Ser productivo
Roberto Arriola García
94 opiniones • veces leído

Es tiempo de que como mexicanos mejoremos por convicción y por voluntad propia, y dejemos atrás esa filosofía organizacional que tanto daño no ha hecho: “Mejoro sólo si recibo algo a cambio por parte de la organización”.

Imagen: Pixabay.
Imagen: Pixabay.

Lectura: ( Palabras)

Como lo prometido es deuda, estimado lector, aquí algunas reflexiones sobre la productividad y algunos consejos para mejorarla.

Como primer paso, les sugiero establecer parámetros a partir de su propio desempeño. Como lo dicen la filosofía de los Niños Exploradores, en la Ley del Lobato:

El Lobato se vence a sí mismo.

Es tiempo de que como mexicanos mejoremos por convicción y por voluntad propia, y dejemos atrás esa filosofía organizacional que tanto daño no ha hecho: “Mejoro sólo si recibo algo a cambio por parte de la organización”. Ésa no es la filosofía que requerimos para dar el salto cualitativo que necesitamos como país, ni tampoco aporta a la mejora en nuestra calidad de vida. En la mejora de nuestro bienestar, la sensación interna de logro es fundamental. No necesitamos que nadie nos reconozca nada, aunque se agradece. Quien debe reconocer el logro somos nosotros mismos, y a nosotros mismos no hay manera de que podamos engañarnos. El reto es hacer este proceso consciente y actuar en consecuencia. Aquí unas herramientas para lograrlo:

Yoga.
Fotografía: Pixabay.

Medita

Meditar no es asunto de religiosos ni de gurús del yoga. Meditar es una herramienta de vida. Nos sirve para bajar el estrés y enfocar nuestros pensamientos que suelen correr como niños a la hora del recreo. Sirve para enfocarnos en lo relevante en ese preciso momento, establecer un orden y administrar nuestros recursos mentales.

Antes de llegar a prácticas complejas de yoga, considera agendar un espacio para poner tu mente en calma. Hoy en día hay inumerables aplicaciones que te pueden ayudar en dicho proceso y canales gratuitos en Youtube con sonidos estimulantes para apoyarte durante la práctica meditativa.

Orden.
Imagen: Pixabay.

Orden

El orden en la vida es fundamental. Esas lecciones de vida con que nos educaba mamá o la abuela, las hemos dejado de lado, porque ya somos grandes o están pasadas de moda. Grave error. El desorden en nuestro entorno agrega inconscientemente mucha información con la que nuestra mente tiene que lidiar, minimicémosla lo más posible. Limpieza en la habitación; en el bolso de mano; en el automóvil; en el escritorio, nuestro mundo digital (redes sociales, correo electrónico, contactos, fotos, apps).

Productividad.
Imagen: MIT-S.

Toda esa información consume recursos y nos confunde, bloquea nuestra inspiración. Así que depurar el desorden del entorno resulta una experiencia catártica que calma nuestras emociones y permite la inspiración para nuevas ideas y resolución de problemas.

EN PERSPECTIVA, busquemos la productividad y la calidad de vida por propia convicción. Esto debe ser parte de nuestro crecimiento personal, apoyémonos en los recursos disponibles: libros, aplicaciones, etc. No estamos solos en esta lucha por ser mejores. Sólo así, algún día pasaremos de ser lobatos a Lobos.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha

Más de

Voces México