¡Qué bonita familia!
Luis Ramón Carazo

Ocio y Negocio

94 opiniones • veces leído

Los taurinos, cada uno a su estilo, nos oponemos a claudicar contra el embate de suprimir los festejos, pero la falta de solidaridad de muchos de los actuantes más importantes, nos debe llevar a entender…

Lectura: ( Palabras)


CATEGORÍA: Ocio y Negocio | Opinión


¡Qué bonita familia! Diría un cómico muy famoso conocido con el mote de Pompín Iglesias, colombiano naturalizado mexicano y que aquí en su segunda patria, dejó el legado de su afable humor blanco en su principio como pareja de Nacho Contla, lo cual se puede constatar en los canales de películas mexicanas y programas antiguos de cómicos.

¿Por qué  lo traigo a colación? Porque con el nombre de “Familia Taurina” se reconoce a los profesionales del toreo y a los aficionados de ultranza.

¿Qué pasó? Que la semana fue de sentimientos encontrados.

Por un lado, se anuncia un capítulo más de Tauromaquia Siglo XXI ahora en San Luis Potosí, lo cual habla de que se avanza en ordenar la defensa del arte taurómaco pero, por el otro, sale a luz pública el que las novilladas en Cinco Villas, organizadas por Luis Marco Sirvent y su familia, vivieron el sábado 1 de julio de 2017, según el empresario, el último festejo en beneficio de la Casa Hogar la Divina Providencia, por sentirse dolidos con los estamentos profesionales.

De acuerdo a la opinión de la familia Marco, más que contribuir, siempre ponen trabas a la celebración de novilladas en su primoroso coso del Estado de México.

Noticias como la anterior nos demuestra que no entendemos lo importante que resulta unirse cuando las presiones son muy fuertes para terminar con una de nuestras más bellas tradiciones, además, con el peligro latente de que, por la paupérrima celebración de novilladas, el porvenir de los toreros mexicanos se vea negro.

Cinco Villas, siempre programa encierros serios en sus festejos y además no les cobra como algunos vivales sí lo hacen a los actuantes, contribuyendo a su formación.

Y, perdón, pero le sigo. Ahora con una perla de España, ¿cómo es posible que en Albacete, según una nota sobre la corrida de ASPRONA (Asociación para la Atención de Personas con Discapacidad Intelectual y sus Familias) que se celebró el 11 de junio de 2017 en Albacete, los tres toreros y el ganadero se llevarán el 101% de lo recaudado en taquilla, sólo salvándose del déficit la asociación sin fines de lucro porque hubo otros ingresos que permitieron que no se fuera de vacío, entre otros los de derechos de televisión.

Los taurinos, cada uno a su estilo, nos oponemos a claudicar contra el embate de suprimir los festejos, pero la falta de solidaridad de muchos de los actuantes más importantes, nos debe llevar a entender claramente, que si se está tratando de conservar la tradición será para beneficio económico de unos cuantos matadores que respetando lo que se juegan en cada actuación, su propia vida, desafortunadamente, se hacen de la vista gorda para contribuir con recursos a su defensa.

Es sabido que la gran mayoría de los ganaderos mantienen sus hatos, más por afición que porque sea rentable hacerlo.

Del aparentemente lejano José Tomás, sabemos por fuentes ajenas a su menda, de los grandes actos de su generosidad sin que él busque hacerlos públicos. Gracias a su mecenazgo, hay quienes reciben hasta hoy su mano amiga dentro y fuera del ámbito de los toros.

Por ello es que escribo estas letras para que reflexionemos todos quienes somos más destructivos para el futuro del toreo que los propios anti-taurinos, recordando aquellas famosas letras del genial Martín Fierro, obra del siglo pasado del militar y escritor argentino, José Hernández:

Los hermanos sean unidos porque ésa es la ley primera. Tengan unión verdadera en cualquier tiempo que sea, porque si entre ellos pelean, los devoran los de ajuera.

Así o más claro, querida familia.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de

Deja un comentario

Lo que opinan nuestros lectores a la fecha

Más de

Voces México