El Soro
Luis Ramón Carazo

Ocio y Negocio

94 opiniones • veces leído

El Soro

Lectura: ( Palabras)


CATEGORÍA: Ocio y Negocio | Opinión


El Soro se casó en México y varias veces al año viene a Tijuana con la familia de Hernando Limón, su cuñado, cuya ganadería se ubica en Tecate, Baja California, en el rancho Santa Alicia y la divisa es verde limón, naranja y rojo.

Hace 15 días, en La México, encontré a Hernando y al Soro con la grata sorpresa de que ya pude ver caminando con normalidad al valenciano, las dolencias en sus rodillas le obligaron a dejar el toreo y sabía por Luis Alonso, mi hermano, muy amigo de ellos y que vive en Tijuana, de las múltiples operaciones a las que se sometió Vicente y verlo mejor fue una alegría.

A final de 2011 me llamó mi hermano para platicarme de la tienta en Santa Alicia dirigida por Vicente y emocionado me comentó que el Soro toreó las becerras con el sello de variedad en el capote y la muleta que lo caracterizó en su carrera taurina, lo cual me hizo ver claro el milagro en la vida de encontrar lo que a cada quien le gusta y hacerlo.

Sirvan estas líneas para un torero muy importante de la historia, algo debe haberle visto Antonio García El Chihuahua, quien confirmó el Primero de enero de 2012 en La México y se deja ir al toro con la alegría que lo hacía el valenciano en banderillas; cortó una oreja muy merecida del toro de su confirmación de San Marcos, de nombre Ambicioso. ¡Cómo se mostró Toño toda la tarde!

Por lo pronto un abrazo a El Soro y que sepa que en México su trayectoria brillante por los ruedos no nos pasa desapercibida, un abrazo también a Hernando Limón y de refilón a mi querido hermano cronista y juez de plaza.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de
0 0 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinamos en México a la fecha
Luis Ramón Carazo
Luis Ramón Carazo

Ocio y Negocio


( Palabras)

En Guadalajara el 13 de marzo de 2022 en la plaza Nuevo Progreso, Miguel Aguilar dio la nota grande al salir en hombros de la afición, con un par de trofeos de un buen toro de Fernando de la Mora y así, dio un golpe en la mesa –como coloquialmente decimos– demostrando que apostar por los matadores de reciente alternativa, es una buena apuesta. La semana pasada fue su colega Héctor Gutiérrez, en el mismo coso tapatío, el triunfador y así, poco a poco se va tejiendo el futuro de nuestro toreo.

Los compañeros de cartel de Miguel pusieron un gran esfuerzo, tanto Leo Valadez como El Payo –este último sufriendo un percance impresionante que, los médicos están paliando y que fue muy doloroso, afortunadamente, menos grave de lo que parecía– en tarde en la que el público vivió una corrida con tintes de triunfo y drama.

Mientras tanto, el mismo día en la mañana mexicana, por la pantalla fuimos testigos de la primera corrida de la feria de fallas de Valencia –que tenía dos años de no celebrase– y en ella, los toros de Victorino Martín dieron pauta sin ser lo que su criador busca –de acuerdo con sus propias palabras– sin embargo, en la que disfrutamos momentos de lucimiento, particularmente de la actuación de Daniel Luque, que anda como navaja de barbero, bien afilado. Solamente por las fallas en la suerte suprema, en el segundo de su lote, no se fue en hombros, pero si, con una oreja en la espuerta, del primero.

Sus colegas de cartel, Román ahora en su toreo más asentado y Ferrera variado como acostumbra, ambos con momentos buenos, sin poder redondear sus actuaciones en la suerte suprema.

En los tendidos de la plaza, las cámaras pasaron la imagen de Eloy y El Soro, con sus esposas Mary y Eva Rogel, ambos con sus parejas muy atentos, a lo que pasaba en el ruedo. A nuestro paisano brindó Román, el sexto de la tarde como reconocimiento a quién, en España, triunfo en toda la línea. A su lado quién, es motivo de gran reconocimiento por sus cuarenta años de alternativa. Un par a todo dar, diríamos coloquialmente.

