Cuatro caminos
Luis Ramón Carazo

Ocio y Negocio

94 opiniones • veces leído

Los toros de Cuatro Caminos bien presentados de encaste Rancho Seco, San Mateo y Santa Coloma, fueron extraordinaria materia prima para cerrar la triunfal Temporada Grande 2011-2012, con gran calidad […]

Lectura: ( Palabras)


CATEGORÍA: Ocio y Negocio | Opinión


Los toros de Cuatro Caminos bien presentados de encaste Rancho Seco, San Mateo y Santa Coloma, fueron extraordinaria materia prima para cerrar la triunfal Temporada Grande 2011-2012, con gran calidad en la mayoría, con codicia en la embestida, particularmente el quinto de la tarde, Conchito de nombre, en reconocimiento a Concho que maneja el ganado de lidia en la México y para los que lo desconocen, único esquiador en tierra cuando de aplanar el ruedo se trata al montar sobre un madero que va con una cuerda tirada por la camioneta.

La entrada fue magra y los ausentes se perdieron de un encierro que será fuerte candidato a ser el mejor de la temporada, por esa razón salió en hombros Sergio Hernández Weber al lado del emotivo torero de Aguascalientes Fabián Barba, quién con base en su bien cimentado conocimiento de la lidia, fue el que mejor aprovechó las condiciones de la lidia de los toros tlaxcaltecas, para llevarse tres orejas y el reconocimiento del público.

Sus compañeros de cartel, con menor número de festejos toreados, pusieron todo de su parte para triunfar, una oreja se llevó Christian Ortega por un trasteo bien estructurado y otra Víctor Mora, quién aunque tardó para entender las embestidas del cierra plaza, con la izquierda logró muy buenos muletazos, escuchó dos avisos pero aún así al final obtuvo una oreja por su tesón.

Con hechuras y trapío, cuatro con Conchito propiciaron buenos momentos. Luego unos fueron a mejor y otros  2 no, pero fue aprovechable y sobre todo, la antítesis de la monotonía del toro light.

Más columnas del autor:
Todas las columnas Columnas de

Deja un comentario

Lo que opinan nuestros lectores a la fecha

Más de

Voces México