Tijuana

Con la Revolución a todo mecate, José Nonaka no le quedó otra más que entrarle a meter cuchillo a destajo.

Lo que opinan nuestros lectores a la fecha