Al final de la corrida valenciana, declaró Victorino que, los ganaderos están cobrando por sus toros lo mismo que hace treinta años y se refirió a la inflación galopante que, ha elevado los costos de los alimentos del ganado y desde luego, la pandemia que arrasó con el campo bravo en todos los países taurinos, lo cual, pone en difícil situación a los criadores de toros de lidia y nos provoca a reconocer su devoción por la continuidad del toreo.

Esperemos que la puesta en marcha de los festejos taurinos, en los distintos países, permita ir regularizando el entuerto y seamos testigos a futuro, de la recuperación de la convivencia en sitios públicos, en este caso, en las plazas de toros, lo añoramos después de tanto tiempo de encierro.

Y regresando a Eloy, un recuerdo y un abrazo a la familia de Tomás Boy, hace algunos años cuando fuimos compañeros en la radio y la televisión, me comentó que El Jefe que había entrenado con Eloy el toreo en el ruedo, de la plaza del Toreo de Cuatro Caminos –hoy centro comercial– y que al final jugaban una cascarita con las porterías ubicadas en los burladeros.

Lo platiqué con Eloy y me comentó que lo recordaba claramente, a mediados de los sesenta del siglo pasado y como en la cancha, tendían las maneras de Tomás al toreo fino, finalmente sabemos lo que fue en el fútbol y quedé como anécdota en el recuerdo de quién, hace unos días hizo el paseíllo a la Gloria.

Finalmente hay que destacar la brillante actuación, según nos platican nuestros amigos de Aguascalientes, de José María Mendoza con una interpretación del toreo muy sentimental, que le valió para una vuelta al ruedo como premio a su actuación, con un novillo de José Julián Llaguno, en la bellísima plaza de San Marcos.

Así las cosas, el toreo avanza y parece que con paso firme; quienes lo valoramos, saberlo, nos pone de buenas.

Más columnas del autor:
Luis Ramón Carazo
Luis Ramón Carazo

Ocio y Negocio


( Palabras)

En Apizaco, Tlaxcala, el sábado 5 de marzo de 2022, casi un lleno y astados; 4 de San Isidro, 3 de José María Arturo Huerta y uno de Montecristo; al final con dos trofeos en cada espuerta, en hombros El Zapata, Sergio Flores, Luis David. Su hermano Joselito, uno, según rezan las crónicas locales.

En Guadalajara, el 6 de marzo de 2022, se lidiaron cinco toros de Arroyo Zarco y uno de Bernaldo de Quirós -que sustituyó al tercero que se lesionó la encornadura- quinto y sexto los de más calidad, en especial este último, fue de vuelta al ruedo en honor a sus restos. Héctor Gutiérrez tres trofeos y en hombros, Paco Ureña dejó buen sabor de boca en su primero en el coso de Nuevo Progreso y Sergio Flores un trofeo.

En Aguascalientes el 6 de marzo, con una novillada de Pozo Hondo, fue el quinto que cumplió el adagio de no ser malo, fueron premiados sus restos con vuelta al ruedo y el triunfador lo fue Arturo Gilio que, recibió los máximos trofeos del quinto, va que vuela para su alternativa, José Miguel Arellano quién, pechó con tres astados, por la lesión de Sosa, en el primero, ovaciones.

Sosa fue cornado en el primero, pero con valor, salió de la enfermería a lidiar con el sexto.

Agradable noticia es que se recupera con bien, el matador yucateco André Lagravere “El Galo”, de las graves cornada sufridas, el pasado lunes 28 de febrero en la corrida de carnaval, celebrada en Tecolotlán, Jalisco. Espero que, en poco tiempo esa afición que le bulle, lo lleve a reaparecer en los ruedos, por lo pronto está anunciado en Tijuana con Antonio Ferrera y Leo Valadez, lidiando toros de San Miguel de Mimiahuapám, el 27 de marzo próximo.

Y que, decir del matador de toros valenciano, Vicente Ruiz, El Soro, nació en Foios, España, el 30 de mayo de 1962, vistió su primer traje de luces en 1977, debutó con picadores el 19 de agosto de 1979, en Valencia, alternando con Andrés Blanco y Luciano Núñez, con novillos de Flores Albarrán. Recibió la alternativa en Valencia, el 14 de marzo de 1982, de manos de Paco Camino que, le cedió el toro Agraciado, de Torrestrella, en presencia del español Pepe Luis Vázquez (hijo).

blank
Vicente Ruiz Soro, más conocido como “El Soro”, es un torero español.

Confirmó en Las Ventas, de Madrid, el 21 de mayo de 1982, de manos de Rafael de Paula, en presencia de Pepín Jiménez, con el toro Empañado, del Marqués de Domecq, vino a México en 1988, debutando en Guadalajara, Jalisco, el 13 de noviembre.

Hace algunos años me platicó mi hermano Luis Alonso, periodista y juez de plaza de Tijuana, dónde radicó hasta su paseíllo a la Gloria, de la gran amistad que le unía a Vicente y le decía que, se estaba preparando para una posible reaparición, lo cual, por su mermada condición física era impensable.

El Soro tiene a sus hijos, del matrimonio con la hija del ganadero Hernando Limón y va pues, que el año pasado lo convirtió, una de ellas en abuelo.

Vicente Ruiz dice que, los toreros son “seres de otra galaxia” y lo demuestra, porque he aquí un hombre que después de pasar tres años confinado en una silla de ruedas, (precedidos de otros diez con muletas) regresó a la plaza de Valencia, en las Fallas, para actuar en un cartel muy rematado, alternando con Enrique Ponce, así como José María Manzanares, el 16 de marzo de 2015, con toros de Juan Pedro Domecq.

En el ruedo se le vio pleno y satisfecho, le tocó un toro ideal para su condición física, de la ganadería de Juan Pedro Domecq, que le permitió hacer una faena completa, una media, las banderillas y una serie de naturales quedan para el recuerdo, se llevó una oreja y al final lo sacaron en hombros por la puerta de cuadrillas, al no haber conseguido la segunda para cumplir con el reglamento taurino, para salir por la puerta grande, pero quién, se fija en esas minucias, cuando lo que se fue en volandas de la afición valenciana, fue el deseo de vivir del torero, de comer buñuelos, como lo dijo en la entrevista que le hicieron en la televisión.

Aquella actuación, nos muestra claramente el mensaje de tomar una idea con ilusión, enamorarse de ella y conseguir después de muchos años, darse el gusto de reaparecer en dónde claramente es un ídolo.

Desde la década de los noventa trabaja como periodista y comentarista de toros, en los programas y espacios específicos que, la televisión y la radio valencianas dedican al mundo de los toros. Aporta su visión como profesional y gran conocedor de los toros. Toros, donde el Soro se puede escuchar por todo el planeta y tiene una gran audiencia.

Estamos pues, a las puertas del aniversario de su alternativa y da pie a recordar la carrera de una figura del toreo y que hoy día, en los medios se ha ganado un sitio por su vehemencia, a la hora de charlar de toros, en complicidad con su actual esposa Eva Rogel.

Desde México, le deseamos un gran aniversario al maestro que, ahora también ya toca la trompeta con gran armonía y estilo. Larga vida ilustre, como él acostumbra desear cuando a cuantos, nos comunicamos.

 Y para cerrar José Tomás, con cuatro toros en solitario reaparece en Jaén, el 12 de junio, con astados de diversas ganaderías y no dejar de mencionar que, hace unos días Tomás Rufo, en un festival en Ciudad Rodrigo, dejó una estela de buen toreo, que presagia una latente figura. Que así sea y suerte para todos.

Más columnas del autor:
Luis Ramón Carazo
Luis Ramón Carazo

Ocio y Negocio


( Palabras)

El viernes 17 de diciembre de 2021 en Puebla el empresario de la plaza El Relicario Pedro Haces Barba, junto con el torero valenciano de Foyos, “El Soro”, develaron una placa conmemorando que, hace 33 años El Soro, David Silveti y Jorge Gutiérrez y toros de Reyes Huerta, inauguraron el coso poblano.

Vicente Ruiz, que es el nombre de pila de la gran figura del toreo, felizmente vino a México a convertirse en abuelo a través de su hija que radica en Tijuana, sea enhorabuena. En Puebla interpretó con la trompeta varias melodías y le fue brindado un toro por Jerónimo, quien va en campaña de despedida de los ruedos. La radiante personalidad del valenciano brilló en la capital que es una joya arquitectónica.

En la corrida de diversas ganaderías se distinguió la de Torreón de Cañas y a hombros se fueron Jerónimo y El Zapata ante una buena entrada.

plaza El Relicario Pedro Haces Barba y El Soro, develan placa
Foto: Burladero.
El Zapata y Jerónimo en la Plaza El Relicario, Puebla
El Zapata y Jerónimo en la Plaza El Relicario, Puebla (Foto: Voy a Los Toros).

En Querétaro el 18 de diciembre de 2021 se celebró una corrida de toros con astados de Begoña, dando el mensaje de que tal vez la plaza Santa María no pasará a ser centro comercial ‒como se rumoró‒, uno de los más bellos cosos taurinos de México.

Solitario trofeo se llevó el torero de Aguascalientes, Leo Valadez, y ahora el 25 de diciembre se llevará a cabo la corrida tradicional navideña con toros de Fernando de la Mora con el torero a caballo José Funtanet y la despedida de Jerónimo con José Mauricio y El Payo en el cartel.

En la semana el empresario taurino Pablo Álvarez, mejor conocido como “Palillo”,anunció tres actuaciones de Morante de la Puebla: en Juriquilla el 14 de enero de 2022 con toros de Barralva, en mano a mano con Joselito Adame; el 15 en San Luis Potosí con el torero a caballo Jorge Hernández Garate y El Payo con toros de la Punta; y el 16 en Tlaxcala con El Zapata y Sergio Flores con toros de diversas ganaderías tlaxcaltecas.

Cartel toros Querétaro Diciembre
Imagen: InfoTauro.

Morante fue el líder del escalafón europeo, con base en la inspiración y la técnica taurómaca, logrando una temporada memorable; será una gran oportunidad de verle con los nuestros en plazas mexicanas.

Por otro lado, en Santiago Cuautlapan, en Cinco Villas, Luis Marco Sirvent, su esposa Lucero Domínguez y su hija, celebraron 10 años de presentar diversos festejos taurinos, el cortijo lleva el nombre de la población zaragozana donde nació el padre de Luis y con gran altruismo, además de inagotable afición, han presentado incansablemente festejos taurinos de toda índole.

Se corrió un encierro de José María Arturo Huerta con las actuaciones de Finito de Córdoba, Curro Díaz ‒el triunfador con un trofeo‒, Fermín Rivera y Arturo Saldívar en corrida celebrada el 19 de diciembre de 2021.

Curro Díaz
Curro Díaz (Foto: Cultoro.es).

En fin, que se mueve el toreo y eso es lo importante para quienes lo amamos.

Y cierro con el recuerdo de uno de los toreros que Madrid más admiró y lo vio siempre con el sello de maestría. Me refiero a quien la semana pasada partió a la Gloria, Ángel Teruel, el gran espada vino a confirmar a la México el 14 de diciembre de 1969, de manos de Manolo Espinosa, el inolvidable hijo del gran Maestro y que ésa fue su temporada estrella en La México y el testigo el valentísimo, Toño Lomelín, con toros de Reyes Huerta. Allá en el infinito se encontrarán los tres.

Habrá muchos festejos taurinos hacia el fin de año y ya los iremos platicando. Felices fiestas.

Más columnas del autor:
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha