Imagen destino, siglo XXI
Roberto Arriola García
94 opiniones • veces leído

En días pasados, el Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (INEGI) de México liberó, como consecuencia del Día del Niño, sus más recientes datos nacionales sobre la cantidad y condición de la infancia en nuestro país…

Lectura: ( Palabras)


CATEGORÍA: En Perspectiva | Opinión


En días pasados, el Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (INEGI) de México liberó, como consecuencia del Día del Niño, sus más recientes datos nacionales sobre la cantidad y condición de la infancia en nuestro país. Y hay buenas noticias en todo ello, por ejemplo: en México, aún tenemos niños, y muchos.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Intercensal 2015, en México, residen 39.2 millones de niñas, niños y adolescentes, de 0 a 17 años, lo que en términos relativos representan el 32.8% de la población total.

Lo anterior es muy bueno, porque nos permite mantenernos como una potencia manufacturera, por lo menos unos 30 años más. Ahora, hay que hacer lo correcto para que estos actualmente niños gocen de mejores condiciones de vida que las generaciones previas . Yo podría afirmar que en eso estamos, pero que aún hay mucho por hacer.

En 1990, se llevó a cabo la Cumbre Mundial en Favor de la Infancia, en la cual, la comunidad internacional se comprometió a instrumentar acciones encaminadas a proteger y promover los derechos de los niños y niñas, a sobrevivir, aprender y crecer; a desarrollarse y alcanzar su pleno potencial, y ser reconocidos como sujetos de derechos. En esta cumbre se establece que la población infantil es dependiente y enfrenta múltiples peligros que ponen en riesgo su crecimiento y desarrollo: la discriminación, el maltrato y la explotación son sólo algunos ejemplos en los que sus derechos son transgredidos y que los ponen en situación de vulnerabilidad.

Consciente de este contexto, la comunidad internacional coincide en que, al ejercer sus derechos, los niños mejoran sus oportunidades y calidad de vida. México ha colaborado como Estado Parte en la Convención sobre los Derechos del Niño, ha fortalecido sus instrumentos jurídicos y los mecanismos de política pública, que tienen como objetivo generar un contexto de equidad e igualdad, para que toda la población infantil desarrolle sus potencialidades.

niñez mexico

Sin embargo, hay algo de lo cual, el Estado Mexicano y la sociedad en general, nos hemos ocupado poco o nada. Y esto es reelaborar en el “Imaginario colectivo” nuestra propia historia como punto de partida y, no menos importante, la imagen objetivo en términos de bienestar a nivel personal, familiar y social hacia la cual nos dirigimos. Lo anterior, en concordancia con nuestros valores culturales y posibilidades nacionales, que son muy fuertes y muy vastas.

El “Imaginario colectivo” es un concepto de las ciencias sociales, acuñado en el año 1960 por Edgar Morín, que designa al conjunto de mitos y símbolos que, en cada momento, funcionan efectivamente como “mente” social colectiva.

Al momento, hemos consumido e idealizado el modelo cultural de bienestar de los Estados Unidos de América, el cual dista mucho de ser recomendable, cultural, económica, social e incluso ambientalmente.

Es necesario que el Estado Mexicano, bajo la dirección de un proyecto estratégico nacional, y cada uno de los mexicanos, en nosotros mismos y nuestras familias y organizaciones, elaboremos una visión de bienestar congruente y alcanzable para la mayoría, pero no menos importante, acorde a nuestra historia y valores nacionales.

Quizá, el resurgimiento de un nuevo nacionalismo, como consecuencia de las constantes humillaciones del presidente de los Estados Unidos de América; el potencial histórico coyuntural de nuestra economía, y el talento emergente de clase mundial de nuestra gente, con grandes actores como Gael García Bernal y Diego Luna, por mencionar sólo algunos; así como de los excelente cineastas condecorados como Guillermo del Toro, Alejandro González Iñárritu y Alfonso Cuarón, nos brindan la oportunidad de ponernos a trabajar con urgencia en esas imágenes de origen y destino para nuestros niños de hoy.

Lo anterior, aunado a la necesaria inversión en tangibles e intangibles, es lo que nos permitirá diseñar un mundo donde nuestros niños puedan disfrutar de una vida de calidad.

Si hacemos esto podremos estar seguros de que nuestra generación ha logrado… Vivir con Sentido.

REFERENCIAS

Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) 2016. Registro de nacimiento en América Latina y el Caribe: Cerrando brecha. https://www.unicef.org/republicadominicana/resources_35183.html

Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) – Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) 2010. Derecho a la Identidad. La cobertura del registro de nacimiento en México en 1999 y 2009. https://www.unicef.org/mexico/spanish/mx_registrodenacimiento(3).pdf

Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). 2014. Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica, ENADID 2014. Base de datos. http://www.beta.inegi.org.mx/proyectos/enchogares/especiales/enadid/2014/default.html

Zeledón, Marcela. Derecho humano a la identidad y su relación con la niñez. Elementos de la identidad, publicado en la revista jurídica digital “Enfoque Jurídico” el 14 de mayo de 2015.

http://www.enfoquejuridico.info/wp/archivos/2643

Morin, Edgar (París, 8 de julio de 1921), de nacimiento Edgar Nahum, filósofo y sociólogo francés de origen sefardí.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha

Más de

Voces México