Serotonina y Bienestar (Primera parte)
Roberto Arriola García
94 opiniones • veces leído

En ocasiones la vida nos conduce por una “Montaña Rusa” de emociones, la cual parece que estamos condenados a experimentarla con estoicismo. Sin embargo, debemos entender que la calidad de la vida que percibimos en gran medida…

blank

Lectura: ( Palabras)


CATEGORÍA: En Perspectiva | Opinión


En ocasiones la vida nos conduce por una “Montaña Rusa” de emociones, la cual parece que estamos condenados a experimentarla con estoicismo. Sin embargo, debemos entender que la Calidad de la Vida que percibimos en gran medida es controlable, porque depende de nuestro entorno, de nuestro estilo de vida y de nuestra determinación por dar la batalla por nuestro propio bienestar.

Lamentablemente tendemos a ocuparnos de nuestro bienestar cuando ya estamos sufriendo las consecuencias de haber llevado una vida desequilibrada, en ocasiones por décadas.

Abordemos un aspecto que podemos controlar razonablemente: el fisiológico. La serotonina (sustancia que está presente en las neuronas y realiza funciones de neurotransmisor), desempeña un papel importante en la regulación de diferentes estados de ánimo y su deficiencia o exceso puede afectar significativamente nuestro estado de ánimo. No siempre podemos controlar las circunstancias externas, pero lo que sucede dentro de nuestros cuerpos definitivamente está en nuestras manos, y con los siguientes 10 consejos podremos aumentar la producción de serotonina en el cuerpo y con ello nuestra sensación de bienestar.

Permítanme hacerlo en dos entregas, aquí van los primeros cinco consejos:

1. Teanina

La teanina es un aminoácido que se encuentra en el té y que penetra en el cerebro y afecta los niveles de neurotransmisores como la serotonina. La teanina tiene un doble efecto en la mejora del estado de ánimo porque, además de aumentar los niveles de serotonina, también causa un aumento en los niveles de dopamina, otra hormona responsable de nuestro estado de ánimo. De modo que si consume café buscando el efecto de la cafeína, bien puede probar con el té negro, que además de ser rico en cafeína tiene el positivo efecto antes descrito.

2. Masaje relajante

Cualquiera que haya recibido un relajante masaje profesional, sabe lo que puede ser y cómo puede hacernos sentir mucho mejor. La relajación de los músculos durante un masaje provoca la liberación de tensión, y también aumenta la producción de serotonina. Además, los masajes provocan una disminución de la hormona cortisol, que inhibe la producción de serotonina en un 30%. Hay que ser cuidadosos al seleccionar en qué manos nos ponemos, pero con un poco de dedicación encontrará un(a) masajista profesional acorde a sus necesidades.

3. Cúrcuma

La cúrcuma también tiene un efecto positivo en nuestro estado de ánimo debido a la curcumina que contiene. En un estudio publicado en 2008, investigadores encontraron que la curcumina aumenta la producción de serotonina y dopamina, lo que ayuda a mejorar significativamente nuestro estado de ánimo.

Este efecto se debe a que la curcumina inhibe la actividad de una enzima llamada monoamino-oxidasa, que descompone los neurotransmisores que estimulan el estado de ánimo, como la serotonina. Cuando la actividad de esta enzima se ralentiza, la descomposición de la serotonina se produce a un ritmo más lento, dejándolo en el torrente sanguíneo por períodos más largos de tiempo y contribuyendo a la mejora de nuestro estado de ánimo. La cúrcuma está disponible ampliamente en el mercado, desde el condimento que puede aprender a adicionar a su dieta o incluso en cápsulas.

4. Vitaminas B

Las vitaminas B desempeñan papeles clave en el cuerpo, como ayudar con el crecimiento, prevenir la escasez de sangre, mantener procesos metabólicos normales y más. En este grupo de vitaminas, hay dos tipos que afectan la producción de serotonina: la vitamina B6 y la vitamina B12. Es importante consumir estas vitaminas en tu dieta, ya que el cuerpo no puede producirlas por sí mismo, y puedes hacerlo comiendo pescado, garbanzos, arroz, papas o tomando suplementos. Aumentar la ingesta de estas dos vitaminas contribuye significativamente al tratamiento de la depresión. Como pueden apreciar, la vitamina B es algo al alcance de la mayoría de los bolsillos, ya sea como alimento o como complemento alimenticio en cápsulas o tabletas.

5. Magnesio

El magnesio es un mineral esencial para el cuerpo, que es responsable de reducir el estrés, regular la actividad neuronal y producir serotonina. El aumento de la ingesta de magnesio en personas con depresión ayuda a mejorar la condición, y también puede ayudar a cualquier persona que quiera “levantar” su estado de ánimo. Agrega magnesio a tu dieta al consumir alimentos como granos integrales, semillas y plátanos.

Con lo anterior pueden notar que la batalla por el bienestar no está perdida. Incluso en el caso de que vengamos de una situación adversa en el entorno o en nuestro interior fisiológico, hay pequeñas medidas que en su conjunto ayudan. Haciendo esto podemos estar seguros de que hemos logrado… Vivir con Sentido.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
3 Comentarios
Más viejo
Nuevo Más Votado
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Salvador Peniche

Un interesantísimo artículo que nos puede ayudar a tener una calidad de vida que hace falta

Lo que opinan nuestros lectores a la fecha

Más de

Voces México