lo que no esperaba es que tuviera la respuesta que tuvo. Y ahora estoy feliz, creo que esto ayuda a hacer más visibles a personas con parálisis cerebral severa como la mía”, expresó.

Si no hubieran solucionado su caso, Daniel Robles no hubiera podido “formar parte de ninguna empresa”. Tampoco podría aparecer en una nómina. Ni emitir facturas. Ni cobrar por sus servicios como columnista. O conferencista, como aspira a serlo en el futuro cercano.

Todo esto, dijo Daniel Robles: “Limita mi proyecto de vida, que aspira a tener una actividad dignamente remunerada”, (Ibid).

¿Y qué sucede con la demás gente que busca obtener su FIEL con el SAT actualmente?

Algo peor de lo que le sucedió a este colega: ¡Nada!

¿Ha tenido que solicitar la revalidación de su firma electrónica? Para lograrlo, el SAT le indicará una fecha, con hora exacta y el lugar donde debe asistir.

Si ya lo hizo, ¡lo felicito!… Lo consiguió antes de que empezara una desaparición completa del SAT para los cuentahabientes pequeños.

El sistema electrónico del SAT está saturado desde hace más de tres meses y no responde a las solicitudes.

El SAT dejó de dar la FIEL para todas las personas —con excepción de nuestro joven amigo discapacitado que hizo viral su rechazo—.

El SAT no entiende que —como colectividad— estamos saliendo de una pandemia en la búsqueda de la llamada “Nueva Normalidad”.

En el caso de Circo Volador, dos colegas fundamentales del proyecto no han podido tramitar su FIEL personal y por ello —al ser representantes de Circo Volador— tampoco han podido avanzar en ser portavoces de la empresa.

Los problemas originados desde el SAT repercuten en el funcionamiento de nuestras actividades cotidianas.

Son miles de personas que no han podido obtener su FIEL por problemas internos del SAT… Por su falta de atención… Por su inoperante burocracia.

Coincido con el joven López Haro: “Todos tenemos los mismos derechos y deberíamos ser atendidos como tal”.

Por supuesto que si hay una parálisis cerebral como la que él padece, merece de una atención especial, que la obtuvo gracias a que su noticia se volvió viral.

Los demás mortales tendremos que esperar a que el SAT reaccione… O encontremos una forma de viralizar la parálisis de este organismo.

¿Será una estrategia de la 4T?… NPI.

El SAT va por más

Y seguimos con el SAT y el impacto negativo para los pequeños contribuyentes.

El lunes pasado, durante la conferencia mañanera de AMLO, Raquel Buenrostro, Jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT) informó que: “La recaudación a grandes contribuyentes en lo que va de este año aumentó 20.7 por ciento, con relación al mismo período del 2021”, (Reforma, 05/VII/2022)… Y agregó que “da para otro rato más”.

O sea que (sin decirlo) estimó que ya no habrá una reforma fiscal profunda en lo que resta del sexenio.

Para que esté enterado, los Grandes Contribuyentes, son aquellos que declaran ingresos por más de mil 500 millones de pesos al año… Si usted es uno de ellos: “Pos prexta pa’ la orquexta”.

El SAT confesó que le falta “simplificar trámites y mejorar el servicio”.

¡Me-jo-rar el Servicio!… ¿Me estás oyendo inútil?

Lo que el SAT hace con los pequeños contribuyentes es una estupidez.

Aprobación y clamor

Las pruebas son contundentes: el país aprueba al presidente… pero rechaza su estrategia de seguridad.

En 1987, con Miguel de la Madrid, el crimen organizado ya era una amenaza para la seguridad nacional de México.

Han pasado siete presidentes, todos con “nuevas” estrategias… Ninguno ha triunfado.

Medio siglo de políticas equivocadas.

Cientos de miles de muertos es el resultado.

Necesitamos un movimiento ciudadano nacional, que haga viral una propuesta que empuje el cambio… No es imposible.

La Cueva del Delfín

“Si mi muerte contribuye a que cesen los partidos y se consolide la unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro”… Bolívar en su última proclama antes de morir.

¡Vientos huracanados!, si no me cae el SAT-ÉLITE nos veremos por acá la próxima.


Comentarios, quejas y lamentaciones:
Facebook Héctor Castillo Berthier
Email berthier@unam.mx
www.circovolador.org

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha