“Y” de Inclusión Social

Mi propuesta va en el sentido de por lo menos atenuar la polarización pensando y actuando en términos de inclusión —la cual une, acerca— y no de disyunción —la cual separa, distancia—.

Imagen: Qmayor.
Imagen: Qmayor.

Redacción

Lectura: ( Palabras)

Por Paulina Latapí Escalante.

Facultad de Filosofía, Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

Peligrosa característica del momento presente es la polarización. En los ámbitos políticos, sociales, económicos y sociales han surgido posturas contrarias, antagónicas, intolerantes y aun destructivas, al no valorar justamente la postura del otro u otra.

Mi propuesta va en el sentido de por lo menos atenuar la polarización pensando y actuando en términos de inclusión —la cual une, acerca— y no de disyunción —la cual separa, distancia—. Y la planteo, en el presente texto, con ocasión en el contexto de las enseñanzas que debemos obtener de la pandemia y considerando la gran cantidad de ciberconferencias que se han impartido e impartirán este año por los quinientos años de la conquista española.

Entre los antecedentes de la propuesta se incluyen los sentimientos asociados a la victimización expresados por mis alumnas y alumnos indígenas: el enojo, o incluso la ira, que dan lugar a un estado de ánimo de resentimiento por sentirse tratados injustamente en el ayer y en el hoy. Esto es explicable porque sienten llevar a cuestas siglos de sometimiento y violencia. Su lectura de su pasado está impregnada de frases como “nos conquistaron”, “nos destruyeron” y “han atacado y matado a nuestras culturas y lenguas”. Y tienen la razón si consideramos algunas cifras. Al momento de la conquista española había alrededor de 200 lenguas originarias; tras los tres siglos de dominación, después de guerras, pestes y otros dolorosos procesos, a finales del Virreinato sólo prevalecían 160 lenguas. Ahora bien, el atroz ataque a nuestra diversidad lingüística tuvo lugar en el siglo xix, cuando el Estado mexicano buscó erradicar las lenguas originarias a fin de construir nuestra identidad fincándola en el español, establecido en ese entonces como la “lengua nacional”. A mediados del siglo xix, el 65% de la población hablaba una lengua indígena; hoy, datos del censo del 2020 indican que, como máximo, 6.1% de la población es hablante de alguna de las 68 lenguas originarias actualmente sobrevivientes. Queda claro que no fue la Conquista la causante de esa pérdida, sino procesos más actuales cuyas secuelas están presentes en la discriminación étnica que aún persiste respecto de la población indígena.

inclusión en comunidades
Imagen: Graffica.

Es esa la razón de mi propuesta para que de manera contundente se dignifiquen las culturas indígenas y sus lenguas, que se les haga justicia, desde un pensar y un actuar de unión —expresado por el significado de la conjunción copulativa y—, no desde un pensar y un actuar de separación —expresado por el significado de la conjunción disyuntiva o—. Podría ejemplificarlo en diversos ámbitos, aunque por razones de espacio enuncio tan sólo tres.

En primer lugar, no polarizar a los protagonistas pasados y actuales de nuestra historia en héroes o villanos, sino concebir nuestra historia de modo incluyente: somos ciudadanas y ciudadanos; somos en la historia, en esta realidad propiedad de todas y todos, no de un grupo que se legitima (cualesquiera que sean sus intereses e ideología), en esta realidad incluyente repleta de y.

En segundo lugar, excluir la disyuntiva de llevar a cabo, en español o en una lengua indígena, los procesos de enseñanza y de aprendizaje en las comunidades indígenas, o de emplear en ellos una lengua indígena como primera o segunda lengua. Propondría que en todas las escuelas del país se enseñaran simultáneamente una lengua indígena y el español. Ciertamente, cada una de las lenguas originarias posee una riqueza cultural inmensa que es parte de nuestra identidad nacional, de modo que el contexto nacional puede ser considerado su contexto propio y, por consiguiente, pueden ser aprendidas y enseñadas en relación con el español. Ante la deuda histórica de carecer de profesorado especializado en lenguas originarias, se podría comenzar al menos por sensibilizar a la población en general respecto de ellas, mediante todo libro de texto, todo letrero en escuela pública o privada, en cada oficina, terminales de autobús, aeropuerto, y fundamentalmente en los espacios oficiales virtuales, pues ello visibilizaría la presencia de pueblos originarios pasados y actuales. Además, dotaría a cada estudiante con elementos para facilitar la adquisición de otras lenguas necesarias como lo son, por ejemplo, el inglés o el chino y para su crecimiento intelectual y social. Ignacio Morgado, director del Instituto de Neurociencias de la Universidad Autónoma de Barcelona, ha dado cuenta de los beneficios del bilingüismo para el cerebro y para la socialización. Podríamos, así, aprovechar nuestra riqueza lingüística para la mejora cognitiva y emocional en la educación.

Inclusión
Imagen: Dreamstime.

En tercer lugar, considero que las acciones en pro de las lenguas habladas actualmente en México han de sumarse con miles de y; por ejemplo: conjugar el academicismo y las variantes dialectales (tanto del español como de las lenguas indígenas hablados en México) y la diversidad lingüística. En días pasados tuvimos la oportunidad de asistir virtualmente a múltiples actividades realizadas en sitios aún muy lejanos de nuestro lugar de residencia – verdaderas fiestas– en las que conferencias de académicos indígenas y “mestizos” de alto nivel, se realizaron a la par de rituales, música, teatro, poesía, documentales y otras vías de celebrar la pluriculturalidad y la diversidad lingüística. Fue un signo de que las polarizaciones políticas y académicas pueden superarse cuando lo que nos une —la pandemia lo ha dejado claro y nos ha posibilitado participar en cibereventos de profunda reflexión— nos interpela para pensar y actuar en términos de y, no de o.

Otro título de la autora: “Corona para docentes”.

Temas de interés:
Todas las columnas Otras noticias de
4.3 4 votos
Calificación del artículo
Subscribir
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Lo que opinan nuestros lectores a la fecha